Ecce-homo

26 f, 12

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

Málaga, 27 de agosto de 2012

ECCE-HOMO

 

   Los medios de comunicación y las redes sociales nos han venido machacando esta semana con la rocambolesca aventura de la señora mayor metida a restauradora de frescos. Unos y otros, se han venido rasgando las vestiduras en el contenido de sus comentarios  escandalizándose por la chapuza, realizada o a medio realizar –no quiero pensar en como habría acabado la “obra de arte-, que con toda su buena voluntad perpetraba la noble señora.

 

   Inmediatamente se me ha venido a la cabeza la idea original de este cuadro en el que se manifiesta como Pilato presenta la destrozada figura de Jesús al pueblo que le quiere juzgar. Los creyentes pensamos que esta figura es la representación de la humanidad que sufre, mientras la sociedad le hace chapuzas en su rostro en forma de enriquecimiento descarado de unos ante la pobreza desesperada de otros. De noches de champán y “sustancias” en la Costa y de marchas reivindicativas en el interior. De países en los que se acota un trozo de playa para cuidar a un delfín enfermo (lo cual está muy bien), mientras a un par de kilómetros personas se debaten entre la vida y la muerte a bordo de pateras en busca de la tierra “prometida”. De tratamientos a tortugas bobas mientras se cuestiona la sanidad de los “sin papeles”. Contrastes que presentan el rostro del ser humano destrozado y “mal restaurado”.

 

   La buena noticia de hoy me la proporcionan los de siempre; los benditos voluntarios de las organizaciones no gubernamentales de ayuda a los “ecce-homo” de hoy. Se está organizando una movida en Málaga para conseguir en el mes de noviembre una “recolección” extraordinaria de alimentos de primera necesidad. La iniciativa parte de Bancosol, el banco de alimentos de Málaga, que nos va a poner a todos a trotar. Ahí estaremos.

Anuncios

Juanini

23 f, 12

“El segmento de plata” por Manuel Montes Cleries

JUANINI        23 de agosto de 2012                      

          Ha fallecido mi amigo Juan González Arrabal. Los que compartieron con él las tareas evangelizadoras le llamaban cariñosamente “Juanini”, en aras de su menguada figura de sus tiempos de seminarista. En mi entorno, le llamábamos “Juanito”. Compartimos con él la etapa de su vida en que vivía en el desaparecido Pasillo de Santo Domingo 6. Su familia ocupaba el primero y la mía el segundo. Participamos de su vida de seminarista, de su ordenación y, posteriormente, de toda su vida pastoral. Era el cura de la familia; no se perdía un bautizo, comunión, boda, o auxilio espiritual; primero de nuestros padres, luego de nosotros, después de nuestros hijos y ha bautizado a alguno de nuestros nietos.

       Juanito era un cura sencillo, de sonrisa constante, de homilías cortas, claras y esperanzadoras. Sabía compartir una cervecita –ay, aquellos tiempos de “Los culitos”-, era un viajero impenitente junto a su compañero y amigo Miguel Rojo, que también se quedó por el camino. Era un hombre sencillo, pero jamás perdió el andar pausado de su padre –una especie de lord inglés en el exilio que nos enseñaba a los niños fotografías de países lejanos y la primera radio de galena que vi en mi vida- y la capacidad de decirte las cosas con firmeza y sabiduría.

       Ya no oiremos la frase “tenemos que llamar a Juanito” ante cualquier acontecimiento familiar. Pero él siempre estará junto a nosotros desde el cielo, donde se seguirá riendo de la vida. Como en aquél funeral de tres curas puestos en fila que el comentaba como anécdota. Le echaremos de menos.

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

Málaga, 20 de agosto de 2012

MIENTRAS LOS POLÍTICOS DUERMEN…

    Lamento no recordar el autor de la cita: Mientras los políticos duermen el país se recupera”. Me parece de lo más acertada. No se si mis lectores estarán al tanto, pero a lo largo de esta semana en que, salvo demagógicas excepciones, los políticos se han tomado un inmerecido descanso, la situación económica –la bolsa y la prima de riesgo incluidas- se han tomado un respiro y han dado una vuelta esperanzadora hacia el verde. Puede que sea un espejismo, pero la realidad es, que  hasta los bancos están vendiendo un millar de pisos al mes en la provincia de Málaga a precios más decentes y más justos en su valor real. Bienvenido sea el silencio de los políticos.

 

   La buena noticia de hoy, se basa en que, posiblemente, por Navidades, se tomen otra semana de vacaciones. Procuraremos tirar hasta entonces como podamos. El día uno de septiembre volvemos a abrir el Biberódromo. No tenemos dinero para pañales, pero estoy seguro de que Dios proveerá. Leche y potitos ya tenemos. Que no se preocupen los supermercados. No los vamos a “expropiar”. Seguiremos informando.

Cuesta arriba

16 f, 12

“El segmento de plata” por Manuel Montes Cleries

Cuesta arriba         16 de agosto de 2012                      

    Ayer escuchábamos en el Evangelio el relato de la visita de María a su prima Isabel. Desde que estuve visitando los lugares donde se desarrolló la vida de Jesús, se me quedó grabada en mi retina -y en mis piernas-, la cuesta que hay que subir para llegar al sitio donde habitaba la prima de la Virgen. Aquella Niña grande ya llevaba en su vientre a Jesús cuesta arriba. Y lo llevaba con alegría.

    La vida con el Señor se desarrolla casi siempre cuesta arriba. Con dificultades, con sufrimientos, en contra de un mundo que le gusta lo fácil, las cuestas abajo, el nadar a favor de la corriente.

   Creo que debemos asumir que nuestro camino es ascendente, con muchos obstáculos, pero, al final, te permite observar el mundo con los ojos de la felicidad. Llevando nuestro trocito de Jesús en el corazón.

FERIA

12 f, 12

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

Málaga, 13 de agosto de 2012

FERIA

       Estamos en feria. No se como nos atrevemos, pero vamos a dedicar esta semana a machacar los últimos euros que nos quedan en la faltriquera. Personalmente, siempre he sido un “forofo” de las ferias. Me da igual que sea la mundial de Nueva York que los festejos del último pueblo perdido por la Axarquía.

 

   Recuerdo mis primeras ferias lluviosas y frioleras en mi Jaén natal. Como son en Octubre o llueve, o hace viento, o ambas cosas a la vez. Una vez en Málaga he oído cantar a Antonio Machín, separado por un cañizo que cerraba la caseta, en el viejo recinto de Martiricos. Posteriormente, las mejores ferias, para mí, fueron las del Parque. Allí cantábamos en el Patio Victoriano, bebíamos cava gratis en Castellblanch y degustábamos los cuba-libres a duro. Allí he ido vestido de “milicio”, compartido mi primera feria con mi parienta, y hasta conseguido empalmar la feria con mi trabajo de las 8 de la mañana en Intelhorce.

 

    Después hemos ido emigrando hacia el oeste, ferias y feriantes incluidos, hasta llegar a ese cómodo y lejano Cortijo de Torres, donde terminó sus días aquél Oasis Juvenil de Juan Petesa que nos permitió ofrecer a los mayores la feria en  directo. Hoy la caseta de los mayores del Ayuntamiento ha recogido el testigo. La feria del centro no termina de gustarme; está demasiado masificada y “embotellonada”.

 

      Los toros siguen siendo en mi opinión la clave de la feria. Si no hubiera festejos taurinos con motivo de ella, hace años que la fiesta nacional se habría reducido a un espectáculo raro y alternativo para turistas, que se celebraría en Madrid y en el sur de Francia. He disfrutado de la fiesta nacional desde que tengo uso de razón; en el tendido 6 junto a mi padre (siempre con su chaqueta) he vivido el toreo de Manolo Segura y del “único”: D. Antonio Ordóñez Araujo. Después, ha habido de todo. Pero donde aprendí más de toros fue en mis conversaciones en la tertulia –ya desaparecida- de Miguel Hermoso, Alfombrita. Él tiene otros preferidos, pero yo sigo siendo de Ponce.

 

    Me he enrollado. Lo siento. Paso a la Buena Noticia de hoy. Los malagueños y cuantos nos visitan, nos vamos a olvidar por una semana de la prima de riesgo y la tía (la madre que la parió), los recortes y la subida del Iva. Que les vayan dando. Como dice la canción: “Cuando llegue septiembre todo será maravilloso”. Mientras tanto: carpe diem.

Como-di-dad

9 f, 12

“El segmento de plata” por Manuel Montes Cleries

Comodidad          9 de agosto de 2012                      

         Me quedé asombrado el día que una buena amiga me descubrió que la mayoría de los problemas que sufrimos los humanos se podían resolver con la aplicación correcta de la “comodidad”.

      Si acudimos al diccionario de la RAE nos encontramos con las siguientes definiciones de la palabra comodidad:

1. f. Cualidad de cómodo.

2. f. Cosa necesaria para vivir a gusto y con descanso.

3. f. Ventaja, oportunidad.

4. f. Utilidad, interés.

    Como es lógico me parecía que ninguna de las respuestas que nos da el diccionario hiciera factible la solución de los conflictos de la humanidad de los que me hablaba Mari Carmen, pero claro, es que la frase tenía truco; mi interlocutora dislocaba la palabra y esta se convertía en COMO DÍ, DAD.

Así sí. Así se entiende la frase; especialmente, los creyentes que seguimos a Jesús de Nazaret. Él es nuestro ejemplo de entrega a los demás. Si conseguimos dar y darnos como lo hizo Él en su vida entre nosotros esto puede variar.

Decía Tolstoi: “El verdadero amor supone siempre la renuncia a la propia comodidad personal”. En este caso, si rompemos la comodidad y renunciamos a la “utilidad, el interés, la ventaja y la oportunidad conseguiremos seguir su mandato. COMO DÍ, DAD. Me ha salido una homilía, lo siento.

 

AHORA CAIGO

5 f, 12

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

Málaga, 6 de agosto de 2012

AHORA CAIGO

     Esta expresión se ha vuelto a poner de moda a raíz de la presencia en nuestras pantallas del concurso que presenta Arturo Valls. Se trata de un programa amable y para toda la familia que invita a participar desde nuestros asientos y adquirir conocimientos de todo tipo. Es el único lugar en que se pronuncia la frase ahora caigo premonitoriamente; apenas se termina de pronunciar, se abre la trampilla bajo los pies del concursante y cae a un confortable vacío.

 

   Nuestro monarca lleva una temporada en que, sin pronunciar la frase, se lleva unas costaladas de órdago, lo cual indica que anda flojo de remos, de vista o de ambas cosas a la vez. El caso es que se levanta lo más dignamente posible y unas veces se cura con mercromina y tiritas y, las más, tiene que pasar por el quirófano. Lo importante es que se levanta.

 

     Yo, como soy un tipo raro, les estoy muy agradecido a mis caídas. Reconozco que me caigo “en lo barrido”. Pero cada vez que he tenido una caída fuerte mi vida ha cambiado espectacularmente y siempre para mejor. Mi primera caída seria, (22 añitos), permitió que conociera a mi sufridora con la que comparto muchos años.

 

    La última me retiró del trabajo activo y me permitió retornar a la Universidad, lo que cambió por completo los derroteros de mi vida, espero que para bien, llevándome hacia el mundo de la comunicación lo que me permite estar en contacto con los demás a través de la radio, la prensa y la televisión.

 

    La buena noticia de hoy me la proporcionan todas aquellas personas, entre las que me incluyo, que reaccionan ante las caídas como las pelotas de goma de nuestra infancia. Suben con más fuerza que han bajado. Tenemos un ejemplo en los juegos olímpicos que se están celebrando con la presencia de Oscar Pistorius, un sudafricano al que tuvieron que amputar ambas piernas con 11 meses. Si sus padres, y el mismo, se hubieran puesto a quejarse y a lamentar su suerte, hoy sería un espectador inválido. Ha aprovechado su debilidad para hacerse fuerte.

 

      Ánimo a los que nos caemos. Caerse es humano, levantarse es una delicia. Ahora caigo, pero enseguida, me levanto.

 

 

 

“El segmento de plata” por Manuel Montes Cleries

La tele que hay que ver 2-08-12                      

         Se esta creando, no sin justificación, un movimiento de repulsa hacia la programación de las diversas cadenas de televisión. Esto provoca una situación de vacío en las actividades de los mayores a lo largo de todo el día. En un trabajo que realizamos para la Universidad de Málaga, determinábamos que a la actividad a la que dedicaban más tiempo los mayores es a la presencia ante los aparatos de televisión. Los mayores tienen un gran espíritu crítico ante lo que se les ofrece, pero acaban cayendo en la trampa de ver todo lo que se emite. Esto ha provocado problemas de ludopatía en los mayores y de adicción a los programas de tarot y de contactos.

       Estimo que es muy importante el que se haga una crítica televisiva y que se resalten aquellos programas que se presentan en cadenas con escasa repercusión mediática, pero que ofrecen una programación alternativa interesante. Canales como Discovery, Historia, la 2ª de TVE y de Canal Sur, las películas de sobremesa de la Paramount o 13TV y otros muchos, consiguen lo que se pretende con la comunicación: formar, informar y entretener.

      De vez en cuando nos encontramos con maravillas como el programa de Apertura de los Juegos Olímpicos en Londres; no se puede hacer mejor, una auténtica maravilla, un espectáculo total; juego de luces, movimiento de masas, música, ilusión, todo basado en un recorrido por la historia de Inglaterra; un paso desde los cuentos de  Dickens a la música de los Beatles. Unas dosis del mejor humor Inglés como el lanzamiento de la Reinaen helicóptero y el solo de órgano de Mr. Bean.

       De los ropajes de los participantes hablaremos en mejor ocasión. Esta es un ejemplo de la tele que hay que ver. Nada que ver con Sálvame y similares.