Continente y contenido

16 f, 14

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    LA  BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

 

                                                             Málaga 17 de noviembre de 2014

 

 

CONTINENTE Y CONTENIDO

 

La vida está llena de momentos en los que tenemos que optar entre el continente y el contenido. Es decir, elegir entre lo que es la envoltura o el regalo, el caparazón o la langosta, el chasis o el motor, la ropa o la persona que lleva debajo, la carne o el espíritu.

 

Nos encontramos inmersos en una sociedad de signos externos, que son manejados premeditada y conscientemente por los dictados de los modos y las modas y gestados en los despachos del poder político, económico o educacional. Con bastante anticipación, deciden lo que hemos de vestir, comer o decir; a quién tenemos que aplaudir o denostar; que nos tiene que divertir o aburrir y cuantas otras chorradas nos permitirán estar en “la pomada”, “el mercado” o “en la foto”. Se trata de convertirnos a todos en unos neo “mocitos felices” que no sabemos para que, pero estamos allí.

 

La última moda que hemos “descubierto” de los americanos, es la de la petición de mano… o de matrimonio, lo de la mano ya va por delante. Hemos visto un par de series en los que un tipo se pone de rodillas en medio de un comedor y, haciendo guardar silencio a toda la sala, hace una petición formal de matrimonio a una prójima con la que lleva conviviendo catorce años. Otra “novedad” consiste en, pagando, hacerse enfocar por las cámaras en un evento deportivo y, dirigiéndose a ellas, realizar la petición ante cien mil espectadores. O haciendo volar un avión que proclame el deseo. Hay quien riza el rizo; días atrás, en medio de un concierto en el Teatro Cervantes de Málaga, un caballero, aprovechando la oferta del director de la orquesta para que hicieran alguna petición musical, el interfecto, ni corto ni perezoso, pidió matrimonio a su acompañante entre el aplauso general.

 

Estoy hablando del continente. El contenido, al parecer de las encuestas, cada día es más efímero. Se realizan más divorcios y separaciones que bodas. La duración de los matrimonios cada vez es más corta y el terror a cualquier vínculo formal va en aumento. Es decir, que posiblemente nos preocupamos más de las formas externas, del aspecto físico o económico, que de lo que las personas llevamos por dentro. Lo interior, esas actitudes y aptitudes, permanecerán para siempre. Ahí está la diferencia entre el amor y la atracción. La atracción se queda en lo que pasa. El amor en lo que permanece.

 

La buena noticia de hoy me la siguen transmitiendo ese tipo de parejas que luchan con denuedo por situarse decentemente en la vida, con gran esfuerzo común, con muchas tardes de bocadillos y paseos por el puerto, con una sucesión de ilusiones y deseos, de aceptación de los defectos y determinación para saber envejecer juntos. No se si  recodaran ustedes su experiencia. Yo sí. Una tarde de agosto de hace muchos, muchos años, en el viejo Antonio Martín, con cuarenta duros en el bolsillo, con un vermouth blanco y unas aceitunas por medio, nos dijimos mi parienta y yo que íbamos a compartir la vida. Hace cuarenta y siete años. Seguimos envejeciendo juntos. Con dignidad. Y sin aspavientos públicos. No nos ha ido tan mal.

 

 

 

petición de mano

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: