Por la teta le va

17 f, 16

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    LA  BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

                                                                     Málaga 18 de enero de 2016

POR LA TETA LE VA

Será porque pertenezco a una generación que se crió a base de teta (dado que aun no se había inventado el Pelargón ni similares) de la que, según mi madre, estuve agarrado hasta casi los tres años, soy un acérrimo partidario de la alimentación natural sustentada en los efluvios de las glándulas mamarias maternales.

Por eso me ha enternecido la imagen de la madre alimentando a su niño en pleno hemiciclo. Todo se aprende. Hace varios meses escribí un artículo sobre una diputada del parlamento europeo que efectuaba la misma operación con el beneplácito de público y crítica. Por eso he obviado el compartir la foto trucada del Sr. Tejero tomando el Congreso con pistola en mano y niño en brazos. Me imagino que nuestra diputada no quiere dejar a su niño en la guardería del Congreso que, posiblemente, no tendrá las cámaras que utilizan los padres modernos para observar el comportamiento de sus niños desde la casa o el trabajo. Yo que se. Ni me importa.

     La buena noticia de hoy la saco del Diario Sur de Málaga: Una agente de policía colombiana fue avisada de que en un bosque de Cacúa había aparecido un recién nacido abandonado. La agente no dudo en remediar su situación de hipotermia e inanición mediante un método muy eficaz. Amamantarlo personalmente dado que ella tenía esa posibilidad como consecuencia de su reciente maternidad. La agente Luisa Urrea, tras consultar a los médicos, decidió darle el pecho al pequeño. “Soy madre desde hace poco y tengo leche y reconocí las necesidades que esa pobre criatura tenía”.

Hasta ahí la noticia sintetizada. Definitivamente se trata de transmitir la “buena leche”. Esa policía antepuso su papel de mujer y de madre a cualquier otro. De la forma más natural. ¡Qué hermosa noticia! Espero que el “niño del Congreso” español, amén de ser una preciosidad, tenga la suerte de recibir lo mejor de los sentimientos que podamos transmitirle el pueblo español representado por sus parlamentarios. Y en el parlamento se segregue buena leche. Si lo que hacen es otra cosa la historia se lo demandará. La buena o la mala leche por la teta nos va.

policia pecho

  • Foto diario Sur
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: