Cuando llegue septiembre

4 f, 11

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

Málaga 5 de Septiembre de 2011

m.montescleries@telefonica.net

CUANDO LLEGUE SEPTIEMBRE

En los años 60 del pasado siglo se proyectó en nuestras pantallas “Cuando llegue septiembre”, una película americana protagonizada por dos grandes de la época Gina Lollobrigida y Rock Hudson, dos actores que jamás brillaron por su talento que suplían por una presencia física arrolladora. Nuestra televisiva Gelu, cantaba en castellano una versión de la canción del mismo título que hizo furor en todas las casetas de feria y guateques de la época. Recuerdo el estribillo: “Cuando llegue septiembre todo será maravilloso”.

Efectivamente, el mes de septiembre suele ser muy agradecido. Nos liberamos del “ferragosto”, aunque seguimos teniendo un tiempo espléndido; las playas quedan libres de las aglomeraciones y las carreteras costeras están más fluidas; la vida vuelve a su ritmo habitual y recuperamos nuestra casa y nuestros rincones de siempre; comenzamos de nuevo a intentar perder los kilos que nos sobran incrementados peligrosamente durante el verano y, finalmente, recuperamos nuestro trabajo o la esperanza de encontrarlo. Es más, hasta los jubilados volvemos a aprovechar nuestro tiempo libre para dedicarlo a las aficiones, voluntariados o búsqueda de conocimientos habituales.

Por otra parte, los estudiantes estrenan libros y propósitos de asimilarlos en su mente; aunque se sigue recurriendo al “Virgen Santa, Virgen pura, que me aprueben esta asignatura”. Aunque ahora caigo que con la crisis religiosa que padecemos invocaremos a nuestro Señor presidente con una frase al estilo de “Zapatero, Zapatero, que no se nos vea el plumero” o “Rajoy, Rajoy, que me sepa la lección hoy”. (Son sugerencias).

La BUENA NOTICIA de hoy es que tenemos futuro e ilusiones, estamos tan mal política, religiosa, económica y culturalmente que tan solo podemos crecer en este curso que se nos aproxima. Lo tenemos que aprovechar. ¿Cómo? Haciendo un poquito más por los demás y nosotros mismos. Buscando a ese Dios que se nos escapa. Siendo felices en medio de las tormentas. Buscando la parte buena de la vida… que la hay. Yo soy testigo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: