LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES
m.montescleries@telefonica.net Málaga, 26 de noviembre de 2012

EL BUEY Y LA MULA
Entre el montón de pensamientos que nos envía a diario la Iglesia Católica por medio del Papa, los obispos, los sacerdotes y cuantos de alguna manera intentamos captar lo que Jesús de Nazaret nos transmite a través de los “signos de los tiempos”, siempre nos quedamos con la anécdota intrascendente y que menos nos hace pensar, olvidando sobre todo, aquello que puede hacernos cambiar nuestros hábitos o comportamientos.

En este caso la “hecatombe total”, el Apocalipsis, el motivo de la atención de todo el mundo, se centra en la lectura parcial del libro del Papa sobre la “Infancia de Jesús”. El libro en cuestión recoge la siguiente frase: En el evangelio no se habla de animales en el lugar donde nació Jesús, pero tratándose de un pesebre, el lugar donde comían los animales, la iconografía cristiana captó muy pronto ese motivo y colmó esa laguna”.

Una opinión más, aunque supongo que bastante meditada por quién tiene la obligación de hacerlo antes de pronunciarse, que refleja una rigurosidad muy a la “alemana”. Dice que “no se habla”, no que no hubiera, aunque se pueda suponer.

Pero con la que está cayendo, creo que nos debemos fijar más en el testamento de Jesús: “amaos los unos a los otros” que en buscarle los tres pies al gato, mientras que en Israel se están matando a bombazos entre la indiferencia casi total. El libro dice cosas mucho más importantes, que tiene mucho más que ver con la fe que intentamos profesar, que un detalle anecdótico que deriva de la tradición.

Mi “buena noticia” de hoy, se basa en que Jesús nació en un humilde pesebre, tan pobre que quizás no tenía animales por falta de medios, que Él permanecerá con nosotros hasta el final de los tiempos, especialmente al lado de los que “no tienen ni donde recostar la cabeza”. Esos miles de desahuciados de sus viviendas por un sistema ladino y embaucador entienden mucho mejor la figura de la Sagrada Familia en busca de un lugar para resguardarse. A estos son a los que tenemos que facilitarles un lugar donde vivir. Aunque sea sin animales.

Mientras tanto, y por si acaso, en mi nacimiento permanecerán el buey (con un solo cuerno) y la mula (a la que le falta una oreja). Siguen siendo tan dignos como siempre.

Anuncios

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES
m.montescleries@telefonica.net Málaga, 19 de noviembre de 2012

VIVIENDAS CON SOCIO
A lo largo de los últimos diez años, los de la burbuja inmobiliaria, aquellos que tuvieron la oportunidad de adquirir una vivienda pensando que era lo mismo que si pagaran un alquiler -pero con derecho a propiedad-, no tuvieron en cuenta que acababan de contraer un “matrimonio” -no deseado- con una entidad bancaria.

Este matrimonio, como todos, tiene muchas más obligaciones que derechos y además, para más INRI, es indisoluble hasta el final de los tiempos (o que te toque la lotería o la primitiva).

La relación se ha torcido. De pronto los ingresos han menguado de forma alarmante y se ha llegado al límite de las fuerzas. El contrayente humano (los bancos lo son menos) ha implorado y explicado su situación. Que espere un poquito… que ya le pagará la cuota y los intereses… que por que se querían tanto al principio y ahora le mandaban los guardias. Un divorcio en marcha por crueldad mental. Pero el juez da siempre la razón al demandante y pone en la calle y en cueros al demandado. Alguno de ellos, ante la situación extrema, llega al suicidio.

Los jerifaltes de todo tipo: militares y civiles, creyentes y no creyentes, con sotana o sin ella, mantienen un silencio expectante, mientras se parten la cara por otro tipo de matrimonios o por un quítate tú para que me ponga yo.

Finalmente, parece que se ha hecho un poco de luz. La Buena Noticia de hoy está en las portadas de los periódicos “moratoria de dos años para los deudores que ganen menos de 19.200 euros anuales”; “el gobierno creará un fondo social de viviendas para realojar a los desahuciados”. Etc. De momento se han parado los desahucios. “Hasta ahora se producían un centenar de desalojos a la semana en Málaga”. (Los entrecomillados corresponden a la portada del diario SUR de Málaga del 16-11-12). El decreto se queda corto y con muchos lapsus. Habrá que seguir apretando.

Tengo una sombra en mi percepción del tema. Ya están saliendo “los hermanos mayores del hijo pródigo”, que dicen que ellos que están pagando religiosamente se sienten discriminados. Supongo que habrá “caras” que se aprovechen de la situación, pero también espero que “quien corresponda” hile fino. No creo que esto sea muy difícil estando los bancos por medio. De todas formas, esta buena noticia es un respiro para muchas familias españolas. El socio mayoritario (los bancos) les ha dado cuartelillo.
P.S. Las aguas del fin de semana han “desahuciado” a 30 familias de los Asperones. Mala noticia. La parroquia de San Fernando les ha abierto sus puertas. Buena noticia.

Un Dios creíble

14 f, 12

“El segmento de plata” por Manuel Montes Cleries
Un Dios creíble
Málaga 13 de Noviembre de 2012
El pasado domingo estaba participando de la Eucaristía cuando escuche una frase que me impacto: “tenemos que presentar un Dios creíble”. Me pareció un propósito acertado para poner en marcha el año de la fe.
¿Cuántas veces hemos escuchado la frase?: “Creo en Dios, pero no creo en vosotros” (la Iglesia y cuantos decimos que la formamos). Estimo que debemos dar más razones convincentes de nuestra fe. Estar en primera fila al lado de aquellos a los que vino a salvar especialmente Jesús de Nazaret.
Los cristianos debemos estar presentes en las situaciones de dificultad, de pobreza y de marginación que se producen a nuestro alrededor. No podemos permanecer ajenos ante situaciones como las que se producen cada día de suicidios por desalojo, de familias sin poder atender las necesidades mínimas y de colas ante las entidades de reparto donde escasean los medios.
No vayan a creerse que estoy haciendo estas reflexiones pensando en los demás. Estoy mirando hacia mí mismo. ¿Estoy en condiciones de transmitir un Dios creíble desde mi status de comodidad y de necesidades cubiertas? Estamos llegando a una situación en la que el acordeón del consumo se ha abierto de forma exagerada y mientras una parte de la sociedad llena los bares, restaurantes, terrazas y lugares de ocio, la otra rebusca en los contenedores y vive en pisos pateras o en “camas calientes”.
Mi conclusión es que tengo que modificar esta actitud o no volver a quejarme de la increencia de los pueblos. Tengo que transmitir un Dios más creíble… o callarme.

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES
m.montescleries@telefonica.net Málaga, 12 de noviembre de 2012

HÉROES; ¿HUMILDES?
Parece un problema de estado la controversia establecida con motivo de la proclamación del “balón de oro” de este año, arteramente alimentada por los medios de propaganda. (De difusión a veces; de comunicación, casi nunca)

Desde el referéndum sobre la entrada en la OTAN, no ha habido una lucha más encarnizada que la establecida entre los partidarios de Messi o de Ronaldo por arrimar el ascua (balón de oro) a su sardina. Se han analizado los antecedentes, presentes y consecuentes de cada uno de los ídolos-héroes-seudodioses del momento.

La guinda la ha puesto uno de ellos, me da lo mismo quién sea, cuando dice que se va a votar a sí mismo, dado que se considera el mejor, el más guapo y el más rico. Dentro de una docena de años hablaremos. Precisamente estos héroes momentáneos no se van a caracterizar por transmitir humildad a sus fervientes seguidores, ni por ser ejemplo para tantos niños que de mayor quieren ser como ellos.

Hace casi 500 años William Shakespeare decía:
“Yo juro que vale más ser de baja condición y codearse alegremente con gentes humildes, que no encontrarse muy encumbrado, con una resplandeciente pesadumbre y llevar una dorada tristeza”.
Entre los modelos de conducta de los programas de televisión, donde nos presentan jóvenes de diversa condición y parecida mala leche, y la actitud de estos “héroes” nos están haciendo un flaco servicio.

La buena noticia de hoy la protagoniza Kokux, un joven de Togo al que estuve entrevistando recientemente. Me hablaba de su lucha en España durante los últimos diez años por conseguir financiación para mejorar las condiciones de vida de su pueblo: un conjunto de chozas de adobe perdidas en medio de un pequeño país diezmado por el colonialismo alemán y francés y las dictaduras con apariencia democrática que esclavizan a ese pequeño país del golfo de Guinea.

Su propósito actual, que conocen las autoridades malagueñas, es conseguir una ambulancia para su pueblo que sustituya al ¡motocarro medicalizado! que hace las veces de UVI móvil. Así recorren los 100 Km. que les separan del hospital las parturientas y los enfermos en general. Con 3.500 € hacen el avío.

Kokux es, para mí, un héroe humilde que me hace sentirme orgulloso de pertenecer a la misma raza humana que él. La de los solidarios. Espero que consiga su ambulancia. Mi apoyo no les va a faltar.

Imagination

4 f, 12

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES
m.montescleries@telefonica.net
Málaga, 5 de noviembre de 2012
Imagination

En el momento en que me dispuse a seleccionar la buena noticia de esta semana, no podía pensar que iba a acabar llorando a moco tendido. Esta circunstancia no es rara en mí. Soy de lágrima fácil. Pero la búsqueda de situaciones objeto de ser reseñadas, me pone ante hechos reales que me llevan a llorar -casi siempre- de felicidad.

Ha aparecido por mi ordenador un correo conteniendo un enlace con YouTube que dura diez minutos. Desde que comienzan a desarrollarse las imágenes, el “tipo duro” que llevo dentro de mí, se ha hecho una paparreta. La historia se desarrolla en uno de esos concursos que proliferan en todas las cadenas de televisión del mundo entero. El candidato a cantante de éxito es un niño de la guerra originario de Irak.

No les adelanto más. Lo dejo en sus manos a ver si reaccionan como yo. El personaje maravilloso, en mi modesta opinión, es la voluntaria australiana que los acoge, circunstancia que a mis ojos, la hace triunfar ante el mundo entero. Quitando las faltas de ortografía del traductor, creo que es uno de los videos más interesantes que he visto en los últimos tiempos.

La “buena noticia” de hoy es la presentación del Imagination de Lennon en Factor X, con un éxito que él chico participante jamás habría soñado. El enlace es:

Disfrútenlo. Transmítanlo. Interiorícenlo. Vívanlo. Es una buena terapia ante tanto disparate y tanta mala leche. Por cierto: el tipo se llama como yo: Emmanuel. Me da vergüenza decirlo, pero traducido significa: Dios con nosotros.

“El segmento de plata” por Manuel Montes Cleries
Ésos que están vestidos con vestiduras blancas
Málaga 1 de Noviembre de 2012
Esta mañana me ha sorprendido el escuchar de una voz femenina la lectura del Apocalipsis. Una especie de lucecita se ha encendido en mi mente. Los cristianos de a pie somos poco propensos a adentrarnos en la lectura e interpretación del último libro del Nuevo Testamento. Creo que es complicado y difícil de entender.
Sin embargo, hoy me ha dado luz. Sobre todo complementándolo con la lectura de la bienaventuranzas. Está claro que los de las vestiduras blancas son aquellos que ya se encuentran incluidos entre la nómina de los bienaventurados. A ese estadio se accede viviendo las obras de misericordia.
Unos, los menos, son bienaventurados en vida; otros, la mayoría, una vez abandonan este mundo nuestro que es, desde el principio de los tiempos, una especie de purgatorio.
Como verán, soy un desastre como exegeta. Tampoco lo pretendo. Pero me agrada transmitir mis sentimientos a fin de estimular el pensamiento de los demás.
Llegado a estas conclusiones, entiendo como en los primeros tiempos del cristianismo los forasteros que llegaban a una comunidad de creyentes, se dirigían a ellos como “santos de…”. También considero que hoy es el día de tantos y tantos seres humanos, con vidas fáciles o difíciles, pero que siempre han intentado seguir el camino del Evangelio; ellos se encuentran hoy entre “esos que están vestidos de vestiduras blancas”.
Ahí caben mis padres, mi maestro D. Francisco Quero, el Padre Paco, el Petesa, Antonio Checa, María Tapia, Rafael Linares, Rafalito Pedrosa, mi republicano suegro Victorino, Elisa Escobar, el Yeto, y tantos y tantos hombres y mujeres de buena voluntad que me han precedido e iluminado en el camino de la fe y la felicidad que discurre por las calles de las obras de misericordia.
A todos ellos y a los que están recogidos en el Santoral, dirijo hoy mi plegaria para que intercedan por este mundo que no es feliz.