Luces y sombras

29 f, 12

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

Málaga,  30 de enero de 2012

 

VELAS EN LA PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN

     

    El pasado martes, al atardecer, me encontré muchas velas titilando en la plaza de las “Cuatro Esquinas”. No me extrañó demasiado; ahora hay procesiones casi todos los días y, sobre todo, los fines de semana. El amigo que me acompañaba y yo nos acercamos con curiosidad y nos encontramos con un ciento de personas que levantaban pasquines con la foto de Marta del Castillo junto a unas velas encendidas sobre el pavimento. Alguien de la organización del acto nos informó de que era una concentración que se celebraba en muchas ciudades de España, al mismo tiempo y con el mismo fin: pedir justicia.

 

    Es doloroso que tenga que echarse el pueblo a la calle para pedir que la sociedad cumpla con su obligación de apartar de la misma a las manzanas podridas, con el fin de rehabilitarlas, así como evitar que sigan cometiendo delitos. Por desgracia, el españolito de a pie, que ya llevaba dentro de sí un presidente del gobierno, un seleccionador nacional de fútbol y un teólogo sucesor de Pedro, ahora también tiene que asumir el papel de juez, fiscal y abogado. Como consecuencia, los juicios paralelos están a la orden del día.

 

    Mi buena noticia de hoy me la trasmiten los que apoyan a los padres de Marta del Castillo y de tantos jóvenes inocentes que han caído victimas de una sociedad permisiva y sin valores. Dichos adolescentes son arrastrados por la ola del vivir a tope, incitados por tantos “gurus” mediáticos,  que les llevan a caer en manos de los explotadores de  menores. Ojalá cunda el ejemplo de los familiares de Marta, así como el de todos esas familias “coraje” y voluntarios, que se echan a la calle para pedir que se acabe la locura que estamos viviendo; esas circunstancias que se producen cada fin de semana a la vuelta de esas fiestas de madrugada en las que la locura individual y colectiva prevalece. Todos deseamos que no tengamos que volver a encender velas enla Plaza. Por lo menos, para eso.

Anuncios

Kubala vs. Pepe

22 f, 12

LA BUENA NOTICIA DEMANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

Málaga,  23 de enero de 2012

 

KUBALA, GARAY Y PEPE

     

          Hace muchos, muchos años, el que suscribe estaba pasando un resfriado de médico y cama. La fiebre me hizo rememorar una película que había visto recientemente. Se trataba de “Los ángeles buscan la paz” una película de 1954 que recogía las aventuras de Ladislao Kubala y la odisea que padeció hasta su llegada al Barcelona C.F. En ese momento  “Lazzi” se había convertido en mi ídolo y me había incorporado a la pléyade de “catalinos” andaluces. Después vinieron “Once pares de botas”, “Saeta Rubia” de 1956, con Alfredo Di Stefano,  y otra serie de películas basadas en los grandes futbolistas de la época, pero ya la llama “kubalera” había prendido en mí.

 

       Aquél día del 55, desde mi cama, escribí mi primera carta. Iba dirigida a Kubala pidiéndole una foto y, sorprendentemente, ¡me la envió a vuelta de correo! La he perdido desgraciadamente. Pero, para un niño de 10 años, aquél futbolista rubio, al que apenas había visto jugar en un Nodo, se convirtió en un ejemplo a imitar.

 

      Posteriormente conocí las andanzas por Málaga de otro caballero del fútbol: Jesús Garay, vino a Málaga en el declive se su carrera, pero tuvo una influencia extraordinaria en el vestuario malaguista. Garay daba testimonio de su conversión cristiana tanto en el campo como entre los compañeros. Todavía le recuerdan con añoranza.

 

     Estos días nos hemos encontrado con “Pepe”, un futbolista luso, central al viejo estilo –de patada y tentetieso-, con las características de muchos de los que han cubierto ese puesto a lo largo de los años. Lo que le hace distinto a Pepe, es que está “volao”. Suple su falta de calidad con mala leche y pisotones alevosos y cobardes. Con su actitud ha hecho mucho daño a la afición madridista. Especialmente a los jóvenes. Nada que ver con Kubala o con Garay. Con Zidane o Butragueño. Pocas cartas de niños ilusionados recibirá.

 

      Mi buena noticia me la ha dado esta semana Guardiola. En sus declaraciones del post-partido Madrid-Barcelona, ha hecho gala del seny catalán y de la categoría que da la calidad como deportista y como persona, lo que le han hecho huir de descalificaciones y de insultos, resaltando la calidad del contrario y de la dificultad padecida para vencerle. Me ha recordado a caballeros como Balmanya, Kalmar o el genial Del Bosque. Otro día hablaremos de Mouriño. Ese es otro.

 

     Tenemos que recuperar los deportistas ejemplares; al estilo de Casillas y Pujol. Estos sí que dan ideas positivas. A ver si aprenden otros.

 

 

!Ay del solo!

15 f, 12

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

Málaga,  de enero de 2012

 

LA SOLEDAD DE LOS MAYORES

     

        Los datos que nos suministra el Teléfono de la Esperanza manifiestan, sin dudas de ninguna clase, que el problema psíquico más acusado de la sociedad española es la soledad. Hay diversas categorías de soledad: la que se sufre por falta de compañía y la que  es más grave: la soledad en compañía. Pero de esto hablaremos en otra reflexión. Hoy vamos a comentar la soledad que sufren los mayores.

 

        El estado del bienestar, y cuantos le han precedido, han conseguido satisfacer las necesidades mínimas de vivienda, alimentación y atención sanitaria de los mayores. Es más, incluso las necesidades lúdicas y de convivencia exterior están bastante bien atendidas por los centros y hogares de mayores. Pero -siempre hay un pero-, nos encontramos con las deficiencias existentes en lo referente a la afectividad.

 

     A los mayores les creamos un refugio de oropel en las residencias para mayores; en dichos centros se vive bastante la soledad en compañía. Las familias se “quitan de encima” a los mayores que crean dificultades y molestan, “colocándolos” en los “hoteles de 5 estrellas para mayores” donde tienen de todo… menos cariño familiar.

 

     Esta situación, que recreó con una gran visión de futuro la película americana de Ron Howard: Cocoon (1985), en la que se narran las peripecias de un grupo de mayores recluido en una residencia, se sigue produciendo en nuestra sociedad. El drama de los mayores lo recogía una frase de un gran amigo y preceptor mío. “Los matrimonios han de estar: muchos años juntos y muy pocos separados por la falta de alguno de sus componentes”.

 

    Mi buena noticia de hoy me la produce de nuevo el programa de “Juan y medio”: La tarde aquí y ahora. Los mayores recurren a este espacio para encontrar un motivo para seguir viviendo. Obviando la exposición publica de las miserias pasadas a lo largo de la vida, a los sencillos mayores andaluces, el magacine les suministra un aliento de esperanza al ofrecerles la posibilidad de convertir dos soledades en una compañía. Las ingenuas conversaciones, llenas de requiebros y de opciones de futuro, trascienden, en ocasiones, a la formación de unas parejas nuevas que inician una nueva edad de oro en sus vidas.

 

    Como es natural surgen un montón de detractores que justifican sus críticas al programa con la perdida de intimidad. Pero hay edades en lo que todo da igual. El refranero español da respuesta a todo ello. Y el Evangelio también. ¡Ay del solo!   

 

LA BUENA NOTICIA DEMANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

Málaga, 9 de enero de 2012

 

 

 

      Estoy aburrido de leer y escuchar al montón de “reventaores” que, año tras año, se pasan todo el mes de Diciembre y los principios de Enero abominando de la Navidad.Yano saben a que tópico recurrir. Una vez tras otra aducen que son unas fiestas de mentira o que el espíritu de la Navidades prácticamente un invento del Corte Inglés para incrementar el consumo. Peor para ellos.

 

     Para mí,la Navidad, amén de la rememoración del nacimiento de Jesús, es un tiempo en el que cada uno saca de sí lo mejor que tiene, dejamos aflorar los buenos sentimientos y recordamos que la persona es social por naturaleza y está diseñada para vivir en comunidad familiar y en clan; no para convertirse en un ser individual y egoísta que recurre a otras individualidades para aprovecharse o para servirse de ellas, utilizándolas cuando y como lo estiman oportuno.

 

    Yo soy un disfrutón dela Navidady lo que trae consigo.¿No voy a ser feliz si puedo ver a los políticos cantando juntos en ver de insultarse; colas para comprar pollos y tortillas para los más desfavorecidos; familias enteras paseando por el muelle disfrutando del sol y la compañía; ancianos visitados y agasajados en sus retiros dorados (guarderías para mayores); llamadas telefónicas desde todas partes que no se reciben a lo largo del año; cenas familiares al estilo patriarcal, con cuñados, sobrinos, compadres, vecinos, etc.?

 

     Por eso, mi buena noticia de hoy tiene que basarse en la recreación de lo vivido. Unas Navidades maravillosas. Para colmo, los Reyes se han portado muy bien conmigo. Me han traído un perrillo, que me ha hecho gran ilusión y, lo más importante: he recuperado un buen amigo, del que estaba algo distanciado, gracias a un mensaje telefónico que ha desembocado en un gran abrazo.

 

    Todo eso me lleva a decir ¿Sería malo, quizás, que todo el año fuera Navidad? 

 

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES

m.montescleries@telefonica.net

Málaga, 2 de enero de 2012

 

LOS REYES MAGOS DE ORIENTE Y LOS REYES MAJOS DE OCCIDENTE

 

 

     A lo largo de los últimos tiempos se ha puesto de moda mirar con lupa las vidas y milagros de las monarquías reinantes en la vieja Europa (incluidas las princesas del pueblo). En el fondo, es que somos todos unos envidiosos y a cada quién le gustaría salir en los sellos y en las monedas de un euro, estar de vacaciones para descansar de las vacaciones, comer del presupuesto y representar dignamente a nuestro país en cuantos foros sea necesario y, si es preciso callarle la boca al Chávez americano.

 

   Les echamos en cara los defectos, pero ¿quién no tiene un yerno “distraído”, otro con aficiones raras, un hijo bien dotado de orejas y con gustos dudosos por las damas, príncipes a pelo y a pluma, “MeteMaris” varias, consortes amantes del morapio, etc., etc.? Todo eso lo sufren en silencio los monarcas europeos. Algunos, como nuestro D. Juan Carlos, con el apoyo, –buen detalle por cierto-, del Parlamento (con deshonrosas excepciones), que por una vez se ha portado.

 

          Parece ser que se están reeditando los hechos después de más de dos mil años. Los Reyes Magos de Oriente también tenían lo suyo. Eran buena gente y acudieron con rapidez a la llamada de la Luzy se postraron ante la Verdad.Peroen todas partes cuecen habas. Leyendo la “wikipedius” de la época, hemos descubierto unos papiros que demuestran que los Reyes Magos salieron de Belén por patas -“de camello”- obedeciendo a distintas razones. Melchor, porque recibió un emisario que le indicaba que su hijo mayor y heredero había salido del armario y se había casado por lo “militar” con un nubio con los ojos celestes al que había puesto una mercería; Gaspar, corría como un gamo para llegar a tiempo al entierro del tatarabuelo de cierto dirigente oriental y no había llorado lo suficiente; Baltasar, ¡ay Baltasar!, fue informado de que, en su ausencia, su hijo había comprado tres equipos de baloncesto, una escudería de cuadrigas, un club de fútbol de la rubia Albión y al Club deportivo Malacitanus. Lo había dejado tieso. Menos mal que eran Magos y ficharon a un tanden formado por Berlusconius, Putinium y Zapaterum que los reflotó en un pis-pas.

 

   Mi buena noticia de hoy, es que hemos salido del 2011 y ahora todo es para arriba, (más para abajo era imposible). Los Reyes Magos y los Reyes Majos se van a portar bien con nosotros y nos van a dejar un poco de sensibilidad, respeto y amor por los demás. Y al final, volveremos a descubrir que el mundo es un poco más feliz… cuando lo eres tú. Te deseo lo mejor para el 2012.