Que llueva… que llueva

4 f, 18

La buena noticia de Manolo Montes

Por Manuel Montes Cleries         

        m.montescleries@telefonica.net

Que llueva, que llueva

                                                      Málaga  5 de marzo de 2018

 

Reconozco que posiblemente no soy nada justo con los ecologistas ni con aquellos que nos presentan un futuro muy incierto y lleno de penalidades por motivo del cambio climático.

 

     Mientras intento plasmar mis ideas negro sobre blanco, observo como llueve mansamente sobre los secos campos malagueños y las cañas se vuelven lanzas en los pronósticos de los agoreros de siempre. En una semana hemos pasado de la declaración de pertinaz sequía (a que me suena esta frase) a problemas producidos por grandes nevadas e inundaciones por desborde de los ríos. Y ya por segunda vez en este invierno.

 

Para colmo he visto en estos una película catastrófica que recoge la invasión de hielo en Europa procedente de Groenlandia, en este caso por un la desaparición de la corriente del golfo. La leche. El  Armagedon llega al Reino Unido y acaban esquiando por el techo del puente de Londres.

 

Estoy harto de que cada verano nos digan que es el más caluroso de los últimos años y que nos vamos a derretir por momentos. Por otra parte cada año, durante el invierno, siento más frío que el anterior y termino por no moverme de la mesa de camilla.

 

La verdad es que todas las estaciones son maravillosas y debemos disfrutar de sus pros y olvidarnos de sus contras. ¡No me digan mis lectores que no es maravilloso comerse un espeto en la playa a las 11 de la noche y zamparse unas migas completas ante una chimenea de cualquier venta de los montes de Málaga!

 

Me niego a seguir dependiendo de las opiniones de los agoreros de turno que no saben poner al mal tiempo buena cara y al bueno… mejor. Entiendo a los campesinos y agricultores que jamás están hartos de agua. Pero disfruto del tiempo cuando llueve y cuando no lo hace y si nevara ya sería demasiado para nuestro cuerpo. Seguimos disfrutando en nuestras mentes de aquel día de los cincuenta en que lo hizo en Málaga y nos conformamos con ir de vez en cuando a las nieves cercanas a “chorrarnos” con un plástico y pescar el resfriado correspondiente.

 

Mi buena noticia de hoy me la transmiten las imágenes de la playa de la Concha totalmente nevada y el pantano del Agujero malagueño aportando empuje a la presa del Limonero y garantizándonos agua para el verano. Aunque “nunca llueve a gusto de todos”, “siempre que ha llovío, ha escampío”.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: