FE DE ERRATAS

25 f, 09

Donde digo curso del 69, quiero decir curso del 63

Anuncios

Vaya internado

25 f, 09

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES Málaga 26 de octubre de 2009 m.montescleries@telefonica.net CURSO DEL 2009 Ha entrado con fuerza en las parrillas de televisión un “reality-show” basado en un programa llamado “That’ll teach them” del canal privado británico Channel 4. En dicho espacio se plantea la “educación” de una serie de jóvenes escogido entre lo más “selecto” de nuestra sociedad. Su nombre; “Curso del 69”. La audiencia lo ha acogido con éxito. Mejor, dicho, el sector de espectadores compuesto por los padres de niños y niñas adolescentes, esos que, según la ministra, tienen derecho a abortar y a exigir buen trato de los progenitores, así como a denunciarlos a las primeras de cambio. También lo han aplaudido los profesores de segunda enseñanza que se encuentran al borde de un ataque de nervios. El resto, lo hemos acogido con curiosidad, aunque los “puretas” no identificamos la enseñanza que recibimos en aquellos tiempos. con la que se manifiesta en el programa, (yo mismo, por ejemplo, tenía 18 años y estaba estudiando). Por cierto, han tenido buen cuidado de no decir nada de política ni de religión. Solo manifiestan unas enormes dosis de moralina y de mala idea para encrespar a los, ya de por sí predispuestos, estudiantes. Desde luego ni nuestro lenguaje era ese ni nuestra cultura era tan pobre. Sabíamos lo que es un batracio y donde se encuentra Extremadura. Hasta los más torpes de la clase. De todas formas, el programa tiene de positivo el planteamiento de la perdida de valores y de cultura general que tiene la generación de los teléfonos móviles y los Ipods. La buena noticia de hoy me la dan unos maestros de Alicante. Los profesores de un Instituto Alicantino han decidido dar ejemplo en la crisis como hay que hacerlo. Con pocas palabras y muchos hechos. Han tirado de cartera y han creado un fondo común para el bocadillo de los alumnos que no pueden tomarlo por falta de medios económicos. Eso es predicar y dar trigo. Hasta pagan la luz de algún alumno cuando detectan una situación límite. Me han hecho recordar aquél día en que un maestro de una escuela pública, D. Francisco Quero, me abrió la primera cartilla de ahorros poniendo una peseta de sus maltrechos bolsillos. Cartilla cuya cuenta sigo conservando desde hace más de 50 años. Ojala el programa sirva para sensibilizar a padres, profesores y alumnos en la idea de que el mundo lo tenemos que mejorar nosotros con nuestro sentido común y esfuerzo, sin esperar las directrices de la Opinión Única que nos señala desde sus alturas lo bueno y lo malo el Yin y el Yan. Estoy hasta las narices de los “nuevos falsos profetas laicos”. La tele una vez más desinforma y envenena. Menos mal que los coloquios posteriores centran el tema. Esos maestros levantinos hacen verdad los preceptos evangélicos. Enseñar al que no sabe y dar de comer al hambriento. Barriga llena a Dios alaba. Estos han planteado otro curso del 2009 mucho más educativo.

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES Málaga 19 de octubre de 2009 m.montescleries@telefonica.net YO TAMBIÉN ME MANIFIESTO Persigo una utopía pero esta se me aleja cada vez que me acerco, entonces ¿para que sirve una utopía? pues para eso, para caminar… Mientras junto estas frases, se está organizando una manifestación en Madrid. Ya hace años que asistí por primera vez como espectador a un acto de ese tipo. Casualmente me encontraba en Lisboa en la primavera de los claveles. Aquel grupo de personas que avanzaban hacia el puerto como una riada amenazante, me causó una gran impresión. Después, tras tantas manifestaciones, justas las unas, e injustas las otras, he llegado a acostumbrarme, pero me siguen produciendo un cosquilleo indescriptible que me pone nervioso. El día de la manifestación contra la guerra de Irak, decidí manifestarme por libre. Desde entonces las manifestaciones las hago yo solo y a través de mis escritos. Hoy me quiero manifestar a favor de la vida. Desde su inicio a la culminación. Desde el Alfa hasta la Omega. Me manifiesto a favor de los pobres, manejados y maltratados por la sociedad. Me manifiesto a favor de los médicos que se preocupan de salvar vidas y no de cortarlas de raíz. Me manifiesto a favor de las pobres mujeres que son engañadas por los que las dejan embarazadas y después las ayudan a abortar. Me manifiesto en contra de los políticos de todo signo que manejan las leyes a su servicio y utilizan las mismas como moneda de cambio. Y se las tragan dobladas. Los que manifiestan una pulcritud en sus manifestaciones que no son respaldados por su vida. Me manifiesto no votando a ningún partido que propicie leyes del aborto en vez de ayudar a las personas que se ven impelidas por el desconocimiento o la necesidad a buscarlo. El camino es ayudarlas antes de –educándolas y dándoles soluciones a sus problemas- y después de –con el amor, la ayuda y la comprensión-. Me manifiesto a favor de las organizaciones que se preocupan de ayudar a los niños y a las familias, a las mujeres con problemas y sin información. Mi buena noticia de hoy, sin que sirva de precedente, la protagoniza mi familia. Hemos luchado por nuestro ocho hijos, les hemos dado estudios y ejemplo y les hemos enseñado a ser solidarios. Años al servicio del Teléfono de la Esperanza, de Caritas, El Biberódromo y de otras muchas instituciones. Familias numerosas y alegres, dentro de lo que cabe, en los tiempos que corremos. Hijos buscados o “encontrados”, pero siempre queridos y acogidos con esperanza. Se ha quedado mucho tiempo, mucho dinero y mucho trabajo en el camino. Pero vale la pena. Y digo esto con pudor, para que no me digan que una cosa es predicar y otra dar trigo. Se puede vivir así. Mi pancarta de hoy la llevamos veintinueve personas entre abuelos, padres, hijos y nietos. Maestros, comerciantes, sanitarios, estudiantes, currantes en general. En el mundo de hoy y sin condenar a nada ni a nadie. Esperando con ilusión lo que nos pueda llegar. Nuestra pancarta es nuestra vida.

Hacen hablar a las piedras

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

Málaga 12 de octubre de 2009

m.montescleries@telefonica.net

 

 

¿HAY, O NO HAY HAMBRE EN MÁLAGA?

 

 

         -‘Y es que en el mundo traidor nada hay verdad ni mentira,
todo es según el color del cristal con que se mira’-… decía D. Ramón de Campoamor.

 

         El debate sobre este tema lo ponen sobre la mesa los miembros de la Diputación Provincial de Málaga. Uno de ellos, diputado de la oposición propone destinar unos fondos que se encuentran en el limbo de los presupuestos (350.000 €) a atenciones sociales. Caritas y distintas ONGs, serían los destinatarios de dichos “durillos”. La respuesta del Sr. Presidente fue tajante –“en Málaga no se pasa hambre”-. El artículo de R. Almoguera  en ABC del día 7 es contestado inmediatamente por Caritas  a través de su Director en Málaga Anselmo Ruiz con los datos y las circunstancias que manejamos cada día. La respuesta se publica al día siguiente en el mismo periódico y por el mismo periodista. 

          La Diputación de Málaga ha salido al paso del artículo desmintiendo dichas declaraciones.  “El presidente se refería a la terrible hambruna que padecen los países subdesarrollados.”. Que tiene que ver el culo con las témporas. Yo no he pasado hambruna. La generación anterior a la mía, si. Pero en el siglo XXI, con los dineros que manejamos los españoles y que administran las instituciones tenemos que erradicar por completo el hambre. Que es muy mala consejera.

         Hasta aquí lo publicado. La cruda realidad de los hechos es la siguiente: los comedores sociales están desbordados, BANCOSOL ha visto multiplicar sus beneficiarios de forma alarmante. A mí personalmente, que trabajo en una Asociación para alimentar a los niños, me llaman continuamente de instituciones, oficiales y privadas, de ayuda a la infancia, para enviarme futuros perceptores de alimentos, niños de 0 a 24 meses.  Los bidones de basura de los supermercados son asaltados cada noche por “buscadores de alimentos”. El puente de Santo Domingo se llena cada noche sin estar en Semana Santa.

 

 

       LA BUENA NOTICIA DE HOY, se basa en que la Y sigue funcionando. Las personas de buena voluntad se preocupan de la hambruna en el mundo Y del hambre en Málaga. Y se siguen repartiendo cientos de cheque-comida, toneladas de alimentos a través de BANCOSOL Y DE CRUZ ROJA, miles de pañales y de biberones a los niños necesitados, ropa y asilo a los que no la tienen Y sobre todo cariño, mucho amor a esos hermanos que no tiene la suerte o la desgracia de poner disponer de los fondos comunes para repartirlos a su criterio. Y mientras seguiremos hablando de Roldán o de Gürtel. Santos o demonios. Depende del cristal. Alguien que no se ha enterado de que en Málaga no hay hambre, me mete subrepticiamente 200 € en el bolsillo. Cuatro niños atendidos durante una semana. Otro “torpe”.

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

Málaga 5 de Octubre de 2009

m.montescleries@telefonica.net

 

JUAN LUÍS GUERRA Y LOS “COLORES DE CALCUTA”

     -Y siempre, siempre, surgen algunas noticias que me permiten respirar hasta el día siguiente con la esperanza puesta en la utopía de un autentico mundo feliz.-

          

            Este extraño título me viene impuesto por la rabiosa actualidad de mis sentimientos. Cada mañana, busco ávidamente a mi alrededor circunstancias o noticias que transmitirles a ustedes a fin de paliar la avalancha de noticias negativas –reales, inventadas, engordadas o pensadas para cabrear al personal- que caen sobre nuestras ya maltrechas entendederas. Y siempre, siempre, surgen algunas noticias que me permiten respirar hasta el día siguiente con la esperanza puesta en la utopía de un autentico mundo feliz.

 

        Hoy les voy a comentar los dos hechos que dan título a esta columna. El primero: Juan Luís Guerra, un cantante dominicano –aquél de “Ojala que llueva café”- muy sensibilizado desde siempre con la pobreza y marginación en Sudamérica. En 1991 erige la fundación que hoy lleva su nombre para ayudar a los niños discapacitados. En varias etapas de su vida desaparece del mundo del espectáculo para encontrarse consigo mismo. En Agosto de 2004, luego de 6 años de no producir un álbum de estudio, sale a la luz el disco Para TI“. Este álbum, dedicado completamente a Dios, es la forma de Juan Luis agradecer todo lo bueno que ha recibido de Él, tras su conversión al evangelio. Este disco cuyas ventas rondan el millón de copias, recibió varios premios Billboard y el Grammy latino en las categorías “Mejor Álbum Cristiano” y “Mejor Canción Tropical” por el éxito “Las avispas”. Muchas de sus canciones son evangelio puro. Alguna, es una sucesión de citas bíblicas perfectamente coordinadas. Hoy ha llegado a mis manos un rap que es una maravilla.

           Mientras tanto, en la India, al otro lado del mundo, un español que no ha necesitado ser “Salvado” por Tele 5, es condecorado con la Cruz de Isabel la Católica. Antonio Mesa, el homenajeado, ha fundado en Calcuta una especie de “Ciudad de la Alegría”. En un artículo de ABC firmado por Antonio Astorga, se recoge la labor de este hombre en favor de los niños. Su trabajo y el nombre “Colores de Calcuta”, me acercan al “Biberódromo”: una institución en la que también se atiende a niños “de colores”. “Frente a la cultura de la muerte de la ley abortista, el de Mesas es ejemplo admirable de la lucha que debe sacar los colores a más de un@…” recoge el ABC en su artículo. Mesas se enfrenta cada día con la vida y con la muerte, con la incultura y la enseñanza, con los radicalismos religiosos y el deseo de servir y de ser útil.

             Juan Luís Guerra y Antonio Mesa son bienaventurados. Dice el Evangelio de San Marcos: En aquel tiempo, dijo Juan a Jesús: – «Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no es de los nuestros.» Jesús respondió: -«No se lo impidáis, porque uno que hace milagros en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro. Y, además, el que os dé a beber un vaso de agua, porque seguís al Mesías, os aseguro que no se quedará sin recompensa.  Amén. Que significa “así es”.