Los Cleries

29 f, 13

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

                                               Málaga 30 de diciembre de 2013

LOS CLERIES

 

Los Cleries forman una saga muy corta y muy localizada en el tiempo y el espacio. Especialmente en la rama andaluza. La familia Cleries se remonta al nacimiento del abuelo común Enrique Cleries Ortega el 15 de Junio de 1875 en Alhaurín de la Torre. Sus padres eran oriundos de Pamplona y Benifayó (Valencia); vinieron a Alhaurín como labradores, a una finca en la zona más próxima a Churrriana. Sigo pensando que los Cleries en general provienen de los comerciantes aragoneses que se movían entre la península Ibérica y el norte de Italia. Esta idea me la ratificó el encuentro en Milán con una calle entera llena de comerciantes que se apellidan Cleries y que se dedican a la fabricación y venta de corbatas. De todas formas el apellido tiene raíces comunes con la palabra “clérigo”. Tengo que seguir investigando.

 

Lo curioso es que la rama malagueña esta formada por nosotros; los descendientes de aquél comerciante en curtidos que tuvo su tienda primero, en calle Ancha del Carmen, y finalmente, en calle Los Mártires, donde estuvo hasta hace pocos años. A los supervivientes actuales, nos une sobremanera el haber vivido juntos, en el mismo domicilio, un par de años en nuestra infancia. Ocupábamos en un piso grandísimo en el Pasillo de Santo Domingo, lleno de balcones y largos pasillos, e íbamos al mismo colegio.

 

   La buena noticia de hoy, nos la proporciona la reunión anual de los Cleries y allegados. Una comida que nos permite recordar las dos Encarnas, la abuela y la tita solterona, que nos sirvieron como nexo de unión durante muchos años. Rememorar las barrabasadas que realizábamos en la mesa de los niños en el comedor (hacíamos lavarse la cara con la sopa a Rafalín, el más chico, entre otras). O aquel día que nos ganamos una paliza colectiva tras arrasar un cerete de higos descubierto en una alacena.

 

Es muy bonito poder compartir el pan y la sal con los tuyos. Sin ningún tipo de problemas. Posiblemente porque jamás hemos heredado nada de nadie, solamente nos unen los recuerdos y el afecto. El recuerdo de los que se fueron y la esperanza en los que llegan. La quinta generación de los Cleries malacitanos ya anda por los quince años.

 

Ustedes perdonen. Hoy, la última columna del año, la he dedicado a mis ancestros. Para los Cleries es una buena noticia.

                                     

                                  FAMILIA GRANDE

Anuncios

“El segmento de plata” por Manuel Montes Cleries

m.montescleries@telefonica.net

Un árbol en el Guadalmedina

                                       Málaga 26 de diciembre de 2013   

 

   Nos ha nacido un niño. También debajo de un puente. Es el Señor,  el Salvador. Feliz Navidad

 

El diario Sur del día 24 recogía en su última página una bella noticia. En medio del cauce del Guadalmedina ha nacido un árbol. Esta circunstancia insólita, viene enriquecida por el amor con que dos personas que viven debajo del puente lo han adoptado y convertido en un árbol de Navidad; con todos sus adornos y su simbolismo.

 

Dicho acontecimiento ha traído a mi memoria la historia del porqué de la costumbre de entronizar un pino en los hogares con motivo de la Navidad. La explicación que he escuchado se non è vera, è ben trovata”. Cuentan que los pueblos nórdicos precristianos acostumbraban a guardar en las casas un árbol de hoja perenne durante el invierno, cuyo verde, les serviría para recordarles que la nueva vida volvería con la primavera. Cuando estos pueblos descubren, con la llegada del Cristianismo, la Vida, no dudan en simbolizar el Nacimiento de Jesús con la esperanza en la nueva Vida en forma de árbol.

 

En el Guadalmedina ha sucedido algo por el estilo. Dos personas pobres, sin más compañía que ellos mismos, con el techo del puente de la Aurora como cielo y el humilde río malagueño como suelo, han convertido la nada en el mejor salón del mundo, con la sola aportación de la buena voluntad. Han llenado de Vida el vacío del abandono y la soledad. Se han hecho fuertes en su pobreza, y el buen pueblo malagueño los ha entendido.

 

Parece ser que van a tener pronto una vivienda. La puerta abierta de Caritas se va a horadar definitivamente para ellos, lo que les va a permitir contar con un techo y un lecho dignos. El cariño que les falta lo tenemos que poner nosotros. Así lo espero.

 

Hoy, el día después de Navidad, me hago y os hago una llamada de atención para que acojamos a esos seres cercanos o lejanos, que quizás tengan un hermoso salón y un precioso nacimiento bajo un frondoso árbol, pero que disfrutan de pocas luces de amor, adornos de escucha activa y espumillón de sonrisas. Esas personas que viven en soledad entre la multitud; llenos de bienes y vacíos de comprensión y cercanía. Seamos el nacimiento vivo que les hace falta. Los pastores que anuncian a Jesús. Pongamos un árbol lleno de solidaridad en la vida del que no lo tenga. Aprovechemos lo hermoso que tenemos en nuestro corazón.

 

 

arbol guadalmedina

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

                                               Málaga 16 de diciembre de 2013

Mucha basura y pocas luces

 

La semana nos ha comenzado con la misma sensación con la que hemos vivido todo el año. Un compendio de mucha basura y pocas luces. La desmesurada subida de las tarifas eléctricas (negadas por el gobierno y, por consiguiente, puestas en vigor a corto plazo), y la huelga de los servicios de recogidas de basuras malagueños (ya patente el viernes, con cerros de desperdicios en la Plaza de Uncibay) nos demuestran la ineficacia de nuestros gobernantes, el desprecio de los sindicalistas por sus propios compañeros y el resto de los mortales, asi como el juego cruel de la sociedad de consumo que nos crea la necesidad de usar la energía eléctrica, nos engaña con el posible abaratamiento de la misma, basándose en la utilización de energías alternativas (que solo propician el enriquecimiento de los propietarios de terrenos y los fabricantes de paneles fotovoltaicos y molinos eólicos que producen electricidad más cara que los modestos pantanos) y al final nos la clavan. Como siempre.

 

La buena noticia de hoy, nos la manifiesta el pueblo sencillo. El españolito de a pie que, en vez de cabrearse y echarse al monte -lo que nos gustaría a más de uno-, se agrupa, aporta lo que puede, y consigue llenar todas las naves de Bancosol (obligándonos a alquilar locales alternativos), de alimentos de primera necesidad, lo que nos van a permitir aliviar las penurias alimenticias de muchos malagueños durante los próximos meses.

 

El futuro es muy oscuro. Sin luz y como el chiste: muy tranquilos, pero de mierda hasta las trancas. Estoy hasta los mismos de tanto cab… escaqueado.

 

Perdón por el desahogo. Felices Pascuas a todos. Hasta a los gobernantes, los sindicatos y las eléctricas. Que por cierto meten como asesores a los ex-presidentes del gobierno. Cosas veredes.

 

 

 

 

basurasubida louz

“El segmento de plata” por Manuel Montes Cleries

m.montescleries@telefonica.net

¿Sufrir la Navidad?

                                       Málaga 19 de diciembre de 2013   

 

    La Navidad es de todos y para todos.

 

Se ha puesto de moda meterse con la Navidad. Viste mucho el publicar nuestro ¿sufrimiento? ante los días que se nos avecinan. Este sentimiento tiene mucho que ver con el ataque feroz que se está realizando contra la familia, basándose en la imitación de las vivencias de los países más ¿avanzados? en todo, la riqueza, la soledad, la depresión y el suicidio incluidos.

 

En algunas ocasiones, he comentado el trabajo que realizamos  hace treinta años un grupo de malagueños sobre la familia española. En dicho estudio recogíamos el paso de la sociedad tradicional a la sociedad nuclear; de la familia patriarcal -con todas sus ramificaciones: abuelos, padres, hijos, sobrinos, cuñados, padrinos, compadres, consuegros, ahijados, etc.-, a la familia nuclear, formada por padres e hijos como mucho. Ya entonces era un paso de gigantes. En la actualidad esta transformación se ha multiplicado.

 

En un trabajo que ha llegado a mis manos, publicado por López Martín De San Pablo, María José y Garcia Pascual–Muerte, María Jesús http://www.slideshare.net/mariajoselm/modelos-actuales-de-familia-y-su-impacto-en-1-7210675 se nos habla de los siguientes tipo de familias observadas en su trabajo como educadoras: familia nuclear o elemental, familia extensa o consanguínea, familia monoparental (uno de los padres y los hijos), familia singularizada (los cónyuges han decidido no tener hijos), familia de madre soltera, familia de padres separados, familia simultanea (ambos cónyuges aportan los hijos de relaciones anteriores), familia compuesta (a los hijos anteriores, la nueva pareja aporta hijos en común), unidades domesticas (grupo de personas sin parentesco que comparten la vivienda común). Yo añadiría las familias consumistas y amantes de los animales. P.e.: una mujer, un chalet y un perro. Un hombre, un niño y una hipoteca; un anciano, una paga y un pariente gorrón. Etc. Etc.

 

Estas situaciones “especiales” se sufren o disfrutan todo el año. Lo que pasa, es que cuando llegan estas fechas, sus “efectos” se multiplican. Aquellos que “sufren” la Navidad,  debían de hacer un esfuerzo para recuperar el sentido del Amor y el acogimiento que nace del Portal de Belén. Y aquellos que tenemos la suerte e poder valorarlo y vivirlo, tendremos que transmitirlo a los demás, así como acoger y comprender a los que no disfrutan de ello porque alguien, quizás nosotros, no los recibimos porque son distintos a los modelos que tenemos establecidos.

 

Por eso, muchos odian a la Navidad. Porque no tienen con quién compartirla o esperan el chorreo de reproches y la bronca familiar aprovechando que todos están juntos. Mi truco, desde hace muchos años, es iniciar la cena pronunciando un discurso programático en el que pido perdón a cuantos me rodean y al mundo en general. Detrás, doy paso a los niños, y… lo demás va sobre ruedas.

 

Yo les deseo a todos, sin excepción, una muy feliz fiesta de la reconciliación y el Amor, alrededor del humilde Portal de Belén, con la familia más sencilla y más importante que nos han dado los tiempos. Que aprendamos de ellos a amar a los demás, que en el fondo no es más que aceptarlos como son, con sus defectos y sus virtudes. El que esto escribe es el primero que tiene mucho que mejorar al respecto. El que esté libre de pecado que tire la primera piedra. Yo, tengo que salir corriendo, porque soy viejo. Disfruten la Navidad.

 

Foto del Belén de mi casa.

 

belen 2011 004

El Cautivo

15 f, 13

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

                                               Málaga 16 de diciembre de 2013

El Cautivo

 

Como comprenderán me refiero al único Cautivo que de verdad interesa a los malagueños. Nada que tenga que ver con los incursos en proceso judiciales ni condenados por los mismos. Ese es un mundo que no entiendo, ni me entretengo en comprender lo ininteligible. Por ejemplo: condenas de cientos de años, que se convierten, inexplicablemente, en cientos de días.

 

A lo que íbamos: esta mañana, como tantas otras, he pasado por calle Trinidad y recibido la llamada imperiosa de acceder a la Iglesia de San Pablo a realizar una Visita y, de camino, saludar a Jesús Cautivo. Como siempre, una docena de hombres y mujeres de diversas edades mantenían arrobados una conversación silenciosa con el Señor de la Trinidad. Cada vez que presencio esta escena, me admiro de la atracción que ejerce el Cautivo ante los malagueños, creyentes en diversos estadios, o no, pero siempre están buscando la complicidad del Jesús de la túnica blanca.

 

El resto de mi paseo matinal y la posterior comida de los viernes con mis amigos de siempre, lo he aprovechado para pensar y comentar el problema que se esta planteando en la sociedad malagueña, con motivo de los horarios procesionales del lunes Santo. A veces, creamos dificultades donde no las hay. A los miles de fieles que siguen al Cautivo, así como a Málaga entera que sale a su paso, le da lo mismo la hora y el recorrido. Van a estar ahí. Esa es mi buena noticia de hoy. Pese a que los humanos nos empeñamos en liar las cosas, el sentido común y, sobre todo, la fuerza de la fe y la razón prevalecen sobre los criterios, a veces caprichosos, de los seres humanos que imponemos los mismos de forma subjetiva.  Pretendemos ser protagonistas de la Semana Santa, sin darnos cuenta que el único protagonismo lo tiene Jesús de Nazaret y María Santísima. 

 

    Pienso que Ellos nos piden que solucionemos los problemas humanos: de la familia, el paro, la enfermedad, la pobreza y la vivienda; dificultades esenciales, que, superadas, nos permitirán abordar lo accesorio. La hora de desfile, o quien lleve el martillo o el bastón, es lo de menos. Lo esencial, es que propiciemos el encuentro de las imágenes con su pueblo, que nos acercaremos al Cautivo con amor y temblor, con agradecimiento y  esperanza.  Tengamos la fiesta en paz.

 

 

cautivo

“El segmento de plata” por Manuel Montes Cleries

m.montescleries@telefonica.net

Candil de puerta ajena

                                       Málaga 12 de diciembre de 2013   

   Cuentan de la Madre Teresa de Calcuta que enviaba a las madres de familia que pretendían ayudarla en su trabajo de vuelta a sus casas. “Arreglad primero a los vuestros y cuando terminéis volvéis aquí”.

 

En enero de 1899 el Papa León XIII escribió una carta al pueblo norteamericano en la que denunciaba la desviación en el cristianismo llamada Herejía de la acción, consistente en un activismo excesivo sin una adecuada formación y, sobre todo, vida de oración. Uno que, en su modestia, ha hablado mucho de esto públicamente, se considera pecador en este sentido, a lo largo de gran parte de su vida. Ítem más. Le añadiría como agravante he sido lo que mi abuela llamaría: candil de puerta ajena.

 

A veces, casi siempre, es mucho más fácil actuar o aconsejar a los ajenos que a los propios. Podemos caer en el error de ser ejemplo positivo en la calle y negativo en casa. Al final se nos ve el plumero. La gente que nos conoce nos dice: “menos golpes de pecho y más comprensión con los demás”. Casi siempre llevan razón. Cuantas veces esgrimimos el “pobre ajeno” para no acompañar “al propio”.

 

Me ha costado decenas de años aceptar esta tendencia en mi vida a “actuar a tontas y a locas”, sin meditar lo que debo a hacer y, a veces, abandonando las obligaciones propias. A la vejez, he “contraído las viruelas”, pero “más vale tarde que nunca” y les ruego acepten “del viejo el consejo”.

No se si me dará tiempo a corregir el error, pero lo voy a intentar. Tengo que seguir la recomendación que tantas veces he hecho a los demás: arréglate tú, arregla tu familia y después vete a arreglar el mundo. O todo a la vez. ¡Yo que sé! El caso es dejar de ser candil de puerta ajena.

 

candil

Luces y sombras

8 f, 13

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

                                               Málaga 9 de diciembre de 2013

Luces y sombras

 

      Sombras.- Si prestáramos atención a lo que dictan los telediarios, lo más seguro es que decidiéramos tirarnos al monte y desconectar de cuanto nos rodea. La noticia de esta semana se basa en que somos los primeros de Europa en algún parámetro. En este caso se trata de ser el país europeo más corrupto. Ole nuestras narices. El jueves se juntaron las condenas del presidente del Sevilla y del ex de la Comunidad Balear con la solicitud de la jueza para que sean imputados los dos últimos presidentes de la Junta de Andalucía. Por otra parte, la alcaldesa de un pueblo nos dice que lo corriente es que haya mangoneo y el cura de Borja que ahora parece que le ha pintado la cara al Señor, etc. Para colmo, la señora Valenciano dice que hay que pasar por la Navidad tapándose la nariz y sufrirla, esgrimiendo el argumento científico de que “somos laicos pero no gilipollas”.

 

    Luces.- Mientras, celebramos el día del Voluntariado; no damos abasto para clasificar los alimentos de la gran recogida de Bancosol; al Biberódromo nos escriben ¡¡desde Las Palmas!! preguntándonos como nos pueden enviar potitos. En El hormiguero de Antena 3, mi admirado Imanol Arias nos transmite su vivencia en la India mientras interpretaba el papel de Vicente Ferrer. Parece ser que la forma de vivir en la tierra de Gandhi, subyuga y enamora a cuantos se acercan a ella. La ciudad de la Alegría de Dominique Lapierre transformó la vida del escritor francés. El paso de Vicente Ferrer, un santo del siglo XX-XXi, por aquel país, también ha dejado un rastro indeleble y un ejemplo a imitar.

Vicente Ferrer y Nelson Mandela, son dos excelentes BUENAS NOTICIAS para el mundo. El líder sudafricano nos ha dejado esta semana, tras una dilatada vida de servicio a los demás y de búsqueda de la suma de voluntades para hacer un mundo mejor. Esta lucha le ha costado vivir veintisiete años recluido en prisión, toda suerte de persecuciones y al final, ha conseguido el respeto y el aprecio de todo el mundo y, lo más importante, la posibilidad de vivir juntos blancos y negros en su país.

 

Espero con ilusión que algún día amanezca con la noticia de que los  políticos, militares, clérigos, periodistas, sindicatos, empresarios, obreros, estudiantes, jóvenes, viejos y militares sin graduación, se preocupen tan solo de trabajar y de vivir de lo que son capaces de aportar, o han aportado, a la sociedad. Vicente Ferrer y Nelson Mandela son el espíritu de la Navidad para mí. Laico o religioso. El Dios amor lo entiende todo el mundo. Hasta aquellos a los que se nos denomina “gilipollas”.

 

 

225px-Nelson_Mandela-2008_(edit)imanolariasvicenteferrerpeq

Dinero

5 f, 13

 

“El segmento de plata” por Manuel Montes Cleries
m.montescleries@telefonica.net
Dinero
Málaga 5 de diciembre de 2013

No estimes el dinero en más ni en menos de lo que vale, porque es un buen siervo y un mal amo. Alejandro Dumas.

Creo que es la palabra que menos me gusta del diccionario. Su sola mención consigue ponerme nervioso y hacerme perder la paz. Sin embargo estimo que es necesario y que hay que convivir con él. Pero esto no quita que sea el peor mal de la humanidad y la causa de casi todos los conflictos que suceden por el mundo. Todas las guerras que hemos sufrido hasta ahora, incluidas la de religión, tienen un motivo final relacionado con el “mardito parné”.

Esta reflexión ha llegado a mi mente observando la prisa con que algún partido político ha denunciado las relaciones Iglesia Católica-Estado, “exaltando la injusticia” que contienen las establecidas actualmente que tienen arruinado al país. Ja, ja. Yo creo que, en parte, nos van a hacer un favor. La Iglesia nunca será libre hasta que no se autofinancie y viva solo de las aportaciones de sus fieles. Conste que esto traería consigo un detrimento de la conservación y mejora del patrimonio eclesial, el cual deberá subrogarse a la “buena voluntad” de los gobernantes de turno. Pero menos había en el portal de Belén.

Los católicos deberemos, en este caso, de aflojar nuestras carteras y ayudar, de verdad, al mantenimiento de nuestra Iglesia. Dejarnos del “eurito” dominical en Misa y darnos cuenta que nuestras comunidades eclesiales dependen de nuestras aportaciones. No pasará nada irreparable. El Papa Francisco nos dice en la Evangelii Gaudium en el punto 87: “Quiero una Iglesia pobre para los pobres. Ellos tienen mucho que enseñarnos”. Jesús quería que la Iglesia fuera pobre; los políticos nos van a ayudar a conseguirlo.

Nos lo han puesto fácil. Al final solo es dinero.

 

iglesia pobre

Barcelona

1 f, 13

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

                                               Málaga 2 de diciembre de 2013

Barcelona

     Me viene de familia. Mi abuelo era comerciante de tejidos; mi padre y mis tíos también. Para ellos, Barcelona era el paraíso donde podían encontrar telas con las que llenar sus estanterías vacías por el paso de la guerra incivil. Para mis mayores, ir a Barcelona, con dineritos en el bolsillo, era la posibilidad de volver con fardos de crudos, popelines, cruzadillos, sargas, sederías y demás productos textiles.

Yo, su “hereu”, también caí rendido por el embrujo catalán. Durante toda mi vida comercial he tratado con empresas de aquellos andurriales y de esta relación, y la de otras empresas levantinas y andaluzas,  hemos comido en mi familia hasta hoy. Pero además, mi asistencia a ferias y convenciones; mis viajes comerciales y de  vacaciones, familiares y profesionales, me han dejado siempre con un excelente sabor de boca y muchas ganas de volver.

El viernes pasado, he vuelto a Barcelona después de varios años de no pisar aquellas tierras. Iba con miedo a encontrarme un país hostil a cuanto no fuera catalán, pero me he encontrado con la sorpresa de que el “seny” sigue funcionando. Me he encontrado con una Barcelona más bella, si cabe, y unas gentes tan amables como siempre, pero que quizás usan más de la lengua catalana que antes en el trato cercano, pero, apenas notan que no eres de allí, te hablan en castellano sin ningún tipo de problemas.

Tuve la suerte de tener un rato para subir a las fuentes de Monjuitc y me encontré con varios institutos de visita con alumnos de 16 años aproximadamente. Les estaba explicando la profesora, en catalán, por supuesto, la simbología de las cuatro columnas que han reconstruido después de ser derruidas por la dictadura de Primo de Rivera en el 1928. Al pegarme a ellos, la maestra se dirigió a mí, y al decirle que me costaba trabajo seguir su exposición, me la tradujo al castellano cuando terminó con los alumnos.

Después estuve en un acto con varios discursos. Tan solo uno de ellos comenzó en catalán con el “bienvenido a todos”, “benvinguts a tothom” y siguió en castellano hasta el final; los demás siguieron hablado español. Una delicia y un detalle por su parte.

La buena noticia de hoy, por lo menos para mí, es que el problema catalán, no es tal problema, que los políticos nos siguen enredando porque no nos saben gobernar. Los andaluces y los catalanes nos llevamos tan bien y nos seguimos necesitando como siempre. Yo, como Martín Lutero King,  he tenido un sueño: que los políticos pasaban de banderías y se preocupaban de buscar lo que nos une y no lo que nos separa. El dirigente catalán que ha apelado al espíritu de Ghandi no se ha enterado de nada. Su revolución iba por otro lado. Por hacernos a todos iguales. No a unos mejores que otros. Adeu, quillos.

 

                          

columnas monjuitc