La venganza de Don Mendo

21 f, 14

LA  BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

 

                                                             Málaga 22 de septiembre de 2014

 

 

LA VENGANZA DE DON MENDO

        

Desde pequeño he tenido una gran afición por el teatro. Allá por los catorce años, junto a un grupo de chavales, con los que me sigo reuniendo pasados más de tropecientos años, nos divertíamos haciendo teatro en un pequeño escenario en calle Pozos Dulces; donde hoy se encuentra la casa de acogida. Pusimos en cartel toda la galería salesiana de sainetes y obras cómicas adaptadas para jóvenes. Posteriormente, después de haber visto cuanto teatro ha estado a mi alcance (recuerdo temporadas de Saza en el Royal, donde en una semana ponía siete comedias distintas), me decidí a participar en teatro de aficionados pero ya de cierta altura.

 

A fin de sacar fondos para la construcción del templo e instalaciones de la Esperanza, un grupo de entusiastas cofrades nos aventuramos a presentar un primero de noviembre El Tenorio en el Teatro Cervantes, con gran éxito de público y crítica, quizás por los protagonistas, muy conocidos en Málaga, entre los que humildemente me encontraba en el papel de Butarelli. Una vez avivada la afición, nos lanzamos a presentar, también el Teatro Cervantes, La venganza de Don Mendo. En aquella ocasión me encargaron el papel de Don Nuño. De esta obra hicimos varias representaciones con mucho éxito.

 

Al cabo de muchos años, me piden mis amigos del grupo de teatro El Carromato, que me ponga en facha de nuevo y participe en la puesta en escena de La Venganza de Don Mendo que se va a desarrollar el miércoles 24 de septiembre a las 20 horas en el Alameda, y, posteriormente en Fuengirola, Antequera y otras ciudades de Andalucía y Levante. Los beneficios serán para el Teléfono de la Esperanza de Málaga. Pero no busquen entradas porque no quedan. De todas formas si alguna institución quiere que la representemos en otro sitio y con otro beneficio, no duden en decírnoslo que les atenderemos adecuadamente.

 

Esta vez, la obra, es especial para mí. Me van a acompañar dos nietos que debutan como actores. Para volverse loco de alegría. Os esperamos.

 

“Cese ya el atambor

que están mis nobles

cansados de redobles

y yo ahíto…

de tanto parchear y tanto grito”

 

 

 

mendo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: