Actitud, aptitud y corazón

26 f, 15

El segmento de plata

Por Manuel Montes Cleries m.montescleries@telefonica.net

Málaga 26 de noviembre de 2015

ACTITUD, APTITUD Y CORAZÓN

Han caído en mis manos un par de folios manuscritos redactados por el hoy Papa Francisco que entonces aún era el Cardenal Bergoglio. No tienen desperdicio. En ellos revela su actitud, su aptitud y su corazón.

 

Como tantas otras veces me he ido al diccionario a fin de corroborar mi idea de lo que significan estos conceptos. Su definición es la siguiente:

Actitud.-Capacidad de una persona o una cosa para realizar adecuadamente cierta actividad, función o servicio.

Aptitud.- Manera de estar alguien dispuesto a comportarse u obrar.

Corazón.- Animo o valor. Sentimientos.

 

Ciertamente el Papa Francisco esta viviendo su papado con una excelente actitud basada en su formación intelectual y su vida en la cercanía de los alejados… de las “periferias”. En una aptitud rayana, a veces, con el sufrimiento, aguantando el tirón ante el inmovilismo o el desconocimiento de muchos de la verdadera misión de la Iglesia. Finalmente… corazón. Lo pone en cada una de sus homilías, documentos, intervenciones en los medios y viajes.

 

Hoy mismo me ha puesto los vellos de punta con su aplomo ante lo que está cayendo. Le preguntan en el vuelo hacía diversos países africanos -considerado por todos como de “altísimo riesgo”- que si tiene miedo a algo de este viaje. Contesta con su cachaza argentina: “a que me piquen los mosquitos”.

 

El Espíritu ha estado grande con nosotros enviándonos ese ejemplo vivo de actitud, aptitud y corazón. Nosotros, los mayores, los pertenecientes al “segmento de plata”, presumimos de aptitud porque nos consideramos formados, de actitud porque vivimos en “la verdad” y de corazón porque decimos que queremos a todos. Mentira. Aprendamos de Francisco, seamos abiertos, receptores de ideas; transmisores de Evangelio y de buenas noticias, no de enfermedades y esquelas. Sin miedo. Con un corazón cansado pero abierto a los demás. Abiertos a nuestro metro cuadrado y a los de la periferia que nadie escucha. Nos sobra tiempo. Tan solo tenemos que salir de nuestras seguridades.

 

viaje del papa a africa

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: