Experiencia

9 f, 15

El segmento de plata

por Manuel Montes Cleries m.montescleries@telefonica.net

Málaga 9 de julio de 2015

¿EXPERIENCIA?

Dicen que la experiencia se adquiere con los años. El diccionario de la RAE en su tercera acepción la considera como Conocimiento de la vida adquirido por las circunstancias o situaciones vividas”. Parece que la humanidad sigue sin enterarse. No solo el burro es el animal capaz de tropezar dos veces en la misma piedra. También el hombre, una vez tras otra, sigue cayendo en los mismos errores y la humanidad se empeña en buscar situaciones difíciles apenas se ha rehecho de la anterior. El dramaturgo Jardiel Poncela, con su sorna habitual, decía “Se llama experiencia a una cadena de errores.” 

 

En esas estamos. Un día tras otro observamos desde nuestra corta “experiencia”, fundamentada en la cantidad de años vividos, como los seres humanos nos empeñamos en dividirnos hasta el punto de atomizarnos, en lugar de entender que unidos somos más fuertes, más listos y, sobre todo más eficaces.

 

Todo el proceso actual se basa en ser más que el otro, bajo la apariencia de ser “distinto” que el otro. El siglo XX consiguió enfrentar a los europeos en primer lugar, y a todo el mundo después, en una guerra innecesaria con todas las secuelas en forma de conflictos locales  que sigue dejando. Pero no escarmentamos. En la vieja Europa estamos a punto de convertir una guerra ideológica, económica y cultural en algo más peligroso y lesivo, especialmente para los países y personas menos afortunados, como en todas las ocasiones.

 

En estas situaciones difíciles, siempre surgen los salvadores de la patria que se convierten de liberadores en dictadores y que terminan salvando solo a los “suyos”. Ejemplos tenemos a montones en todo el mundo. Los “ricos” de Europa, parece que han olvidado cuando tuvimos que auparlos entre todos a la situación de privilegio en que se encuentran ahora. Los helenos, siguen sin darse cuenta que la democracia es algo más que reunirse y debatir en la plaza Sintagma. También deben trabajar, pagar impuestos y no esperar que se les perdonen deudas por la cara, con la amenaza que “si no me das la pelota, no juego”.

 

Los del “segmento de plata” tenemos cierta experiencia. Nacimos en la posguerra. Escuchamos a nuestros padres comentar las vivencias de una guerra incivil, a cuya posible reedición tenían pánico, pasamos penurias por la falta de alimentos, cultura y democracia. Nos manejaron primero para un lado y después justamente para el contrario. Estamos como en una final de Copa Davis sin saber a que lado dirigirnos. Al final que nos queda. Nuestra familia, nuestros amigos y, sobre todo, Dios, que aparece en todas partes a nuestro alrededor. Mi experiencia con Él me demuestra que nunca te falla.

 

 

 experiencia

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: