Aberasturi

6 f, 17

El segmento de plata

Por Manuel Montes Cleries         

        m.montescleries@telefonica.net

                                                                   Málaga 6 de julio de 2017

ABERASTURI

        Soy seguidor desde hace años de este extraordinario periodista todoterreno. Ha tocado todos los palos de la información, pero en el que más ha destacado, según mi opinión,  ha sido en la radio.

 

        En ella, su extraordinaria voz, su excelente dicción y, sobre todo, la poesía que llevan implícitos todos sus comentarios, han permitido que participara y dirigiera con éxito diversos programas. Ha pasado por todas las grandes emisoras de radio, distintas cadenas de televisión y varias redacciones de diarios de tirada nacional. Pero yo me sigo quedando con sus intervenciones a modo de contrapunto que ha realizado, y sigue realizando como segundo de a bordo de distintos espacios radiofónicos. En la actualidad ejerce su oficio en Radio Nacional en los programas de fin de semana emitidos bajo el título de “no es un día cualquiera” con Pepa Fernández.

 

      Desde siempre se han traslucido en sus intervenciones un poso de amargura motivado por su situación familiar. Había hablado en ocasiones de ella, pero ha sido mucho más explicito en su intervención en el programa de Risto Mejide: “All you need is love… o no”, comentando su libro: “Como explicarte el mundo”, donde narra el drama de su vida al lado de su hijo nacido con parálisis cerebral.

 

El presentador Mejide trataba de profundizar en el dolor de Aberasturi y, de hecho lo consiguió. En las palabras de Aberasturi se reflejaba la ausencia de justificación del porqué de la enfermedad de su hijo, llegando a manifestar que en diversas ocasiones pensó en que no debería de continuar viviendo. Su búsqueda infructuosa del Dios de la razón no le permite su encuentro con la razón de vivir de ese muchacho que ha estado en muchas ocasiones al borde de la muerte y que se aferra a la vida amparándose en el amor de sus padres o su hermano.

 

Su vida es una constante pregunta que da significado a su situación de tristeza y desesperación. ¿Porqué a mi? Una incógnita que no tiene respuesta desde la ausencia de la fe. Andrés se mueve en el mundo del agnosticismo, pese a su formación familiar y cultural dentro de un mundo cristiano.

 

Si no contamos con la mínima fe en la vida eterna, seguiremos sin entender como podemos vivir en una sociedad llena de hambre, guerras, enfermedades y mala leche. Hace años me decía alguien una frase que quedó grabada en mi mente: “Dios creó el mundo y se lo alquila a los valientes”. Hay que ser muy valiente para afrontar la realidad de cada día. Sobre todo cuanto te toca a ti la de arena.

 

Lo que si me consta, porque lo vivo cada día, es que muchos de esos “renglones torcidos de Dios” son la felicidad, el estímulo y el motivo para vivir de muchas familias que han sabido enfocar con valentía los avatares de una vida que, casi siempre, se desarrolla en un valle de lágrimas.

 

Seguiré escuchando a Aberasturi. Él intuye la luz. A la pregunta, lógica por otra parte, del presentador: “¿qué será de su hijo cuando faltes tú?, contestó con gran lucidez: “¿qué será de mí si faltara él?

 

     El padre Dios no les abandonará a ninguno de los dos. Estoy seguro.  Rezo por Andrés Aberasturi y su hijo.

 

 

(Foto diario el Mundo)

 

             

        

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: