Padre

18 f, 15

El segmento de plata

por Manuel Montes Cleries m.montescleries@telefonica.net

Málaga 19 de marzo de 2015

 

PADRE

Hoy se celebra el día del Padre. Se ha buscado esta fecha coincidiendo con el día que se conmemora al padre más famoso de todos los tiempos: San José, padre putativo de Jesús de Nazaret (P.P., de ahí viene el llamarle Pepes a los Josés). Pero al final, como todos los demás, este día lo hemos convertido en un motivo para que se acrecienten las compras en los centros comerciales y, consecuentemente, los padres recibamos una serie de corbatas o de colonias que jamás vamos a utilizar.

 

Creo que podemos aprovechar esta ocasión para reconocer la labor del padre multiuso. Un individuo que pasa por los roles de pater familiae, cajero automático, prestamista, metepatas, bulto sospechoso, inquisidor, ignorante del fondo de las cuestiones familiares y domésticas, pésimo cocinero, viejuno cascarrabias, noble anciano, etc. Pero sobre todo el padre está ahí como último recurso. El padre casi nunca está presente, delante o detrás. Pero está al lado. Imperceptible pero cercano. Casi siempre se hace el tonto y el ignorante. Pero conoce casi todo lo que pasa y lo que aparenta desconocer.

 

El padre es algo que se valora en su debida magnitud cuando se pierde. Entonces se lamenta el tiempo y las oportunidades perdidas de convivir más con él; de haberlo tenido como confidente, como acompañante y como amigo. Pero el miedo al padre justiciero, (presente en nuestra educación judeo-cristiana) nos pierde.

 

Yo he sido bastante mediocre como hijo. Pero es más, me considero un padre muy deficiente y me auto-suspendo en mi examen como tal. En junio y en septiembre. Cada uno de los 42 años que vengo ejerciendo la paternidad. Pero me conformo. Estoy convencido que N.M. Necesito mejorar.

 

Finalmente, proclamo con firmeza mi satisfacción por ser padre. Con mis defectos y mis virtudes. Mi familia es lo mejor que me ha podido pasar. Y el ser padre… es demasiado.

 

P.O. Cuando escribo esta reflexión conozco la noticia del fallecimiento de Don Antonio Dorado. Una excelente persona y una especie de padre espiritual para mí en un momento en que me sentí incomprendido por la Iglesia institución. Me acogió, me acompañó y me animó. Hoy le he despedido junto a cardenales, obispos, sacerdotes y cristianos de a pie. Descanse en paz.

 

 

 

 

padre

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: