Entre columnas

29 f, 15

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    LA  BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

                                                                     Málaga 30 de noviembre de 2015

ENTRE COLUMNAS

El pasado jueves pude volver atrás un montón de años la vista y los recuerdos. Más de sesenta otoños. Volví a recordar mis tiempos escolares en el Colegio de San Agustín. Allí se publicaba una revista de la que conservo aun varios ejemplares. Se llamaba  “Entre columnas”, haciendo un guiño a aquél patio donde nos poníamos en cola para cualquier cosa y en el que cada domingo recibíamos el boletín de notas después de la misa.

Nos reunimos para comer -muy cerca de nuestro antiguo colegio- treinta y ocho chavales -más de tres mil años en total- que somos antiguos colegiales de aquél bello caserón de calle San Agustín. Allí rememoramos aquella foto de las clases -que alguien aportó- de la tercera, de segundo o de sexto, en los escalones en los que posábamos todos los cursos durante un montón de años y nos buscamos con ilusión entre aquellos niños repeinados de chaqueta y corbata. Recordamos a compañeros y profesores. Los que se han marchado y los que quedamos. Afortunadamente la historia se repite. Curiosamente este año ha coincidido con el 25 aniversario de la salida hacia la universidad de la promoción de mi hijo mayor del Colegio de los Olivos.

En ese almuerzo hemos vuelto a aquellos años escolares. Aquellos niños de mi clase, hoy cargados de años, de canas y de vivencias que hemos sido protagonistas de la historia de Málaga de la segunda parte del pasado siglo y los primeros años del presente. Una generación que goza de una merecida jubilación pero que hemos dejado un mundo un poco mejor que el que nos encontramos. Una generación de empresarios, profesionales de todo tipo y funcionarios. Curiosamente no nos acompañaba ningún político. Y seguro que los hubo. Yo recuerdo alguno que también ha aportado lo que ha podido.

Tiramos de recuerdos y de pasado. Hablamos de suspensos y de deporte. De las primeras novias y de la mili; unos voluntarios para escaquearse y otros en aquel Montejaque de las Milicias Universitarias. Una generación de la posguerra que ha vivido una etapa muy interesante de Málaga, de España y del mundo.

La conclusión. Una foto de treinta y tantos puretas. Un deseo de vernos el año que viene y una petición: que nos conserven nuestro viejo Colegio de San Agustín. Que como les dejemos… acabarán por cargárselo. A ver que podemos hacer.

 

 

 

columnas de san agustin

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: