Vacaciones

14 f, 14

 LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

                                               Málaga 16 de junio de 2014

 

VACACIONES

 

Al fin hemos decidido adonde vamos a ir de vacaciones este año. La oferta que nos ha llegada es tan variada, tan sugerente… de tanta categoría, que nos ha costado un montón de esfuerzos y de discusiones, así como de un estudio profundo de los pros y los contras de tan sesuda decisión.

 

Al final hemos optado por un lugar paradisíaco, de largas playas, de clima cálido, de precios moderados, de cercanía a grandes ciudades, centros comerciales, restaurantes de todo tipo, comida autóctona e internacional, pescado recién cogido y maravillosamente preparado, constantes fiestas locales de todo tipo, ferias, certámenes, atención médica inmediata, biblioteca a quince metros, viajes económicos desde nuestra ciudad de origen y posibilidad de entenderte en tu propio idioma.

 

No quisiera dar más datos a mis lectores. Somos una familia que ha recorrido Europa (bastante) y España (a conciencia). Conocemos el norte de África y el cercano Oriente. Hemos cruzado el charco y paladeado el sueño norteamericano. Hemos viajado en autocaravana, autobús, tren, barco, coche privado cutre y lujoso, y hasta hemos hecho el Camino de Santiago a patitas. Toda esta experiencia, cimentada a lo largo de muchos años, nos permite comparar y decidir. Cosa que hemos hecho.

La buena noticia de hoy –por lo menos para nosotros-, es que hemos optado por una opción maravillosa. Se encuentra a quince kilómetros de mi domicilio habitual. Lejos del mundanal ruido. Un apartamento a tres metros de la playa con una terraza desde la que se huele a mar, al que tardas veintidós segundos en llegar. Lo demás, los bares, restaurantes, centros comerciales, fiestas, etc., se encuentran a un tiro de piedra y puedes estar o no estar en ellas a tu conveniencia. La torre de Benagalbón que es el paraíso encontrado, la cambiamos, a veces y con gran esfuerzo económico, por playas, apartamentos, comidas, etc., en otros lugares de España o del mundo, con el objetivo de cambiar la seda por el percal. Este año no. Vamos a disfrutar de lo que tenemos.

 

Nos quedamos con nuestro propio edén.

 

 

playa 2

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: