Vestido de princesa

12 f, 15

El segmento de plata

Por Manuel Montes Cleries m.montescleries@telefonica.net

Málaga 12 de noviembre de 2015

VESTIDO DE PRINCESA

Todos queremos lo mejor para nuestros hijos o nietos. Es lógico que nos preocupemos de que no se sientan jamás discriminados ni minusvalorados por los demás. Esta situación es aprovechada por nuestra sociedad de consumo que propicia cuantos actos puedan estimular el deseo de sobresalir o, cuando menos, equipararse con los demás.

Nos gusta disfrutar de los momentos puntuales en que se producen cambios en nosotros mismos o en los nuestros. Desde siempre se han celebrado las bodas, los nacimientos, el paso a la pubertad y, desgraciadamente, el fallecimiento. Se ha procurado subrayar esos momentos con fiestas y atuendos especiales. Así se ha querido resaltar el estado de alegría o tristeza inherentes al hecho o acto que se celebra.

Lo de la primera comunión es otra cosa. Se trata de la incorporación preparada y meditada a la Iglesia Católica en la que se entra en común-unión. Para llegar a este encuentro entre el neo comulgante y la comunidad, el aspirante ha pasado por un proceso de preparación (catequesis) que se ha desarrollado durante varios años.

El pasado sábado tuve la suerte de asistir a la Eucaristía de los niños en la Parroquia de Santa Inés de Málaga. Una auténtica fiesta. Un templo atiborrado de padres, hijos, abuelos y hermanos. Una celebración familiar del día del Señor. Nada que ver con trajes de princesa o de marinero, ni petición de prestamos para celebrar la comunión con banquetes, ordenadores y viajes a Disneylandia. Eso es otra cosa.

El problema, para nosotros los cristianos, consiste en la perseverancia. En la creación de espacios familiares donde se pueda seguir celebrando el día del Señor una vez pasada la fecha señalada de la primera comunión. Un ambiente agradable para aquellos que quieran seguir viviendo el cristianismo a diario.

Lo del “vestido de princesa” y “la comunión civil” del Rincón de la Victoria, no se mantiene en el ámbito de lo consecuente. He podido leer un artículo bastante atinado publicado en la Opinión de Málaga el 11-11-15 de Gaby Beneroso. Les recomiendo su lectura. No se como piensan justificarla ni que tipo de formación realizaran para la misma. ¿Con qué o con quién deberán estar en comunión? ¿Con las ideas del partido en el gobierno? No sé. No sé.

La cosa va a más. Hace unos días alguien me comparó un desfile de unos cuantos disfrazados de Star-Trek con una procesión civil. Todo se andará. Me sigo quedando con los que se preocuparon de acompañarme desde la Iglesia en mis años adolescentes. Nunca se lo agradeceré suficientemente.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: