Excusa

22 f, 15

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    LA  BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

                                                                     Málaga 23 de noviembre de 2015

EXCUSA

Nuestra sociedad está constantemente poniendo excusas para todo cuanto hace, piensa y dice. Proclama a voz en grito una serie de justificaciones que lo único que significan es lo que representan: balones fuera.

Desde el principio de los tiempos se han basado la creencia en Dios, o la ausencia de la misma, para someter, abusar, invadir, matar y sojuzgar a cuantos les han parecido oportunos. Excusas.

Y seguimos con la misma. A escala mundial, a escala nacional, a escala regional y a escala local. Ponemos a Dios o a su ausencia como motivación para justificar nuestras actuaciones. Otra excusa.

No reconocemos que es el dinero o el poder lo que activa las guerras y el terrorismo. E invocamos a Dios para justificar nuestros deseos de ser más que los demás o poder más que los demás. Excusas.

Algunos, mientras proclaman su increencia, organizan festejos de todo tipo en primavera o en invierno disfrazados de fiestas navideñas (creadas para conmemorar el nacimiento de Jesús) o de desfiles procesionales (que nacieron para recoger una catequesis sobre su pasión y muerte). Excusas.

Organizamos romerías en honor de la Virgen María que algunos aprovechan para otras actividades. Bodas y primeras comuniones se convierten, con la excusa del Sacramento en fiestas con celebraciones excesivas.

Concretando: en una sociedad cada vez más laica y de espaldas a Dios, se sigue utilizando su nombre y su mensaje como motivo para invadir, agredir, matar o eliminar personas o pueblos enteros en función de los caprichos de quienes manejan el cotarro; los adoradores del dios dinero. Y por eso se siguen celebrando las navidades y todo lo celebrable. Porque dejan dinero. Por eso siguen habiendo guerras. Porque dejan dinero.

La buena noticia de hoy me la indica el calendario. Comienza el Adviento. El tiempo de preparación de los hombres de buena voluntad para recibir la paz que emana del mensaje de aquel sencillo hijo de carpintero que nació en Belén hace más de dos mil años. Un mensaje que tiene poco que ver con los regalos, las luces y las bombas. Él sigue llenando de esperanza a un mundo que va por mal camino, pero que entre todos tenemos que mejorar. Sin excusas. Dejemos de utilizar el nombre de Dios en vano.

Adviento3

 

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: