OPORTUNISTAS

12 f, 14

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    LA  BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

 

                                                             Málaga 13 de octubre de 2014

 

 

OPORTUNISTAS

        

Los califico así por no caer en el mismo error en el que incurren los que aprovechan la menor –o la mayor- oportunidad para atacar y descalificar con epítetos malsonantes a “todo lo que se menea”. Esta actitud se manifiesta en los medios de comunicación, las redes sociales, las tertulias, las intervenciones de los adversarios políticos y, finalmente, en los comentarios a pie de calle. Cuando te pones en una cola, como la que guardé yo días pasados, escuchas los disparates más insólitos con referencia a los últimos acontecimientos, aseverándolos con la garantía de que “lo he escuchado en la radio o lo he visto en la televisión”. Estamos totalmente desinformados. O informados parcial y maliciosamente.

 

Estamos sufriendo con pena, no exenta de un miedo personal, la desgraciada situación de la enferma que ha contraído la maldita enfermedad del ébola que se ha puesto de moda cuando la estamos sufriendo en nuestra cercanía. Aunque en África llevan años sufriéndola ante nuestra indiferencia. En la gestión del suceso en España espero que cada palo aguante su vela, caiga quién caiga, pero, sobre todo, espero que se mejoren los afectados.

 

Por otra parte, leemos entre líneas y sin darle importancia, la muerte de nueve personas (y una posible décima) en Cataluña victimas de la legionella. Esta noticia pasa como de puntillas entre las bombas de humo de la consulta sobre la soberanía, las tarjetas opacas y la crítica sobre la actuación de los políticos del partido contrario, que tienen la culpa de todo. Si hubieran muerto nueve personas por el ébola en España nos había echado del mapa de Europa y habrían caído varios gobiernos. A la legionella ya nos hemos acostumbrado y, además… solo palman los viejos. Vergüenza ajena y poca vergüenza propia. Espero ver a los tertulianos pedir dimisiones. Oportunistas.

 

    La buena noticia de hoy me la han proporcionado unas imágenes del hospital donde están tratando a los posibles receptores del virus maldito. Un hombre joven, internado preventivamente, se ha asomado a una ventana haciendo el gesto de victoria mientras enseña un control de temperatura favorable. La radio me acaba de transmitir –hoy domingo por la mañana- un parte médico muy esperanzador sobre el estado de la única enferma contagiada actualmente: Teresa Romero. Pido a Dios con mis escasas fuerzas que se ponga buena. Y el resto de los enfermos también, de cualquier enfermedad. Del cuerpo, del alma y de la mala leche. Así sea.

 

hospital carlos III

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: