OTRA FORMA DE VER LA NAVIDAD

25 f, 09

Reflexión de Navidad

La Virgen de la Buena Leche

A mis amigos en la mañana de Navidad 2009

 

          “Estaba tumbado en el suelo. Se sentía algo mareado. Notó que su pierna izquierda estaba girada violentamente hacia delante. Curiosamente, no sentía sensación de dolor. A su alrededor, varias mujeres hacían gestos de preocupación mientras, angustiadamente, le preguntaban por su estado. Él, a pesar de todo, no estaba estresado. Se había partido el menisco de la otra pierna en dos ocasiones y estaba acostumbrado al dolor y a la cojera.

 

          Minutos antes había resbalado de espaldas de la puerta de un ascensor que conducía a dos escalones traicioneros. Las grandes maletas llenas de muestras –herramientas de su oficio- habían caído sobre él. Como tantas veces los huesos habían aguantado, pero los tendones de la rodilla no aguantaron los 115 kilos proyectados.

 

         Ambulancia, hospital, operación, minusvalía, jubilación absoluta. Ese fue el camino para la Universidad, el periodismo, la radio –Onda 8- y un programa cada lunes. Una entrevista con alguien que sufre y “El Biberódromo”.”

          Como ya habéis descubierto, el protagonista de esta historia es este humilde escritor. Así empieza una novela que algún día publicaré. Han pasado dos años. Cientos de niños han encontrado calor, biberones y amor. Hemos repartido pañales para los culitos de los niños y los corazones de los padres. Hemos sido felices a rabiar porque nos hemos sentido útiles. La Virgen de la Buena Leche nos ha amparado bajo su manto y jamás nos han faltado ni voluntarios ni dinero. Ahora tenemos que abrir dos nuevos locales, en la Cruz de Humilladero y en el Palo. Lo vamos a conseguir.

          Somos cuatro gatos, pero multiplicados por el amor que Dios nos tiene, nos convertimos en mucho más. Casos como el del Gladys –nuestra primera “clienta”-, que me ha pedido que sea el padrino de su hija de diecisiete años, aun sin bautizar; la mujer escondida en un piso para maltratadas para evitar las agresiones de su marido, con un niño con síndrome de down y un corazón enfermo; la que te devuelve leche porque cree que a otro le hace más falta; y sobre todo, Fernando, el Guatemalteco, al que, entre todos, pudimos pagar las trampas y me escribe desde su país diciendo que es feliz gracias a Dios, han llenado nuestros corazones de VIDA.

         Maravillosa caída. Dios escribe derecho con piernas torcidas. Ojalá a cada uno de vosotros os llegue la caída (que no necesariamente tiene que acabar en el hospital, podéis caer en  la cuenta), que os permita poner en marcha los deseos y las capacidades que cada uno tenéis de hacer felices a los demás.

        El manto de la Virgen de la Buena Leche tiene forma de Iglesia de Málaga, de Escuela de Cursillos de Cristiandad, de Grupo de Vida y de medios de Comunicación. Otros los utilizan paro lo malo. Nosotros, para transmitirnos BUENAS NOTICIAS.

 

                                     Manolo Montes

                                       25-12-09

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: