Me ha tocado la lotería

18 f, 14

El segmento de plata

por Manuel Montes Cleries. m.montescleries@telefonica.net

Málaga 18 de diciembre de 2014

ME HA TOCADO LA LOTERÍA

        La conversación típica y tópica de estos días gira alrededor del sorteo de la lotería de Navidad. Todos vivimos con la ilusión de que nos toque ese “gordo” que nos va a sacar de la crisis y va a traer la felicidad a nuestras vidas. El común de los mortales jugamos como máximo un décimo. Lo cual significa como premio “gordo” 400.000 €. Una cifra que ayuda a estabilizar la economía pero que no quita de trabajar a nadie. En fin, no lo neguemos, ¡quién la pillara!

 

Esta reflexión me ha llevado a descubrir que soy un hombre afortunado al que nunca a tocado la lotería, pero que he recibido un montón de circunstancias y encuentros que han llenado casi por completo mi vida de sentimientos positivos y agradables.

 

Me tocó la lotería el día que conocí a mi parienta y cada vez que se ha ido llenando nuestra familia de hijos, nietos y allegados.

 

Me tocó la lotería el día que me invitaron a un Cursillo de Cristiandad, donde me encontré de cara con Jesucristo y sus Evangelios. Ellos transformaron mi vida y me marcaron un nuevo horizonte.  Allí me hablaron de tres patas de un trípode que sustenta la vida del cristiano. La oración, la formación y el encuentro con el hermano.

 

Me tocó la lotería el día que descubrí que estas tres patas llegan, en un momento determinado, a convertirse en una forma de vivir bastante natural y gratificadora. Y que la formación que yo requería era integral y moderna: una mezcla del Evangelio y los medios de comunicación; la auténtica Buena Noticia. Que la oración consiste en  escuchar al Dios del Sagrario y al Jesús vivo con el que tropiezas cada día, y el que te enseña. En una palabra: vivir con y en el mundo que te rodea.

Me tocó la lotería el día en que una familia de argentinos, que desgraciadamente han tenido que volver a su país, me animó a poner en marcha “El Biberódromo” una ONG que funciona de una manera milagrosa. Cada año nos encontramos con 250 niños y a sus madres a los que alimentar, sanear y formar. Con 25 socios que aportamos unos 6.000 € anuales y un presupuesto de unos 60.000. Nuestro “socio capitalista” es la Providencia Divina. Y así llevamos más de seis años.

 

Nos ayuda a subsistir, un ¡banco!, una fundación con su torneo de golf, unos empleados que nos envían el aguinaldo, el Ayuntamiento que se nos presenta en la puerta con tres palés de alimentos, el Banco de Alimentos, el Málaga C.F. que nos regala 400 entradas para el fútbol que cambiamos por potitos, los informáticos que nos arreglan nuestros cacharros y no nos cobran, los asesores laborales que ídem de ídem. Los voluntarios que siguen allí aguantando mecha. Etc. Etc.

 

¡No me digan que no tengo suerte! Y es que meto a una lotería que toca SIEMPRE. El ciento por uno. No hay ni que buscar el número. El número sale a tu encuentro.

 

Por cierto, les he pedido a los Reyes dos aparatos de aire acondicionado para el Biberódromo; en el verano se asfixian allí los niños, las madres y los voluntarios. Estoy seguro de que los tendremos. Faltaría más. El segmento de plata no falla nunca.

 

Finalmente, nos ha tocado la lotería a todos con el Papa Francisco.

Un auténtico regalo. Un digno continuador de la forma de entender el cristianismo de Juan XXIII. Lo de la celebración de su cumpleaños con el mate, la tarta y, sobre todo, el acuerdo de Cuba ha sido demasiado. Nos ha tocado un hermano-papa extraordinario.

logo biberódromo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: