El Seguro

31 f, 15

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    LA  BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

 

                                                             Málaga 1 de junio de 2015

EL SEGURO

 

Esto de estar en manos de la seguridad social le hace a uno más fuerte y le acrecienta la virtud de la paciencia. Siempre que no padezca uno cosas muy graves. Entonces los protocolos se suavizan, las listas de espera se clarean y, normalmente, el problema se solventa con rapidez y eficacia.

 

Tengo la mala suerte –o la buena, todo es cuestión de opiniones- de padecer muchas dolamas de las que no matan a nadie pero que te dejan jodido por el momento y, a aquellos que somos aprensivos e hipocondríacos, con la mosca detrás de la oreja.

 

Hace años que vengo observando que los tendones de mis manos se van endureciendo por momentos, hasta el punto que se van cerrando poco a poco los dedos que sustentan y manejan. La dolencia está perfectamente diagnosticada como el Síndrome de Dupuytren desde hace dos años. La solución es quirúrgica o con un tratamiento específico de infiltraciones en los tendones dañados. Un mes tras otro pregunto por “lo mío”; estoy en lista de espera. Al parecer es un problema de fondos económicos. Pero va para veinticuatro meses. Menos mal que no soy pianista.

 

Por otra parte, mi garganta está maltrecha de tanto hablar y hablar mal. Gastada por el uso, el exceso de frío y calor repentino y, sobre todo, porque tiene la misma edad que yo. Tras el paso por la médico de cabecera, visité a la especialista en otorrinolaringología. Me dijo que tenía una afección leve en la garganta, que fuera al logopeda y que ya me llamarían. El logopeda me ha enseñado a respirar mejor a vocalizar, etc., pero las tragaderas cada vez me duelen más. Quiero empezar otra vez el proceso y me dan cita en el médico de cabecera dentro de diez días. Después esperar la cita con el especialista, etc. Otros veinte días. Ánimo, paciencia y barajar.

 

La buena noticia es que desde hace muchos años tengo una póliza con el Ocaso. Si la palmo inesperadamente no me tienen que guardar en la nevera. Estos son rápidos. Así que estoy contento. Hablando lo imprescindible y bebiendo todo caliente. Todo sea porque tengo que leer esta buena noticia en la radio. Espero  recuperarme para el lunes. Si no, por señas. Y lo de los Asperones está controlado. Eso sí está seguro.

 

seguridad social

oler a oveja

28 f, 15

El segmento de plata

por Manuel Montes Cleries m.montescleries@telefonica.net

Málaga 28 de mayo de 2015

Oler a oveja

 

El lunes asistí a la presentación de un libro. Sin libro. Ni hacía falta. Estamos asistiendo a la implantación de nuevos formatos literarios. Con papel y sin papel. Pero jamás había podido intuir un libro con más contenido y menos palabras. El libro de la vida americana del Padre Cacho –un soriano reciclado en Málaga- fue puesto sobre una mesa en la que, por otra parte, se presentaba su testimonio vital. Lo escrito en papel… ya nos llegará.

 

En un manifiesto lleno de emoción en el que desgranó retazos de su vida en Los Cerros -una Cruz Verde corregida y aumentada de Caracas- Cacho, nos planteó con sencillez su labor apostólica. Sin querer mezclaba sus recuerdos con su etapa de Málaga. Su método de evangelización no ha cambiado. Sin muchas palabras ni parafernalia  pero incidiendo en el amor y la misericordia. Sin mucha teología pero con cercanía a unos feligreses cuyo deseo diario es continuar con vida y su meta es descerrajar de un tiro a los que les han precedido en la venganza. Menudo reto.

 

Cacho dice lo que piensa. Pero tiene muy pensado lo que dice. “En mi circunstancia presente el ser tan solo cura es una inutilidad”; “tengo que hacer muchas más cosas que sacramentalizar”; “no me voy a jubilar nunca; los curas no tenemos edad sino capacidad”. Tantas ideas expuestas de una forma atropellada pero trascendente que llegaron a tocar los corazones de madres de familia a las que había administrado la Primera Comunión, de cofrades de la Crucifixión, de miembros del Teléfono de la Esperanza, de feligreses de Goretti y del Buen Pastor, alumnos de los Maristas y malagueños en general que nos habíamos reunido tras su convocatoria.

 

El acto acabó como acaban estas cosas. De una forma especial. Nos pidió permiso para rezar. Lo hizo con todos nosotros y nos despidió con una bendición en estéreo. La que nos impartieron él y uno de sus alumnos mejicanos –hoy sacerdote pasionista y párroco de Goretti- el padre Omar.

 

      El padre Cacho. Un hijo de pastor que huele a oveja.

 

 

 

cacho 2015

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    LA  BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

 

                                                             Málaga 25 de mayo de 2015

ESTO ES DAR TRIGO

 

Tengo bastante clara la diferencia entre predicar y dar trigo. En este caso me refiero al discurso feminista de salón defendido por muchos oportunistas dedicados a la observación cara a la galería de lo políticamente correcto que se queda tan solo en palabras. Las similitudes y las diferencias entre hombres y mujeres no son una rémora sino un valor para ambos sexos. Soy un auténtico enamorado de la naturalidad y la huida de las situaciones forzadas con el objeto de quedar bien. Me gustaría recoger hoy una vivencia ajena que reafirma estos conceptos. La han publicado las redes esta semana. Ha pasado en Jerusalén. Todo un ejemplo.

 

Tan solo he estado una vez en Israel. Esa visita reafirmó mi idea de que el pueblo hebreo es muy inteligente. Pero además, se preocupa de rellenar esa virtud natural con una formación sólida y prolongada en todos los aspectos de la vida. Es difícil encontrar con judíos en ese país que no hayan pasado por el ejército, la sinagoga y la universidad. Hombres y mujeres. Una de mis profesoras de Periodismo está trabajando actualmente en la Universidad de Tel Aviv y me da fe de ello. Definitivamente, es un pueblo trabajador, culto y avanzado.

 

Volviendo a la noticia recogida por los medios, plantea en síntesis lo sucedido. El protagonista de este acto, y ahora un héroe de las feministas, es el catedrático sudafricano Sydney Engelberg, profesor de Gestión Organizacional en la Universidad Hebrea de Jerusalén. La educación o los hijos, es el dilema que se plantean muchas madres jóvenes, cuya circunstancia, injustamente, dificulta el seguir creciendo profesional y culturalmente. La página de Facebook LatamIsrael describe la situación: Recientemente una estudiante, que acababa de ser mamá, vino a clase con su flamante bebe. Lo interesante de esta historia comenzó cuando el pequeño tuvo la idea de ponerse a llorar en medio de la clase. La madre, un tanto perturbada y sintiéndose incomoda, se puso de pie con la intención de salir de la clase y calmar a su niño. El profesor dictó su clase con el niño en brazos a fin de calmarlo y evitando el que su madre tuviera que abandonar el aula. Las fotos de la lección impartida por Engelberg con el niño en brazos recorrieron rápidamente todas las redes, después de que alguien, sin que el profesor lo supiera, las subió al espacio cibernético. Naturalidad, sencillez y colaboración. Su página de Facebook se ha llenado de felicitaciones.

 

A esto le llamo yo “dar trigo”. Ayudar a tantas mujeres que quieren formarse o trabajar en una sociedad que dificulta sus deseos llenándolas de trabas para conseguirlo. Menos predicar con observaciones semánticas y dar más trigo con gestos como este. Convivo laboralmente en la actualidad con una trabajadora social con bebé. Jamás ha sido una cortapisa para su trabajo esa niña pequeña que es un apéndice más de su cuerpo. Un tercer brazo que sonríe.

 

 

profesor israel

El segmento de plata

por Manuel Montes Cleries m.montescleries@telefonica.net

Málaga 21 de mayo de 2015

ABIERTO VEINTICUATRO HORAS

 

Este comentario no tiene nada que ver con la serie que se presentó en el año 2001 en Antena 3 televisión. Una disparatada sitcom con ese título y un desarrollo bastante simple y algo chabacano. Permaneció en pantalla solo durante dos temporadas.

 

En este caso se trata de algo más trascendente. En Madrid podemos encontrarnos con un templo que se encuentra abierto permanentemente. ¡24 horas de cada día! Cualquiera que circule por el centro de la capital de España, en la calle Hortaleza 63, se encontrará con la Iglesia de San Antón; un templo auspiciado por los Mensajeros de la Paz con el Padre Ángel a la cabeza.

 

Las características principales que les diferencian de los demás se pueden resumir en los carteles que se exhiben: “entren a cualquier hora del día o de la noche”, “se admiten mascotas”, “siempre habrá un cura por aquí que les podrá servir de forma sacramental o coloquial”, “eche lo que quiera en el cepillo o coja lo que necesite”, “hay siempre café caliente y galletas para todos”, “utilice nuestros servicios (duchas incluidas)”. “Un oasis de silencio y de oración”.

 

      En palabras de sus fundadores La iglesia no va a ser solo para venir a rezar, el centro es Cristo, pero lo fundamental es acoger”; “en la calle hay personas de toda índole que necesitan sentirse acogidos“. “Esta iglesia es una ilusión de muchos; un foco de cultura, y también un lugar de encuentro, de ayuda y de acogida”. “Vamos a poner mucho esfuerzo y mucho trabajo para que sea algo muy vivo y beneficioso para toda la sociedad y todas las personas que lo necesiten”. Toda una declaración de principios.

 

Un excelente ejemplo a seguir. En la actualidad nuestros templos están cerrados muchas horas del día por motivos de seguridad. Pero si los feligreses montáramos un pequeño turno de recepción y acompañamiento, podrían seguir prestando su acogimiento durante más espacio temporal. No es lógico que veamos un perro en una iglesia, pero un transeúnte, que lo único que posee es un perro y un macuto, no puede abandonar la mitad de sus pertenencias en la calle. Habrá que inventarse algo para ellos. Sí; ya sé que tenemos la “puerta única”; pero este es otro concepto.

 

Hace años estuve meditando con un grupo, allá en el centro de Francia, en Taizé, sobre el hogar de Jesús en Nazaret. Llegamos a la conclusión de que era algo parecido a este templo de San Antón en Madrid. Estas son ideas utópicas. Pero realizables. Como el Evangelio de Jesús.

 

                             

Foto. Periodistadigital.comsan anton padre angel

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    LA  BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

 

                                                             Málaga 18 de mayo de 2015

COMUNIÓN FUSIÓN

 

Cada vez que asisto a alguna celebración litúrgica en Getafe, patria chica de tres de mis nietos, me encuentro con una Iglesia Católica fresca y muy cercana a las recomendaciones del Papa Francisco. En este caso he vivido la Primera Comunión de mi nieta Victorita, con un grupo de niños que comparten la fe, el pan, la sal y la enseñanza en una de las ciudades donde la mezcla de razas, religiones y nacionalidades se hace más presente. En el caso presente, en la Parroquia de San Rafael, lugar donde se celebró el acto, conviven feligreses de diecisiete nacionalidades distintas. Españoles de todas las regiones, hispanoamericanos, centroafricanos, chinos, europeos del este y norteafricanos conviven a diario sin ningún tipo de reacción xenófoba.

 

La lectura de los nombres de los comulgantes era un catalogo de nuevas denominaciones con escaso parecido con el santoral clásico. Elliane, Emile, Claris, If y chavales con nombres parecidos, fueron presentados como unos niños que, por otra parte, llevan años conviviendo en la calle y en las aulas. En los bancos de las familias aun se notaba más la diferencia en los atuendos festivos y los adornos capilares.

 

La buena noticia de hoy, me la ha proporcionado el encuentro con esa Iglesia nueva, pobre, solidaria y llena de guiños a los más necesitados. Una gran naturalidad en los niños, los padres y los celebrantes, cartas de unos a otros por medio y un detalle que me sorprendió sobremanera. A la hora de las ofrendas, donde siempre se llevan velas y flores, en este caso, se aportó un cartón de leche y galletas. Como recuerdo de los pobres de la zona.

 

Así no me sorprende que junto al altar de la Parroquia de San Rafael de Getafe, se haya colocado un segundo lugar donde siempre hay latas de conservas, arroz o leche que los feligreses van dejando. Allí no se pasa cepillo ni se pide persona a persona. Cada uno sabe lo que tiene que aportar y donde hacerlo. Una Iglesia con olor a oveja y “el altar del hermano”. Una parroquia-fusión.

 

getafe 2015

600 entradas

14 f, 15

¿Son muchas o pocas 600 entradas? Para mí son suficientes y gratificantes. Hace años, una profesora  de la facultad de periodismo me inoculó en gusanillo y en esas estamos. Gracias a la plataforma WordPress que me ha permitido salir a la palestra y a los lectores que me han leído desde entonces.

El segmento de plata

por Manuel Montes Cleries m.montescleries@telefonica.net

Málaga 14 de mayo de 2015

CASTRO Y EL PAPA FRANCISCO

Acabo de escuchar por la radio que el líder de Ciudadanos considera que los únicos políticos que están capacitados para gestionar España de forma adecuada son aquellos que nacieron en democracia, mientras, presenta en Córdoba como cabeza de lista a un señor que tiene tres años más que yo, que ya es decir. Y a una alcaldesa de un pueblo pequeño con 83 años, también en la lista de Ciudadanos.

Al final la realidad supera las declaraciones, bastante inoportunas por cierto, y pone las cosas en su sitio. El pasado fin de semana se ha realizado una entrevista que nos ha impactado por lo inesperado. Me ha recordado a la caída del muro de Berlín. La demolición del muro de la incomunicación con un país tan cercano a nosotros como Cuba, con una forma de ser y pensar tan parecida a la nuestra, nos ha llenado de esperanza y de ilusión. La apertura del diálogo con USA y la visita de Castro al Papa han sido trascendentales. Este sentimiento lo comparten cubanos que se encuentran como refugiados políticos en España que están viendo cada vez más claro el final del túnel.

 

El Papa Francisco (79 años) y Raúl Castro (84 años) se han encontrado de una forma cordial en una entrevista privada de 55 minutos. A la salida de la misma Castro declaró: “Yo me leo todos los discursos del Papa. Si continúa hablando así, les aseguro que volveré a rezar y regresaré a la Iglesia. Y no lo digo en broma”.

 

La palabra Pontífice es muy usada en comunicación para designar al Papa. Su significado etimológico es: constructor de puentes. Nunca ha estado mejor denominada una forma de ser y seguir a Jesús; vivir y actuar. El amigo Castro tiene que dirigirse a Dios, no al Papa, pero Francisco le sirve de viaducto que enlaza su necesidad de lo trascendente con el Dios que le espera con los brazos abiertos.

 

Señores de Ciudadanos, los mayores aun servimos para algo. Tenemos poco que ganar o que perder y mucho que aportar. El “Segmento de plata” sigue dando guerra.

 

papa y castro

TEATRO

10 f, 15

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    LA  BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

 

                                                             Málaga 11 de mayo de 2015

TEATRO

Este fin de semana lo he dedicado al teatro. Los avatares de la vida me han llevado a Granada a fin de representar en el teatro municipal del Zaidín “La venganza de Don Mendo” con el grupo de teatro que colaboro. La experiencia es enriquecedora como todas, pero me ha servido también para reflexionar sobre lo que es teatro ficticio y teatro real. Ambos dos, a veces, son difíciles de identificar.

 

Dice la RAE que teatro es el “edificio o sitio donde se realizan obras dramáticas”, o “lugar en que ocurren acontecimientos notables y dignos de atención”. En su octava acepción lo considera como “acción fingida y exagerada”. Todo un muestrario de situaciones, aptitudes y actitudes que nos permite descubrir que nos encontramos en un inmenso escenario en el que se representan simultáneamente una multitud de dramas o comedias. Al fin al cabo es lo mismo.

 

“El Mendo”, escrita hace casi cien años, plantea situaciones y personalidades perfectamente identificables en el mundo del siglo XXI. Frases tales como: “Nunca ha de faltar un noble que robe más de la cuenta”; “¿Ladrón vos, Don Mendo, vos?” y otras por el estilo, demuestran que los tiempos no cambian tanto como puede parecer.

 

Pero lo que, sobre todo, me llama la atención, es la similitud entre el mundo que nos rodea y un gran escenario en el que todos representamos un papel que difiere por completo de la realidad. Los dirigentes políticos, religiosos, culturales y económicos hacen lo que les conviene, dicen lo que quieren que escuchemos, pero saben a ciencia cierta que lo han de hacer tapándose las narices, aunque lo justifican con la frase que nos otra cosa que una gran mentira; lo hacen por la salvación del país, de nosotros. Una m…; lo hacen por conservar su poltrona y la de su partido. Las ideas cambian como los vientos, oteando de donde vienen los votos.

 

Estoy harto de cambios de actitudes en función de las circunstancias. El parlamento andaluz es un cachondeo. Ahora tienen que gobernar las listas más votadas. En la legislatura pasada no. Los munícipes se inflan a limpiar calles por las que no había pasado una escoba jamás. Hay candidatos que están en listas de distintos partidos y distintas ciudades a la vez. Todos prometen hacer lo que no han hecho hasta ahora. Esta semana pasada se han puesto a la venta obligaciones con interés negativo; es decir, que tenemos que pagar intereses al Tesoro por tenerlas. ¿Estamos locos?

 

Yo sí. Me estoy volviendo loco. Esto es como el teatro de Ionesco o de Bertolt Brecht. Muy bonito, muy plástico… pero no lo entiendo. Teatro del absurdo. Como dice la Lole: “de lo que pasa en er mundo, de vera no entiendo na”. Pero ahí seguiremos ocupando nuestros papeles de comparsas y poniéndonos y quitando caretas.

 

La “buena noticia” de hoy, la hemos vivido un grupo de aficionados malagueños al teatro. Hemos disfrutado y compartido nuestro “arte” con un montón de espectadores de la vecina Granada. “Gratis et amore”. Como hay que hacer estas cosas. Y hemos terminado con la frase “y don Mendo… mató a menda”.

                                             la venganza de don mendo 14-11-14 001

El segmento de plata

por Manuel Montes Cleries m.montescleries@telefonica.net

Málaga 7 de mayo de 2015

HACER LOS DEBERES

 

El Papa Francisco no cesa de sorprenderme. Cuando uno está curtido en cientos de batallas, resulta muy difícil que nada ni nadie  consiga llamar nuestra atención. Después de llevar cuarenta y cinco años como miembro activo del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, el pasado jueves me apresté a seguir el mensaje del Papa a los participantes en la Ultreya Nacional de los 50 años en Italia, donde asistieron miles de europeos de todas las naciones.

 

En un auditorio Pablo VI, atestado de unos fervientes católicos fruto de los Cursillos, el Papa Francisco manifestó un conocimiento pleno de la situación actual de la Iglesia en general y de los Cursillos en particular. Su discurso cogió mucha más intensidad cuando soltó los papeles y se expresó a tumba abierta. Sus ideas fuerza se basaron en el cristianismo testimonial, el huir de un proselitismo militante y, sobre todo, la vuelta a las raíces, la transmisión de la Buena Noticia en tu campo de influencia. “Los cristianos somos unos privilegiados que hemos sido elegidos por Dios para que demos fruto”. Demostró estar al tanto de la dificultad de abandonar el trabajo por tres días para asistir al Cursillo y dejó abierta la puerta al cambio, sin perder de vista del que y el porqué, pero adaptado el cómo a los tiempos actuales. Que seamos “traductores, no traidores”. Pero “supra tutto”, recoger a los que se encuentran al borde de “la strada” del camino de Jesús.

 

Su discurso acabó haciendo una pregunta al auditorio: “¿conocen las obras de misericordia?”. La respuesta dubitativa le propició el dirigirse a “i Vescovi” presentes (Obispos), diciéndoles: “ya tenéis deberes que realizar, transmitir el conocimiento de las obras de misericordia, siete espirituales y siete corporales que recoge el catecismo, amén de aquellas que se van incorporando día a día a las necesidades de un mundo que sufre”. Finalizó ampliando el encargo de hacer los deberes a todo el auditorio y les confió el trabajo de portadores de la Nueva Evangelización y la Primera Evangelización cada vez más necesarias.

 

Me he vuelto a plantear: ¿porqué a mí? La respuesta es la misma. Porque sí. ¿Y tú?, esos quince mil malagueños que hemos recibido el mensaje del Cursillo de Cristiandad en estos cincuenta años largos nos comprometimos en su día a dar una respuesta.

 

 

de colores

BUENA LECHE

3 f, 15

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    LA  BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

 

                                                             Málaga 4 de mayo de 2015

BUENA LECHE

 

Soy un ferviente devoto de la Virgen de la Buena Leche; imagen que es el santo y seña del Biberódromo, ONG a la que dedico gran parte de mi vida. El haberla elegido como patrona se debe a la representación de la maternidad mejor aprovechada en la historia de la humanidad. Des ese pecho tan solo pudo salir buena leche y nosotros deberíamos mamar espiritualmente del mismo, en lugar de hocicar en los pozos de maldad que se nos ofrecen a diario.

En los programas de televisión sucede algo digno de observar. Frente a la sarta de asesinatos, violaciones, robos, peleas y otras lindezas con que nos “deleitan” a diario, hay veces en las que se nos presenta la otra cara de la moneda, lo que nos hace reconciliarnos con el mundo. El pasado miércoles tuve ocasión de comprobarlo en dos intervenciones muy distintas, pero que revelan la persona buena y cercana que hay detrás de personajes hoscos o aparentemente frívolos y como también podemos encontrar “buenas noticias” en la caja tonta.

La primera de ellas se produjo en el programa “Pesadilla en la cocina” que presenta y dirige el chef Alberto Chicote. En dicho programa se plantean las dificultades por las que pasan diversos restaurantes como consecuencia de su pésima gestión. En este caso se trataba de un restaurante del casco viejo de Barcelona cuyo cocinero “Martínez” era una especie de ogro que tenía atemorizado al resto de los trabajadores, al dueño e incluso a los clientes. Por primera vez vi. a Chicote “achicado” y a punto de tirar la toalla. De improviso alguien le habló de la soledad del tal “Martínez”, Chicote se abajó al nivel de la soledad de Martínez e hizo aflorar lo mejor de este hombre solitario y agresivo que no recibía un abrazo desde hace años.

El segundo programa de la noche del miércoles tenía un desarrollo totalmente distinto. Me demostró que detrás de un aspecto superficial y muy pendiente de la belleza, fruto de su participación y victoria en diversos concursos de mises, hay una sensibilidad y un corazón extraordinario que, por otra parte, había tenido ocasión de comprobar en mi trato personal con ella. Se trata de Eva Ruiz, co presentadora del programa La tarde aquí y ahora de Juan y Medio. Con motivo del día de la madre le gastaron una broma en el espacio de Canal Sur “El Gran Queo”. La metieron en medio de un entierro, totalmente kafkiano, con visita del feretro al plató, rociadura de pictolines y traca final por verdiales. Aguantó con estoicismo el tirón y se le vio como afloraba su gran humanidad para entender aquel aquelarre.

Enhorabuena a ambos. Han demostrado como se puede ser amable, educativo y cercano en televisión. Solo hace falta que los divos se conviertan en “pescaitos fritos”. Gente corriente. Como tú y como yo.

 

virgen-leche