Las sandalias del pescador

20 f, 14

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

                                               Málaga 21 de abril de 2014

 

“LAS SANDALIAS DEL PESCADOR”

Entre las muchas notas de interés que se suceden a lo largo de la Semana Santa, en esta pasada, me ha impactado la revisión de la película “Las sandalias del Pescador” protagonizada por Anthony Quinn en ¡1968!, basada en la novela del mismo título de Morris West, un australiano que, en mi opinión, considero como un auténtico profeta.

 

El ucraniano Kiril Dakota, protagonista de la trama, es un obispo encarcelado durante años que es puesto en libertad. Elevado al cardenalato, sorprendentemente es elegido Papa. En la escena cumbre del film, decide vender todos los bienes de la Iglesia, empezando por la tiara pontificia, para con su importe aliviar la pobreza de un mundo abocado a un conflicto mundial. Invita al resto de los dirigentes mundiales a hacer lo mismo y el director de la película decide poner fin. Nos quedamos sin conocer la reacción del resto de los paises.

 

Aquella película fue premonitoria. Quince años después, nos llegó del este un Papa –Juan Pablo II– que hizo temblar los cimientos del telón de acero y acabó viendo como se desmoronaba la Unión Soviética. Ahora, parece que volvemos a las andadas. El pasado año nos ha llegado un profeta de la lejana América en forma de Papa Francisco. Viento del este, viento del oeste, que más da. Lo importante es el mensaje, los mensajeros pasan. En el caso del Papa Kiril, lo más importante de su pensamiento lo manifiesta en su discurso de aceptación de su papado. Se limita a transmitir las ideas principales de la primera carta de Pablo a los Corintios. “Ya puedo tener toda la fe del mundo, que si no tengo Caridad de nada me sirve”. El Papa Francisco nos habla, desde sus zapatos viejos de salir de los templos y oler a oveja. En esas estamos.

 

Pienso que todo el mundo entiende ese mensaje. Por lo menos para mí, es claro y meridiano. Cuando se va por ese camino las cosas mejoran. De momento esta Semana Santa ha brillado el sol y la gente ha sido moderadamente feliz. Ojalá el resto del tiempo fuera igual.

 

 

sandalias 2

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: