La torre

28 f, 16

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

Málaga 29 de agosto de 2016

 

m.montescleries@telefonica.net

 

LA TORRE

 

Desde el primer momento en que pude ver imágenes del terremoto del Lacio italiano me impacto la permanencia de la torre de la iglesia y sus relojes parados.

 

Amatrice es una bella localidad sita en una zona montañosa del centro de Italia, que triplica en verano el número de sus habitantes. Un pueblo muy parecido a muchos de la Axarquía. Hoteles de verano, bares, un restaurante famoso y casas rurales, se llenan durante el estío de cansados habitantes de las grandes urbes que buscan paz y tranquilidad.

 

Pero el centro de Italia –como el sur de España- tiene un suelo inestable. No se que lío con las placas tectónicas, que se empujan más que los diputados, les hacen proclives a terremotos que, aquí no somos japoneses, arrasan viviendas construidas de madera y barro. O de ladrillos vistos y vistosos pero ineficaces. O de escuelas reformadas a base de presupuesto público que se caen como castillos de naipes.

 

El terremoto ha destrozado Amatrice. Lo único que ha aguantado es la torre de la iglesia del pueblo. Con un reloj parado a la misma hora en que se han detenido las vidas de muchos de sus habitantes. No se como, pero en los movimientos sísmicos siempre quedan en pie las torres.

 

 

¿La buena noticia de hoy? Una vez más la solidaridad se pone en marcha. Veo como embarcan bomberos malagueños, con sus perros especializados en búsquedas, rumbo a Italia a dar la talla una vez más. El pueblo asiste consternado a una desesperada búsqueda de supervivientes. La verdadera buena noticia sería que hubiera previsión, no lamentos.

 

El mundo sigue. Los políticos siguen avergonzándonos mientras se dan tortazos en nuestras caras. Continúan salvando su ego mientras presumen de amor al país. El reloj de nuestra democracia se paró demasiado pronto. Los currantes han dejado paso a los mangantes. La historia se repite. Se repiten hasta los terremotos. Pero la torre de la Iglesia latina nos sigue indicando que debemos mirar más hacia arriba y menos a nuestro entorno destruido por la mala leche.

 

 

 

 

 

EL SEGMENTO DE PLATA

Por Manuel Montes  m.montescleries@telefonica.net

 

Málaga 25 de agosto de 2016

LA DEFENSA DEL SACERDOTE

La gente de la calle tiene una tendencia ancestral a resaltar los defectos y a ocultar las virtudes de los curas.

 

Existe un morbo especial en transmitir sus errores, incluirlos en los chistes y meterlos a todos en el mismo cesto… si este es negativo. Sin embargo, cuando profundizas en el tema descubres que en la vida de casi todos nosotros, algún religioso ha sido determinante en la vocación profesional, la vida familiar o personal. Todos tenemos en nuestra mente aquel santo varón que nos acompañó y aconsejo o aquella monja que fue nuestra amiga más auténtica.

 

Yo, afortunadamente, he vivido siempre cerca de algún cura. Desde que a los once años mis padres me llevaron a la Congregación de los Estanislaos, en la residencia de los jesuitas malagueños, pasé después a los Luises y, poco antes de casarme participé de un Cursillo de Cristiandad.

 

En dicho Movimiento de Cursillos, en el que todavía colaboro, después de cuarenta y seis años, he tenido la oportunidad de conocer a todo el clero malagueño, muchos españoles y algunos foráneos. Me he encontrado con todo tipo de personalidades y formas de entender la vida y la religión. Pero con todos, repito, con todos he encontrado el punto de encuentro, mirar hacia Jesús en vez de mirarnos a nosotros.

 

He iniciado esta reflexión con una de las partes de un viejo rollo de Cursillos ya desaparecido, se trataba de la defensa del sacerdote. En un momento determinado, uno de los seglares que dirigían el cursillo hacía una defensa documentada ante el ataque feroz de la sociedad ante el clero.

 

Creo que no es necesario defenderlos. Tan solo decir la verdad. “Por sus hechos los conoceréis”. He convivido con algunos “petardos” –entre los cuales, a veces, me incluyo- y disfrutado de la amistad de muchos, muchos, sacerdotes y obispos excelentes. No voy ahora a redactar la nómina de los mismos. Están en el pensamiento y el corazón de sus feligreses, pero voy a resaltar el último fallecido: Alfonso Fernández Casamayor, un cura de mi quinta -tengo quince días más que él- con quién tenía amistad y cercanía. Comentaba mis escritos y me apoyaba en cualquier trabajo profesional que tuviera que hacer en la Catedral. Le he hecho varias entrevistas para la tele, la última, estas Navidades pasadas con motivo de la instalación del Belén en el atrio del templo catedralicio y en ellas ha transmitido evangelio puro.

 

Ayer me llamaba un ex alto ejecutivo de una entidad bancaria, poco religioso, por cierto. Me comentaba como le había impactado su relación “comercial”  que se había convertido en personal con D. Alfonso y cuanto sentía su fallecimiento.

 

No me enrollo más. Con curas como los que he convivido creo que es innecesaria la “defensa del sacerdote”. La gran mayoría de ellos no se jubilan y mueren con el evangelio en su vida.

 

esperanza

LA BANDERA

21 f, 16

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

Málaga 22 de agosto de 2016

 

m.montescleries@telefonica.net

 

LA BANDERA

 

Esta semana he compensado todos los cabreos que me ha producido la vergonzosa actitud de muchos ¿españoles?-¿deportistas? despreciando nuestra bandera que, queramos o no, nos representa a todos.

 

Sin embargo, un cubanito y un locutor de radio me han hecho reconciliarme con una profesión a la que he llegado tarde, pero a la que adoro, y conocer a un modesto corredor velocista que no sabía como agradecer lo que le habíamos ofrecido en España mientras no cesaba de besar nuestra bandera entre sollozos.

 

Ya basta de envidiar a esos ciudadanos de otros países que miman y veneran su enseña, cantan su himno y mantienen un respetuoso silencio mientras escuchan el de otras naciones. Nosotros, desgraciadamente, quizás nos faltan letristas o ganas de mojarnos, por lo que no tenemos letra en nuestro himno. Parece que nos da vergüenza glosar nuestro país. Que “bergoña”. Pero nos queda la oportunidad de reivindicar nuestro orgullo de ser españoles.

 

He sido muy feliz durante el desarrollo de estos juegos olímpicos. Me han hecho saltar las lágrimas un cubanito, una simpatiquísima cántabra y una chiquilla andaluza que es muy grande. Y sobre todo el seguimiento de los medios, TVE y la Cope me han puesto en Brasil, sin miedo a los atracos y lleno de locutores con corazón, muy cerca de nuestros compatriotas, que no son los mejores, pero son los nuestros.

 

A lo largo de mis diez años ante los micrófonos se me han humedecido los ojos y hecho un nudo en la garganta ante los entrevistados en algunas ocasiones. Creía que era un grave error. Hoy creo que no. Es bueno que los españoles demostremos nuestros más nobles sentimientos y busquemos lo que nos une.

 

¡Qué buena noticia nos ha dado ese cubanito de Cienfuegos, Yidiel Contreras! Nos ha devuelto a la realidad. Ser españoles es, como mínimo, tan bueno como ser de cualquier otro país. Fuera complejos. Viva España.   España es diferente

 

 

 

 

 

 

Parejas

17 f, 16

EL SEGMENTO DE PLATA

Por Manuel Montes  m.montescleries@telefonica.net

 

Málaga 18 de agosto de 2016

PAREJAS

A mí me gusta más la palabra matrimonio. La palabra pareja se refiere más a uniones temporales –de quita y pon- que a las que se contraen para toda la vida.

 

Me hago esta reflexión después de leer uno de los “copos” de mi amigo y compañero de “cartel” José García Pérez publicado bajo el título de “aunque la muerte nos separe… o no”. En el citado artículo Pepe hace una glosa de la vida en pareja empezando por unos pajaritos y acabando en su propia experiencia.

 

Me ha encantado. A mí también me ha puesto tierno. El artículo no es más que el reflejo de una vida compartida que es ejemplo para todos los que le conocemos. Me ha hecho recordar las palabras de nuestro común amigo Pepe Jiménez cuando desde la última etapa de su vida decía “le pido a Dios que vivamos mucho tiempo juntos y que no nos deje vivir nunca separados”.

 

Le pido a nuestro buen Padre Dios que os permita compartir muchos años de vida, en la que en otros tiempos el Diputado Pérez ha tenido momentos de gloria efímera, pero que no son nada, comparados con la que para mí tiene su actitud actual de amor y dedicación. Tú, que dudas tanto de tu fe, me das ejemplo de esa “fe del carbonerillo”, en el amor de cada día que tantas veces hemos proclamado tju y yo a quién nos quisiera escuchar. Tú, aunque ya no predicas, sigues dando trigo.

 

Parejas, matrimonio, consortes… que más da. No es cuestión de palabras sino de hechos. Las anchoas, el rape y el Rueda son hechos. Pepe y Rosi sois ejemplo de un segmento de plata –en su parte alta- bien llevado.

 

 

 boda

DAR TRIGO

14 f, 16

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

Málaga 15 de agosto de 2016

 

m.montescleries@telefonica.net

 

DAR TRIGO

 

Siempre hemos escuchado el refrán que sentencia: “una cosa es predicar y otra es dar trigo”. La obra social de la Caixa y los empleados de la misma agrupados en sus asociaciones de voluntarios, lo tienen muy claro. Llevan años dando trigo.

 

     Leo en el diario digital SBN:La Alianza Empresarial para la Vacunación Infantil, los más de 700 empleados de “la Caixa que cada año colaboran en el programa de vacunación de la Obra Social “la Caixa” y la ciudadanía comprometida en la causa, han hecho posible que más de 2.500.000 niños desfavorecidos de África y Latinoamérica hayan recibido la vacuna pentavalente y la vacuna neumocócica. Hasta hoy, las aportaciones de cada pilar contribuyente que lo han hecho realidad suman 2.767.465 euros”.

 

Hace varios años que sigo de cerca a los voluntarios de la Caixa a los que, a veces, acompaño en sus actividades solidarias. Niños, ancianos y jóvenes pertenecientes a grupos en riesgo de exclusión o con dificultades de todo tipo, son apoyados por los mismos en campamentos, excursiones, cursos formativos, comedores, etc. Están bien organizados y saben como hacerlo. Por eso, no me extrañan estos resultados. Ellos me parece que son en sí una buena noticia.

 

El voluntariado, el servicio a los demás es algo que engancha y te hace sentir más persona y más útil. El dedicarte a los otros minimiza tus problemas y te ayuda a valorarte como dueño y señor de tu metro cuadrado y de tus facultades, pocas o muchas, que harán un mundo más feliz en tu entorno.

 

Estamos en plena feria de Málaga. Detrás de las copas y el baile, si miráis con atención, podréis ver a personas con gorras y camisetas de Volcaima (voluntarios de la Caixa) y de otros voluntariados acompañando a niños, jóvenes y mayores a las casetas cedidas a ese efecto, el Rengue y otras muchas (la 30 y la 57, por ejemplo).

 

Hazte voluntario. Tu vida cambiará. Y la de otros millones de niños que recibirán sus dosis de vida con tu esfuerzo.

 

niños que sufren

RUTINA

10 f, 16

EL SEGMENTO DE PLATA

Por Manuel Montes  m.montescleries@telefonica.net

 

Málaga 11 de agosto de 2016

 

RUTINA

  Cuando se pertenece al “segmento de plata” hay mañanas en las que se plantea uno que hacer. Si no tienes proyecto de vida, te encuentras en la antesala de la rutina. Personalmente estimo que la diferencia entre una persona mayor y un viejo estriba en que aquél, no ha caído en la rutina.

 

Conozco a un tipo que cuando se despide de ti dice siempre lo mismo:

-tengo el tiempo justo para llegar tarde a todas partes.

Señal de que está vivo. Su vida esta llena. Aunque casi siempre llega tarde.

 

Para mi, el descubrir nuevos quehaceres es un excelente medio para evitar el tedio y la tendencia al pasotismo que todos tenemos. Tenemos que tener presente que no todos servimos para todo, pero todos servimos para algo.  Los mayores tenemos que descubrir aspectos y valores de nuestra vida que, quizás por el miedo al fracaso o el que dirán, tenemos latentes pero no patentes. Tememos dar el paso al vacío en nuestra vida. A movernos en el campo de la inseguridad.

 

Nos pasa como cuando no sabíamos montar en bicicleta. Teníamos miedo a la caída, lo que nos llevaba a ella. Cuando descubrimos que podíamos circular sin problemas, nos faltaba tiempo para pedalear.

 

Les propongo, y me propongo, descubrir algo nuevo después del verano. No caer en el tópico de “la bolsa”, el hacer recados, abuelo de guardia o de chofer. Que también. Les sugiero meter mano a esa actividad que veis realizar a otros con envidia; escribir, estudiar, teatro, caminar, nadar, practicar cualquier deporte, hacer ganchillo, bailar salsa, jugar al dominó o cantar en un coro. Que se yo. Son tantas las asignaturas pendientes que necesitaríamos varias vidas para realizarlas. Metámosle mano a alguna de ellas. Yo se cual es la mía, pero no la pienso compartir con vosotros. Espurgad en vuestro interior y… no tengáis miedo. Tirad hacia delante. Me lo agradeceréis.

 

Por favor; no caigáis en la rutina. Os haréis viejos.

mendo granada

 

SE PUEDE

7 f, 16

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

Málaga 8 de agosto de 2016

 

m.montescleries@telefonica.net

 

SE PUEDE

 

Uno de los sabios que he tenido la suerte de conocer respondía siempre que alguien le planteaba la dificultad para afrontar una situación aparentemente insoluble: se puede.

 

A lo largo de la vida he podido comprobar que llevaba toda la razón aquel hombre serio nacido en Zamora pero malagueño hasta la médula: Ángel Rodríguez Vega. Cuando le mareábamos con quejas y lloriqueos diversos, a la vez que le afirmábamos que era imposible solucionar el problema, contestaba sin pestañear: Se puede.

 

Anoche, en medio de “las calores” del ferragosto, me puse a ver la tele. Un reportaje sobre la gran guerra del 14, unas imágenes del holocausto, unas fotos de nuestros políticos, un terrible accidente en Cártama, el incendio de la isla de La Palma, un estudio de la subida de temperatura, los problemas de la disminución de los casquetes polares, la contaminación, las manifestaciones alrededor del estadio de Maracaná, etc. eran noticias del día. Desgraciadamente el tema de los refugiados y las pateras ya ni siquiera es noticia. Nos quedan cuatro pelados. Por eso, hay que intentar tirar de la esperanza para olvidar el ayer, aceptar el hoy y mejorar el mañana.

 

Ante esta situación te haces la pregunta: ¿se puede arreglar esto? Contesto sin vacilar; Se puede. Me agarro al clavo ardiendo del futuro. Un futuro en manos de ese desfile, lleno de juventud, de calor y de color, de los participantes en los Juegos Olímpicos de Río que desfilaban sin estar mediatizados por lo que ocurría en el exterior. Transmitían una sensación de alegría y buen rollo. Convirtieron el estadio de Maracaná en un sambódromo total.

 

Espero que a lo largo de estas dos semanas, por lo menos, hagan verdad lo que trasmitían desde detrás de todas las banderas del mundo -vestidos con sus mejores galas- unos deportistas que nos demuestran cada día que se puede convivir desde las distintas ideologías. Que debajo de la piel todos somos iguales y que se puede arreglar un mundo hecho polvo en algo digno de ser habitado. Creo que hasta se puede dejar gobernar España de una puñetera vez. O no. El Cristo del Corcovado abre los brazos. Imitémosle. Él es una buena noticia… y un ejemplo a seguir.

 

dialogar

EL SEGMENTO DE PLATA

Por Manuel Montes  m.montescleries@telefonica.net

 

Málaga 4 de agosto de 2016

 

TOQUE DE ATENCIÓN A LOS MAYORES

He seguido con interés el viaje del Papa a Polonia con motivo de las jornadas de la juventud. Por cierto, no vamos a  aprender nunca algunos mayores a estar en un discreto segundo plano.

Se trataba de unas jornadas especialmente preparadas y dirigidas por y para los jóvenes. Como siempre, los organizadores lo han bordado. Y el Papa… también. Se ha dejado de paternalismos y lugares comunes para aterrizar en las obras de misericordia que son el camino hacia las bienaventuranzas y anticipo del reino de Dios en la tierra.

En un momento determinado, me he sentido aludido como miembro del “segmento de plata” -aquellos que llevamos con cierta  dignidad nuestros años y nuestras dolamas; aquellos que estamos en la retaguardia para apoyar a los que están en primera fila-.

El Papa Francisco dijo a los jóvenes:

“Habla con tus padres, habla con los mayores. Sobre todo, habla con tus abuelos. ¿Está claro? De tal manera que, si vos querés ser esperanza en el futuro, tenés que recibir la antorcha de tu abuelo y de tu abuela.

¿Me prometen que para preparar Panamá van a hablar más con los abuelos? Y si los abuelos ya se fueron al cielo ¿van a hablar con los ancianos? Y les van a preguntar. Y ¿les van a preguntar? Pregúntenles. Son la sabiduría de un pueblo”.

       A todas estas preguntas contestaron los jóvenes con un si rotundo. Lo que pronostica que van a venir a preguntarnos. ¿Estamos preparados para entregar la antorcha? ¿Qué antorcha esgrimimos? ¿Somos la sabiduría del pueblo?

Espero que sí. Con la transmisión oral de nuestros ancestros han llegado los Evangelios hasta nuestras manos. Nos toca a nosotros vivir, escribir y transmitir los hechos de los apóstoles del siglo XXI. Tenemos que estar preparados. Hablando a los jóvenes, el Papa, nos ha dado un toque de atención a los mayores. Queramos o no… somos los ancianos de la tribu.

francisco I

   

 

 

OFÚ

31 f, 16

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

Málaga 1 de agosto de 2016

 

m.montescleries@telefonica.net

 

OFÚ

 

He cometido la humorada de cronometrar el tiempo que las diversas cadenas  dedican a dar malas noticias  en cada uno de sus informativos.

 

Se ponen los pelos de punta. Esta circunstancia es la que me empujo a hacerme periodista. Periodista pobre. Periodista de buenas noticias. Intentar poner un halo de alegría en nuestras vidas. Lo que yo recojo apenas interesa. Cada semana tengo que tirar de la esperanza, para conseguir algo que pueda animar a unos españolitos que no encontramos en los medios nada que nos ilusione o nos prometa un futuro mejor.

 

Por eso me refiero hoy a ese programa que está ocupando el prime time de Canal Sur coincidiendo con los telediarios del resto de las cadenas generalistas. Se trata de OFÚ; un “noticiario” de humor que se esconde detrás de un espacio con apariencias y nombre serio: “Oficina del Usuario”. Se toma a guasa todo lo que pasa en el mundo desde un humor sencillo, casi infantil, con chistes “marrones” o ligeramente “verdes”, con un lenguaje andaluz, de la calle, lleno de dobles sentidos y unos presentadores geniales.

 

Nada que ver con humor sofisticado y basado en la inteligencia. Spots cachondísimos e interpretados por una serie de andaluces de esos que nos podemos encontrar en cualquier cola, en cualquier espectáculo, en un entierro o en medio de una junta de vecinos. Una especie de carnaval de Cádiz intemporal.

 

Por eso les recomiendo ese espectáculo capitaneado por el Yuyu y Luís Lara, que llevan el peso del programa, secundados por un grupo de locos o medio locos que no hacen más que aumentar el ambiente distendido y lleno de gags a cual mejor. No conozco personalmente a ninguno de los anteriormente citados, pero se ve la mano de los Summers detrás de esta producción que se emite los lunes, martes y miércoles a las 21 horas. Se la recomiendo. Me lo agradecerán.

 

muñeca flamenca

 

 

 

 

EL SEGMENTO DE PLATA

Por Manuel Montes  m.montescleries@telefonica.net

 

Málaga 28 de julio de 2016

ANOREXIA ESPIRITUAL

Todos hemos oído hablar de la anorexia. Una enfermedad que se padece mucho en los últimos tiempos y que viene casi siempre asociada al deseo de seguir unos cánones de belleza.

El otro día, alguien bien documentado, me hizo reflexionar sobre lo que él denominó “anorexia espiritual”. Una enfermedad que se está convirtiendo en pandemia. Los seres humanos se preocupan mucho de sus figuras, diversiones, posibilidades económicas, etc. Más del tener que del ser. Más de lo exterior que de lo interior. Pero el Espíritu…

Lo preocupante es que yo también he caído en lo mismo. Y no será porque mi amigo Andrés no me lo dice. He perdido bastante la costumbre de pararme y pensar, de ocuparme de lo que me dice el Espíritu –al cual apenas escucho- y dedicarme al hacer sin tener en cuenta el ser.

La sociedad vive las consecuencias de las actitudes de sus integrantes; los miembros de la misma no le damos el espacio necesario a la reflexión y nos movemos a fuerza de impulsos. Al final, uno vive como piensa; a salto de mata. Así se pierden los valores y se tiende a la irracionalidad.

Es difícil pensar en que tiene futuro una sociedad que descubre un fardo de droga en una playa y lo rapiña a tirones. Uno a uno creo que no lo harían. A un pobre cura francés le degüellan mientras graban la “hazaña. ¡En que mundo vivimos!

Mi esperanza estriba en que de vez en cuando descubro mi propia anorexia espiritual e intento remediarla. Esta sí está en mis manos desterrarla. Lo importante de un camino no es llegar sino recorrerlo. Por eso es importante escuchar a los demás. Son los únicos que pueden diagnosticar tu proceso. Nos cuesta mucho trabajo mirarnos en un espejo. Solo por hoy… voy a intentarlo… y pararme… y pensar.

duda

 

 

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 33 seguidores