La plaka

12 f, 15

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    LA  BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

 

                                                             Málaga 13 de julio de 2015

LA PLAKA

Hoy me siento contento porque parece ser que el problema de Grecia se va solucionando. A lo largo de los últimos años, especialmente en el transcurso del 2015, la situación del pueblo heleno se ha ido deteriorando hasta el punto de peligrar su permanencia en la Europa del euro.

Soy un admirador de ese pueblo mediterráneo, abierto, tranquilo, acogedor y un poco pasota. Tuve la suerte de visitarlo detenidamente hace años. Antes del 2000 y de las últimas vicisitudes políticas. Tan solo me alarmó la presencia de un carro de combate en la salida del Aeropuerto de Atenas. Después… tranquilidad, taxis compartidos, autobuses en los que no paga nadie (a la italiana), mucha historia, pese a la rapiña británica y de cuantos han pasado por allí y una población parecida a la andaluza… pero hablando raro. (Ojo, pero casi todo el mundo habla “inglés de los montes”).

Sus islas, sus playas, sus fiestas, sus tertulias llenas de botellas de cerveza de medio litro que trasiegan a pelo, sin una tapa que llevarse a los labios; sus noches de sirtaki para turistas, (una especie de sardana a la griega que se puede bailar por cualquiera sin excesiva dificultad), todo ello te hace pasar unas vacaciones inolvidables.

En aquel viaje, de la mano del Petesa, en el que nos acompañaba alguno de los compañeros de columna en el Diario de la Torre, descubrimos que la historia del mundo conocido se puede observar en las diversas capas dejadas por el trascurso de los tiempos. Así lo pudimos ver en Corinto o en la misma Atenas. Observamos desde arriba el Paso de las Termópilas  y subimos con la lengua fuera a la  Acrópolis, las obras del Partenón y el templo de la Diosa Nike. La de las zapatillas americanas.

La buena noticia de hoy me la produce la noticia que el país seguirá abierto a todos sus visitantes, ofreciéndoles noches de whiskys a dólar en las terrazas de los altos de los hoteles y la posibilidad de perderse en los vericuetos de La Plaka, el mercadillo intemporal y siempre cambiante similar a los de Jerusalén o Estambul. Allí te puedes hacer en una hora una camisa típica a medida o unas sandalias de luengas correas al estilo local. Puedes comprar especias o joyas. Recuerdos que van a todo el mundo en forma de muñecos vestidos a la usanza griega o soldaditos de los que custodian el palacio del gobierno.

Creo que el resto de Europa le debe devolver al pueblo heleno la cultura que desparramó durante siglos por el Mediterráneo en forma de visitas, de ayuda, de estimulo y de comprensión. Muchos años de mala gestión se pueden superar. Al menos eso espero. Así sea.   

 

 

partenon

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: