Vaya mesesito

30 f, 14

 

 

 LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

                                               Málaga 30 de junio de 2014

VAYA MESESITO

         Hay meses que se han ganado a pulso su virulencia. A lo largo de la historia, no se sabe si por el calor, o las calores, en julio se han producido revoluciones a mansalva. Junio, que yo recuerde, era un mes muy tranquilo, solo se ha caracterizado por ser un mes terrorífico para los malos- y los buenos- estudiantes y por el atentado de Sarajevo, del que ahora se han cumplido cien años.

 

En el 2014 no. Empezó con la dimisión del Rey Juan Carlos, la defenestración de la selección española de fútbol- no puedo decir la roja, porque la roja auténtica cayo después- la movida republicana -a la que se ha apuntado hasta el “apuntaor”-, el nombramiento de Felipe VI como nuevo monarca y las dimisiones de Magdalena Álvarez, Willy Meyer, Rubalcaba, Caneda, etc. Algún futbolista acaba a bocados y mueren decenas de colombianos al ganar su país un partido de fútbol.

 

La repanocha. La buena noticia de hoy es que mi sufrida esposa y yo vamos sobreviviendo sin teléfono, sin Internet y sin antena de televisión, a base de gazpachuelo de Benagalbón, calamares enteros a la plancha del merendero de la Torre y pan con aceite para desayunar. La vida es dura. Pero se puede sobrevivir. Doy fe.

 

gazpachuelo

“El segmento de plata” por Manuel Montes Cleries
m.montescleries@telefonica.net
Me encanta y me compromete
Málaga 19 de junio de 2014

Todavía estoy disfrutando de la entrevista que concedió el Papa Francisco a Enrique Cimerman la pasada semana. Fue uno de esos encuentros que captan tu atención y te acercan a Jesús. Te transmiten en vena la “Buena Noticia”. Que Dios nos ama y nos ama porque sí. Nos puso a todos en nuestro sitio. A los fundamentalistas; a los superficiales; a los que no mantenemos firmes nuestras convicciones, pensando que si cedemos vamos a convencer –ni fríos, ni calientes-; de la pobreza de todo tipo, que no tiene nada que ver con la miseria; de nuestras raíces judías y nuestro Padre común con nuestros hermanos mahometanos; del paro, especialmente el juvenil; de la atención a los mayores y la defensa de los niños en todos sus estadíos; habló hasta de fútbol.

Lo que más me emociona es que cualquiera de nosotros podría haber participado de esa conversación, sin ningún tipo de dificultad. Es decir lenguaje sencillo y, a la vez, profundo. Defendió a un Pio Xll que lo hizo lo mejor que pudo en la segunda guerra mundial, y que ahora, como tantas cosas que desconocemos de aquella época, condenamos sin un criterio documentado.

Me recordó las palabras de Juan XXlll antes del Concilio Vaticano II. Decía más o menos: “Hay que abrir las ventanas de la Iglesia para conseguir que entre el aire fresco del Espíritu. El Papa Francisco creo que lo ha conseguido. Sus palabras y sus hechos me encantan y me comprometen.

papa y cimerman

Se puede

21 f, 14

 LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

                                               Málaga 23 de junio de 2014

 

SE PUEDE

 

Cuando uno se para y piensa –en escasas ocasiones, desgraciadamente- descubre que nos creamos una serie de dependencias que, en vez de ayudarte, mutilan tu libertad. A lo largo de esta semana, he podido experimentar el síndrome de abstinencia consiguiente al intento de sobrevivir sin “sustancias” o “instrumentos” al parecer… imprescindibles.

 

La compañía telefónica de la que dependo más en cuerpo que en el alma, se ha descolgado con la “noticia” de que este año, debido al “progreso” de la red de líneas, no puedo llevarme mi línea telefónica y mi ADSL a mi domicilio veraniego. Todo esto después de avisarles con quince días de antelación y diversas reclamaciones.

 

Me he declarado en huelga de Internet y voy a conseguir vivir sin dicho aditamento. Ya lo he conseguido esta semana. El síndrome de abstinencia (el ADSL crea tolerancia y dependencia= droga dura), me ha dado dolor de cabeza y, por otra parte, una paz indescriptible. Prueba superada.

 

He podido sobrevivir a la eliminación de España en el mundial y el consiguiente cachondeo de cuantos países nos han envidiado en los últimos seis años. Que nos quiten lo “bailao”.

 

En tercer lugar he superado el cambio de Rey y la tendencia a seguir llamando Príncipe a Felipe VI. Por cierto, me ha parecido muy bien –disintiendo con mi maestro Manuel Ángel Rodríguez- la renuncia a las ceremonias religiosas en la ceremonia de coronación. Creo que es un guiño lo suficientemente esclarecedor su primera visita al extranjero de los nuevos Reyes al Papa Francisco. Además tienen todos los templos a su disposición para implorar la ayuda divina. Que la van a necesitar.

 

Mi buena noticia de hoy es muy personal. Puedo vivir y escribir sin ADSL. Se puede vivir después de ser eliminados del mundial de fútbol. Y, finalmente, uno de los integrantes del “segmento de plata” ha cedido los trastos de reinar a su hijo. Y al parecer, no hemos sufrido ningún tipo de trauma. Los españoles superamos todo.

reyesadslpierde selección

 

Vacaciones

14 f, 14

 LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

                                               Málaga 16 de junio de 2014

 

VACACIONES

 

Al fin hemos decidido adonde vamos a ir de vacaciones este año. La oferta que nos ha llegada es tan variada, tan sugerente… de tanta categoría, que nos ha costado un montón de esfuerzos y de discusiones, así como de un estudio profundo de los pros y los contras de tan sesuda decisión.

 

Al final hemos optado por un lugar paradisíaco, de largas playas, de clima cálido, de precios moderados, de cercanía a grandes ciudades, centros comerciales, restaurantes de todo tipo, comida autóctona e internacional, pescado recién cogido y maravillosamente preparado, constantes fiestas locales de todo tipo, ferias, certámenes, atención médica inmediata, biblioteca a quince metros, viajes económicos desde nuestra ciudad de origen y posibilidad de entenderte en tu propio idioma.

 

No quisiera dar más datos a mis lectores. Somos una familia que ha recorrido Europa (bastante) y España (a conciencia). Conocemos el norte de África y el cercano Oriente. Hemos cruzado el charco y paladeado el sueño norteamericano. Hemos viajado en autocaravana, autobús, tren, barco, coche privado cutre y lujoso, y hasta hemos hecho el Camino de Santiago a patitas. Toda esta experiencia, cimentada a lo largo de muchos años, nos permite comparar y decidir. Cosa que hemos hecho.

La buena noticia de hoy –por lo menos para nosotros-, es que hemos optado por una opción maravillosa. Se encuentra a quince kilómetros de mi domicilio habitual. Lejos del mundanal ruido. Un apartamento a tres metros de la playa con una terraza desde la que se huele a mar, al que tardas veintidós segundos en llegar. Lo demás, los bares, restaurantes, centros comerciales, fiestas, etc., se encuentran a un tiro de piedra y puedes estar o no estar en ellas a tu conveniencia. La torre de Benagalbón que es el paraíso encontrado, la cambiamos, a veces y con gran esfuerzo económico, por playas, apartamentos, comidas, etc., en otros lugares de España o del mundo, con el objetivo de cambiar la seda por el percal. Este año no. Vamos a disfrutar de lo que tenemos.

 

Nos quedamos con nuestro propio edén.

 

 

playa 2

 

 

 “El segmento de plata” por Manuel Montes Cleries

m.montescleries@telefonica.net

A tiempo o a destiempo

                              Málaga 12 de junio de 2014

 

El domingo pasado se proclamaba un Evangelio en el que se nos presentaba un encargo imperativo de Cristo a sus seguidores: “Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo”.  Este mandato imperativo, lo tenemos que cumplir cada persona desde nuestra vivencia personal y poniendo al servicio de los demás los talentos con los que hemos sido dotados. En la primera carta de San Pedro en el capítulo 4º se dice textualmente: “Pongan al servicio de los demás los dones que han recibido, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios”. Es decir que tenemos que aportar todo lo que somos y lo que tenemos, lo cual nos permite predicar a tiempo y a destiempo.

 

Esta reflexión viene a cuento de la participación de una monja italiana en un talent-show de la televisión italiana (Rai2). Sor Cristina Scuccia lo ha ganado con un 62% de los votos populares, en una final en la que venció a sus tres oponentes masculinos. La puesta en escena y la coreografía chocaban frontalmente con el vestuario talar, del que no se ha desprendido en todo el concurso. Pero la calidad y belleza de la voz, así como la fuerza de la interpretación, han podido con todos los inconvenientes que aportaba su aspecto externo.

 

Ha sido un remake, ahora en la realidad, de las dos películas norteamericanas (Sister act) que interpretó en los años noventa del siglo pasado Whoopi Goldberg.En este caso Sor Cristina, una monja ursulina, afronta un concurso en solitario y lo gana. Puede que lo dé la orden; la monja que más me ha impresionado en mi vida por su fuerza y su fe, Maria de los Ángeles Vicuña, también es ursulina. La conocí en caritas de la Palma. Actualmente ha vuelto a su tierra norteña.

    

      Volviendo a Sor Cristina, lo que más me ha gustado de su participación, ha sido la forma de compartir la alegría del triunfo. Ha conseguido que millones de personas, muchas de ellas por primera vez desde su infancia, compartieran un Padrenuestro que les habrá sabido a gloria. Tanto como nos ha sabido a la propia intérprete, autora de la iniciativa, a su comunidad y a toda la gente de buena voluntad.

 

Que Dios bendiga a esa monja “de escopeta y perro”. Que así defino yo a esas personas que son consecuentes con sus creencias allá donde se encuentren.

 

 

sor cristina

 LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

                                               Málaga 9 de junio de 2014

 

ALGUNOS SE ESPABILAN

 

Me gusta comer. Comer; donde sea. Preferiblemente en mi casa; me molesta mucho el ruido ambiente, la gente hablando por teléfono como si estuviera en su despacho, las demoras entre plato y plato, etc. Todo estos inconvenientes, unido al escaso incremento de la pensión, me proporcionan una excusa para renunciar a los restaurantes donde, por contrapartida, se disfruta del amor y la compañía de los comensales, así como de viandas que se salen de lo común de los menús caseros.

 

De todo esto se han dado cuenta también los restauradores. Han observado que los establecimientos de comida rápida se han quedado con la mayoría de la clientela (españoles y extranjeros, malagueños y foráneos) que dado el desconocimiento de nuestros platos, por aquellos que vienen de fuera; o ante el miedo a la estocada en el hoyo de las agujas que te deja temblando la tarjeta de crédito de todos.

 

Los nativos, casi siempre, despreciábamos la obligatoria tablilla de precios que, reglamentariamente, cuelga en la puerta de los restaurantes. Hoy la miramos y remiramos, así como también nos pasamos información de los precios de este o aquél establecimiento que trata a tu estomago con cariño y, supra tutto, por un precio razonable.

 

La buena noticia de hoy se basa en la información de uno de los mozos que compartimos mantel y conversación los primeros viernes de cada mes. Con cierto misterio nos ha pasado el chivatazo de que uno de los restaurantes de más prestigio de Málaga, reconocido y alabado por las grandes plumas gastronómicas, ofrece un menú al mediodía de lunes a viernes a un precio razonable. Dicho y hecho, nueve zangolotinos jubilados sometimos a la prueba del algodón al susodicho mesón (como lo definiría el Quijote) que obtuvo un éxito arrollador. Catorce euros por barba más seis de vino, café y propina, nos han permitido disfrutar de una cocina esplendida, un excelente servicio y unas tremendas ganas de que llegue otra vez el primer viernes de mes.

 

Se han espabilado. Se han dejado de tonterías y culto a la elite. Se han adaptado a los tiempos que vivimos. Estoy seguro de que así es como se sale de las crisis. Con esfuerzo e imaginación. No les voy a dar más pistas por no hacer propaganda excesiva y nos suban los precios, pero se trata de un antiguo café que estaba en la costa oriental con nombre de capital europea y ha cambiado el Sena por el Mediterráneo. Blanco y en botella.

 

 

 

comida de amigos

 “El segmento de plata” por Manuel Montes Cleries

m.montescleries@telefonica.net

Pasar a segundo plano

                              Málaga 5 de junio de 2014

 

La abdicación del Rey D. Juan Carlos I ha dado paso a la primera fila a su hijo Felipe. La primera consecuencia que esto traerá consigo será el cambio automático en la jerarquía. De hablar del hijo del rey como personaje secundario y del rey como protagonista principal, se pasará a trocar los papeles.

 

Esta situación, que ya hemos pasado muchos, de ser nombrados en primer lugar, a ser el padre de, cuesta trabajo asumirla; lo mismo que cuando te nombran como el marido de y dejas de ser aquello tan antiguo que te denominaba peyorativamente como el “hombre de la casa”.

 

La aceptación con naturalidad de este nuevo rol, de ese descenso a la segunda división de la vida;  de tu paso al segundo término, se tiene que sustentar en un ejercicio de humildad que nos viene muy bien para bajarnos los humos a aquellos que hemos ido por el mundo con cierta pátina de prepotentes. Ya no estamos en la “champion league”. Ahora participamos en torneos de aficionados.

 

Espero que nuestro rey lo pueda hacer sin dificultades y espero que todos aquellos que, como yo, somos integrantes del “segmento de plata”, asumamos con alegría nuestro paso del oro a la plata, de la seda al percal. Se está muy bien y se es muy feliz. En el Evangelio tenemos dos ejemplos clarísimos: San José, que vemos con que dignidad pasa a un segundo plano en el Evangelio y María, la madre de Jesús, que sigue ahí hasta el final. Cerca pero en segundo plano. Sirviendo, pero sin salir en la foto. De rey a caballo, o a sota, o a peón.

 

rey y torre 2

¿Un espejismo?

1 f, 14

 LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

                                               Málaga 2 de junio de 2014

 

¿UN ESPEJISMO?

Me he tenido que pellizcar. Por diversos motivos. Unos trascendentes y otros totalmente secundarios. Para mí lo trascendente se manifiesta en que la elite del país –aquella que maneja los dineros- está cayendo en la cuenta de que se tiene que reconciliar con el común de los mortales. Por fin han reaccionado.

 

Los que cometimos el “tremendo error” de criarnos en una familia católica y fuimos educados con el Catecismo Ripalda, recordamos aquello que nos aprendimos de memoria antes de nuestra Primera Comunión. “Las condiciones adecuadas para Una buena confesión son cinco: examen de conciencia, dolor de corazón, propósito de la enmienda, decir los pecados al confesor y cumplir la penitencia”. Como ahora hemos “laicizado” todo, se ha puesto en valor la confesión laica de los banqueros arrepentidos. Los primeros “mártires” de esta reconciliación son los cuatro exdirectivos  de Caixa Penadés, que, muy arrepentidos, han empezado por cumplir la penitencia que les han impuesto los jueces (han devuelto 28’6 de los 31’6 millones de euros “distraídos”). Tiene propósito de no volver a ponerse pensiones desorbitadas –hasta que no se olvide el tema-. Examinando su conciencia, han descubierto que si devuelven el dinerito no los meten en la “casa grande”. Les duele el corazón –y la cartera- de querernos tanto y, finalmente, en lo de decir los pecados al juez, se acogen al derecho al silencio, aunque el que calla -y “endiña”-, otorga. Aunque sea con la boca pequeña.

 

     La buena noticia de hoy se basa en que, por una vez, se ha  iniciado la vuelta a la justicia y a la vergüenza. El que manga devuelve. A ver si cuantos nos han dejado “listos de papeles” toman nota y retornan al país lo que han “distraído”… y los administradores actuales aprenden y no caen en el “pecado”. Y si caen, leña al mono.

 

Lo intrascendente estriba en una cosa muy importante para mí. Esta buena noticia es la número 500 de las que incorporo a una bendita página del blog que me enseño a confeccionar en mis años de facultad la profesora Bella Palomo. Jamás me han enseñado algo material que me recompense con tantas satisfacciones personales como este blog llamado “Periodista a los sesenta”. Ha llenado los pasados ocho años de mi vida. Gracias a mis lectores y oyentes.

 

Lo trascendente y lo intrascendente, la devolución de lo “afanado” (supuestamente) y las 500 buenas noticias espero que no sean un espejismo.

 

espejismo