noche mágica

25 f, 07

LA BUENA NOTICIA DE MANOLO MONTES25 DE JUNIO DE 2007                                                                                                                                    m.montescleries@telefonica.net UNA NOCHE MÁGICA         Pese a que mi familia es muy aficionada a celebrar los ritos de la noche de San Juan,  jamás he caído en la tentación de participar de los mismos. A lo más que he llegado, ha sido a acompañarlos desde un merendero cercano a la playa y esperar pacientemente  que se acercaran a la orilla y volvieran mojados por el agua mágica iluminada por la luna y contaminada por los desagües malacitanos.          El pasado sábado me encontraba en la playa de Benagalbón. Observé que se estaba construyendo una especie de “falla” de unos diez metros de alto aprovechando los maderos y palés sobrantes de una obra cercana.  Los zagalones que la realizaban, eran los habituales de aquella zona playera. Buenos chavales, capaces de beberse hasta el agua de los floreros, y cuyo oficio principal, si es que lo tienen, no consiste en lo que los valencianos denominan “arte fallero”, por lo que dudaba de los resultados del “invento”.        Mi primera intención fue la de llamar al cercano cuartel de la Guardia Civil a fin de evitar lo que a mi me parecía preludio de un incendio al estilo del de Roma. Ya me estaba quedando con la cara de los presuntos “Nerones” con el objeto de reclamarle daños y perjuicios por la inmolación de mi cercano “reposo del guerrero” en forma de apartamento veraniego. Mas los vehículos policiales pasaban por delante del monumento al “júa” sin decir ni pío. Por si acaso, me pertreché pacientemente de casco y de teléfono para llamar a los bomberos en cualquier momento, y esperé pacientemente la llegada de la medianoche.         Mientras, me hice con un prontuario de los pasos a seguir para vivir el “aquelarre”. El solsticio de verano goza de unos ritos tan ancestrales como la propia humanidad. A San Juan le vino muy bien que eligiéramos ese día como su fecha conmemorativa, porque así los cristianos nos ahorrábamos una pasta en una nueva celebración. Con gran sentido común,  las dos fiestas solares más ancestrales reciben un tratamiento cristiano; el solsticio de invierno, con la Navidad, y el de verano, con la fiesta de San Juan. Afortunadamente, esta última fiesta nos sale más barata en pavo y mantecados (no quiero dar ideas al Corte Inglés). Como cristianos, la Iglesia es muy sencilla en la celebración de esta fiesta, aunque le da su importancia. Honra al precursor por su papel de anunciador de la llegada de Jesús, como su Bautista y como hombre que da su vida por la proclamación de la Buena Noticia… casi ná;  pero lo despachamos con una Misa solemne (prevalece sobre la dominical) y un templo bastante desierto de fieles y de turistas allá  donde habitaba su familia en Galilea. La verdad es que lo tenemos como un Santo un poco “especial”.         Queramos o no queramos, prevalece el sentido ancestral y pagano de la fiesta. Miles de malagueños y foráneos se dirigen a las playas pertrechados de toda clase de artilugios campistas-playeros y ocupan las mismas con una tácita bula especial que les permite campar y acampar por, sus respetos. Durante esa noche mágica usted puede:  pedir un deseo, proteger su hogar, no permitir que le falte el dinero, mejorar del insomnio, saber si tendrá éxito el resto del año, armonizar su hogar y mejorar las relaciones con su pareja. Para ello solo tiene que seguir las instrucciones de la página Web incluida a dicho efecto en Internet, la cual, te da la solución infalible propiciada por velas rosas, almendras y otras zarandajas. Como el chino de la esquina carecía de dichos artilugios, yo recurrí a la solución tradicional: agua y ajo.        La buena noticia de hoy es que milagrosamente  estoy vivo y mi casa no ha ardido. Los puñeteros celebrantes consiguieron que la pira culminada por un “ninot”, ataviado totalmente “fashion”, ardiera hacia el interior. Un fuego perfectamente organizado y controlado. Y lo que aún es más sorprendente. La mañana del domingo, antes de las 9´30, unas brigadas del ayuntamiento habían dejado las playas como una patena.        Enhorabuena a todos, a los celebrantes por el celo y el cuidado de no molestar ni dañar a nadie; a las autoridades por la tolerancia ante la fiesta y la velocidad de reacción para dejar todo limpio; y a los malagueños en general por saber disfrutar de lo que se nos da gratis: playa, mar y clima que nos permite celebrar una fiesta sin necesidad de que ganemos una copa o una liga como excusa para bañarnos en una fuente. La noche de San Juan no se gana en el Bernabeu. Quien no se conforma es porque no quiere. Enhorabuena a los premiados.         

 

                Esta frase tan “folklórica”, propia de una canción de “la Pantoja”, es la que  ha rondado mi memoria en este último fin de semana. Parece ser que la palabra “parné” viene del francés. Los gabachos, anduvieron poco por estos lares a principios del XIX, pero han dejado muchas palabrejas, entre ellas, esta que procede del nombre de las entidades bancarias francesas.                 En las pocas ocasiones en que me he dejado embarcar en la peligrosa tarea de mediar en temas económicos entre familias, siempre he salido con los pies fríos y la cabeza caliente. Invariablemente, he terminado con la sensación de haberlo hecho fatal dada la animadversión hacia mi persona por ambas partes, (situación, que para mi consuelo, da fe de que lo he realizado medianamente bien).                 Decía Casiodoro: “El dinero se adquiere con trabajo; pero se guarda con temor y se pierde con gravísimo dolor”. El actor inglés Noel Coward, fino analista de la realidad, con un humor muy inglés, significaba: “El dinero no nos proporciona amigos… sino enemigos de la mejor calidad”. En una palabra: que cuesta muy poco trabajo recibir y muchísimo repartir.               Si lo grandes empresarios que ponen el ideal su vida en atesorar un gran  patrimonio intuyeran los resultados de la posterior transmisión del mismo, seguramente se preocuparían mucho menos de hacerlo, y así, evitarían las violentas discusiones posteriores. Siempre, siempre, se van a equivocar en el reparto. Todos se sentirán perjudicados y arremeterán contra sus hermanos o parientes, con la consiguiente ruptura familiar… cuando consiguen evitar el  llegar a las manos. Acaban como concejales. Y por el mismo motivo. “Er mardito parné”.              Mi BUENA NOTICIA DE HOY, va dedicada a mis hijos, nietos y demás deudos. Nos os voy a dejar ni un euro, ni siquiera un duro, para que me entendáis. Os estoy haciendo un gran favor. Tiesos, pero os llevaréis muy bien. Fijaos en los herederos de los ricos y famosos; les salen hermanos desconocidos, ascendientes y descendientes de todos los grados, y al final, acaban en los tribunales.            Con todo el respeto, y rogándoles disculpen mi atrevimiento, les recomiendo que sigan mi ejemplo. Para mí, esta es una buena noticia. Un autor anónimo que he pescado por ahí, sentencia: “Con el dinero se puede comprar la cama, pero no el sueño, la comida… pero no el apetito”. No vale la pena guardar algo que sirva de excusa y de arma arrojadiza para  nuestros familiares. Como dice el proverbio chino es mucho más eficaz enseñar a pescar que dar peces.            A lo mejor escribo estas frases como justificación de mi escaso afán económico. Pero el lenguaje y las actitudes de personas que son tan pobres que solo les une el dinero, me ha confirmado en mi postura de “machacador” en vida de cuanto pasa por mis manos. Que cada palo aguante su vela.

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES11 DE JUNIO 2007 UN ABRAZO DE 37.000 KILOS             Durante cuarenta años de mi vida he estado trabajando en el ramo textil. Desde mis lejanos tiempos de Intelhorce, he aprendido a pesar, contar y valorar hilos, tejidos y prendas confeccionadas. Tradicionalmente, las hilaturas se vendían por kilos, las telas por metros y las prendas por unidades.             Como casi todo, estos conceptos han variado. Tras la llegada de la influencia de “los cuatro dragones” (a los que llamamos incorrectamente “los chinos”), ya hace algunos años, se empezaron a vender los tejidos por kilos y las prendas confeccionadas por “palés”. Los espabilados orientales han roto todos los esquemas comerciales establecidos por los “listos” europeos, y consecuentemente, hoy en día, se han abaratado sensiblemente los precios del textil y el calzado. Como es natural, nuestra ancestral y reconocida industria de los “trapos” se ha ido al hoyo con armas y bagajes. Pero ese es otro tema. Como diría mi amiga y lectora Pepita: ya estoy liándome.             El caso es, que nunca habíamos contabilizado las prendas confeccionadas y los zapatos por kilos, ni tan siquiera para venderlas de saldo a los mercadillos. Sorprendente y agradablemente recibo hoy la siguiente noticia de mis amigos de “Madre coraje”: <El 30 de Mayo de 2007, y por segunda vez en este mes, la empresa MANFERGA  ha mostrado su solidaridad a través de una nueva donación de ropa. Esta semana ha salido una remesa de unos 13.000 kg..  En el primer envío, remitido en Mayo,  se enviaron 12.000 kg. de ropa y calzado. Actualmente se prepara otra expedición de  doce toneladas>.            A ojo de buen cubero, 37.000 kilos equivalen a unas 100.000 prendas. Este montón de  artículos van a aliviar las necesidades de la Comunidad Sagrada Familia sita en el cinturón de la pobreza de Lima (Perú). En dicho centro 600 niños y niñas de la calle reclutados entre los “niños piraña” son ayudados por un proyecto de Madre Coraje. También van a ser repartidos entre los 700 niños huérfanos, victimas del terrorismo de Sendero Luminoso, acogidos en la Aldea del Niño “Beato Junípero Serra”, en el colegio Signos de Fé, asimismo, respaldado por la ONG  “Madre Coraje”.          UNA EXCELENTE NOTICIA; MANFERGA, capitaneada por este “self made man”, Manuel Fernández García,  ha creado un gran negocio desde unos orígenes  modestos. Ha vestido y calzado a generaciones de “guiris” y de “indígenas” desde sus tiendas establecidas en diversas localidades de nuestra provincia. Con este “abrazo textil” ha hecho su mejor operación comercial: Vestir y calzar a esos miles de niños que pertenecen a un tipo muy distinto de “clientes”. Estos, pagan con la tarjeta VISA del amor y del reconocimiento. Decía Concepción Arenal: “La generosidad es un deber; la elección de la forma, un derecho.”         No me sustraigo de compararle con otro tipo de “comerciantes”, los cuales, desde sus yates y mansiones de la costa, venden muerte en forma de armas tras una apariencia de no haber roto un plato en su vida. También es una buena noticia que los “hayan trincado con el carrito del helado”. A chirona, amiguitos.         Pero terminemos hablando de cosas importantes, de Buenas Noticias. Hace meses nos asombraron las imágenes de la experiencia “abrazos gratis”. Hoy con el ABRAZO MANFERGA me siento feliz, aunque no lo recojan en “you tub”. Un abrazo de 37.000 kilos. Me siento como un niño con zapatos y pantalones nuevos.    

Con amor y temblor doy comienzo a mi experiencia como “blogger”. Me ha costado Dios y ayuda. El último empujón me lo ha dado una profesora cuyo nombre coincide con su aspecto: Bella.

   Me gusta escribir. Me gusta el periodismo. Me gusta vivir. Cuando por un desgraciado accidente tuve que abandonar mi profesión, decidí que la palabra jubilación viene de júbilo. Tenía dos opciones: dominó y bolsa de la compra o cultura. El “embarque” me ha salido bien. El periodismo apasiona. Cuando asomas las narices por los medios es dificil  que puedas prescindir de ellos. Yo “he tocado pelo”. Voy a ser un maletilla de la comunicación, pero voy a torear en muchas plazas… aunque sean de pueblo. Me da lo mismo. Pero al mismo tiempo quiero hacer algo por mis coetáneos, los mayores tenemos mucho que decir y que aprender, y la sociedad nos quiere conformar con viajes del Inserso y visitas a la Tele como público. Hasta nos buscan novia en Canal Sur.

Por todo esto me he propuesto redactar una tesis en la UMA, (Universidad de Málaga), en la facultad de periodismo sobre los mayores y la comunicación. Mi hipótesis se basa en que somos poco tenidos en cuenta por la radio y la Tv. En demostrar esto me voy a “fajar” durante los próximos tres años. Necesito ayuda, pero se que la voy a encontrar. En esa estamos. Seguiré informando.

Hello world!

7 f, 07

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!