GRACIOSILLOS

26 f, 15

El segmento de plata
por Manuel Montes Cleries m.montescleries@telefonica.net
Málaga 26 de marzo de 2015

GRACIOSILLOS
Les hago el favor de denominarles así para hacerlo de una forma educada. El cuerpo me pide llamarles como se merecen, pero el sentido común frena mis deseos y me insta a calificarles solamente de “graciosillos”.

Una revista de tirada nacional ha publicado un twitter con una foto del Cristo de la Crucifixión a su paso por calle Larios. El impresionante rostro del Cristo que se venera en la parroquia del Buen Pastor ha sido sustituido por la cara del Sr. Rajoy y las figuras de los espectadores que se ven en segundo plano, asomados a un balcón, han sido trucadas con los rostros de Dª. Susana Díaz y otros dirigentes del PSOE andaluz.

Tengo un cariño especial por la Cofradía de la Crucifixión y una acrecentada veneración por sus imágenes, tanto del Cristo como por el San Dimas que actualmente, por desgracia, no se procesiona. Tuve la suerte de portar el trono con mis hijos en los primeros tiempos de su incorporación a la agrupación de Cofradías y, desde siempre, dada mi vinculación con esa parroquia, he estado muy cerca de estos cofrades.

Creo que no sería honrado conmigo mismo si omitiera mi opinión, totalmente desfavorable, sobre estos graciosillos que no dudan en mezclar lo sagrado con sus opiniones políticas y la crítica con la falta de respeto ante la fe, las creencias o la religiosidad del pueblo en general. Han querido hacer un remedo de lo que una revista de su mismo estilo ha realizado en Francia, pero desde la certeza de que los cristianos vamos a ser menos violentos y más consecuentes con nuestra fe que lo son los de otras confesiones.

El lunes santo, cuando a primeras horas de la tarde la cofradía de la Cruz Verde, la del Padre Cacho, la del Biberódromo, descienda Carretería abajo, dirigiré mis oraciones, como tantos malagueños, a ese Cristo clavado en una Cruz que proclama desde su mirada serena el perdón hacia esos “graciosillos mohosos” mientras proclama: ”perdónalos porque no saben lo que hacen”. Y, una vez más, me imaginaré que el Señor me mira con el cariño con que acogió a San Dimas.

crucifixión

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: