ABIERTO VEINTICUATRO HORAS

20 f, 15

El segmento de plata

por Manuel Montes Cleries m.montescleries@telefonica.net

Málaga 21 de mayo de 2015

ABIERTO VEINTICUATRO HORAS

 

Este comentario no tiene nada que ver con la serie que se presentó en el año 2001 en Antena 3 televisión. Una disparatada sitcom con ese título y un desarrollo bastante simple y algo chabacano. Permaneció en pantalla solo durante dos temporadas.

 

En este caso se trata de algo más trascendente. En Madrid podemos encontrarnos con un templo que se encuentra abierto permanentemente. ¡24 horas de cada día! Cualquiera que circule por el centro de la capital de España, en la calle Hortaleza 63, se encontrará con la Iglesia de San Antón; un templo auspiciado por los Mensajeros de la Paz con el Padre Ángel a la cabeza.

 

Las características principales que les diferencian de los demás se pueden resumir en los carteles que se exhiben: “entren a cualquier hora del día o de la noche”, “se admiten mascotas”, “siempre habrá un cura por aquí que les podrá servir de forma sacramental o coloquial”, “eche lo que quiera en el cepillo o coja lo que necesite”, “hay siempre café caliente y galletas para todos”, “utilice nuestros servicios (duchas incluidas)”. “Un oasis de silencio y de oración”.

 

      En palabras de sus fundadores La iglesia no va a ser solo para venir a rezar, el centro es Cristo, pero lo fundamental es acoger”; “en la calle hay personas de toda índole que necesitan sentirse acogidos“. “Esta iglesia es una ilusión de muchos; un foco de cultura, y también un lugar de encuentro, de ayuda y de acogida”. “Vamos a poner mucho esfuerzo y mucho trabajo para que sea algo muy vivo y beneficioso para toda la sociedad y todas las personas que lo necesiten”. Toda una declaración de principios.

 

Un excelente ejemplo a seguir. En la actualidad nuestros templos están cerrados muchas horas del día por motivos de seguridad. Pero si los feligreses montáramos un pequeño turno de recepción y acompañamiento, podrían seguir prestando su acogimiento durante más espacio temporal. No es lógico que veamos un perro en una iglesia, pero un transeúnte, que lo único que posee es un perro y un macuto, no puede abandonar la mitad de sus pertenencias en la calle. Habrá que inventarse algo para ellos. Sí; ya sé que tenemos la “puerta única”; pero este es otro concepto.

 

Hace años estuve meditando con un grupo, allá en el centro de Francia, en Taizé, sobre el hogar de Jesús en Nazaret. Llegamos a la conclusión de que era algo parecido a este templo de San Antón en Madrid. Estas son ideas utópicas. Pero realizables. Como el Evangelio de Jesús.

 

                             

Foto. Periodistadigital.comsan anton padre angel

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: