Tarjetas

5 f, 14

LA  BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

 

                                                             Málaga 6 de octubre de 2014

 

 

TARJETAS

        

Hasta ahora cuando se hablaba de tarjetas discutibles nos referíamos a las que mostraban desde hace años los árbitros de fútbol. Las primeras eran blancas, posteriormente se sustituyeron por las amarillas y las tan temidas tarjetas rojas que indican el camino de los vestuarios.

 

Ya hace años que aparecieron las tarjetas de crédito, de débito y de “choriceo directo”. Estas últimas constituyen la nueva forma de justificar la lucha por el poder y la inclusión en los consejos de administración de algunos –quizás demasiados- políticos. En cierta entidad bancaria –espero que no haya proliferado el sistema- entregaban una tarjeta milagrosa que parecía una reproducción laica del “milagro de los panes y los peces”. Satisfacían todas las necesidades del tenedor de la misma y se regeneraban expontganeamente sin solución de continuidad. Una reedición de aquellas películas tales como “El billete de un millón de libras” o “Un gángster para un milagro” de Capra. Un pozo sin fondo.

 

Por otra parte, podemos observar como en el deporte proliferan los “chanchullos”. Se compran y venden partidos, títulos, combates, directivos, periodistas, jugadores y hasta “forofos”. En cuanto se profundiza en el tema, se descubren las peores cualidades de unas personas que deberían ser modelo y ejemplo de cuantos les admiran.

 

¿Dónde está la buena noticia hoy? Pues la hay. Tuve la oportunidad de asistir y disfrutar de un discurso de Javier Imbroda el día de la presentación de la fundación que lleva su nombre. En dicha intervención, un entrenador de baloncesto que ha llegado al cenit de su profesión, que tiene ofertas de equipos que le pueden aportar dinero, poder y prestigio, el maestro y entrenador, manifiesta que ha tomado una opción por su primitiva vocación: la  enseñanza. Se dedica en la actualidad a formar a cientos de jóvenes en los estudios y los deportes desde el MEDAS (formación profesional en el campo del deporte) de la Universidad Isabel I, así como en la propia fundación Javier Imbroda con becados y equipos de jóvenes. Su tesis es la promoción de los valores humanos, tales como el respeto, la educación, la familia, la superación, etc. Este es el deporte al que nos apuntamos todos.

 

Por otra parte Vicente del Bosque, días pasados, en el Hormiguero, dio una lección de humildad, saber perder y reconocer los errores propios. No conforme con ello promocionó la creación del tercer espacio lúdico para los niños que padecen largas enfermedades que les obligan a permanecer en los hospitales. Han obtenido fondos para construir el tercer jardín-parque-ludoteca infantil en las azoteas de los grandes hospitales. Una extraordinaria iniciativa.

 

A estos deportistas hay que sacarle la “tarjeta de colores”. Han conseguido trocar el blanco de vacío y el negro de la poca vergüenza de las tarjetas de “latrocinio político y deportivo”, por los colores del compartir y servir a los demás. Enhorabuena.

 

imbrodadel bosque y hospiital

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: