LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES
m.montescleries@telefonica.net
Málaga, 1 de abril de 2013
“LUZ DESPUÉS DE LAS SOMBRAS”

La Semana Santa es para mi una semana triste y sin embargo esperanzadora. Al contrario de la mayoría de los malagueños que la celebran en un “tótum revolútum” entre lo sagrado y lo mundano, la oración y la fiesta de primavera, el sacrificio y el consumismo, la música y el silencio, los cubatas y la abstinencia, yo me muevo en la constante lucha entre lo que me pide el cuerpo y lo que me pide el espíritu.

He visto casi todas las procesiones por televisión, he visitado muchos templos por la mañana y, finalmente, he estado toda la tarde del Viernes Santo en la Catedral colaborando en la transmisión de los actos por una emisora. Sigo pensando que el secreto está en la Y. La conjunción que nos permite entender a unos y a otros. El secreto está en mirar hacia atrás y darnos cuenta el montón de años de tradición de filias y fobias, de quemas de imágenes y seguimiento de las mismas por miles de personas. A veces, los mismos. Yo no voy a arreglar esta situación a mi gusto. Dejamos al pueblo soberano actuar, el pueblo es sabio, pero pienso que a este pueblo tenemos que educarlo con el ejemplo por aquellos que, de alguna forma, podemos influir en los demás.

La buena noticia de hoy es que volvemos a recordar y conmemorar que Cristo resucito y hoy, una vez más, resucita en nosotros, especialmente en aquellos más necesitados. Hoy es urgente subir al trono de la comprensión y de la solidaridad activa a ese Cristo vivo al que el mundo somete a la injusticia, la violencia, la soledad y la pobreza. En esta procesión hacia la paz y la felicidad, la imagen del Cristo vivo la debemos llevar a pulso; a veces, a la carrerilla; otras, con gran dificultad porque los del varal se “tangan”; en medio del sol de la comprensión o la lluvia de “razones” de los que deberían ayudarte y se escudan en que esto “siempre ha sido así”.

San Pablo decía: “si Cristo no resucitó vana es vuestra fe”. Esto es incuestionable, si no hubiera resucitado Jesús habría sido otro héroe asesinado por defender la justicia. Los cristianos seguimos a un Dios de vivos y no a un Señor de muertos. Por eso pienso que la Semana Santa es un espacio destinado a coger fuerza a fin de manifestar a ese Cristo Resucitado el resto del año.

Feliz Pascua de Resurrección. Pascua=paso. Paso de la muerte a la vida.

Anuncios

“El segmento de plata” por Manuel Montes Cleries
m.montescleries@telefonica.net

Los cireneos de Benagalbón.- 28-3-31

Hace años que aspiro a ser “fijo” entre el grupo de “segmenteros de plata” que se reúnen en el centro de mayores de “la torre”. Junto a ellos, he aprendido lecciones magistrales de la universidad de la vida; de la república, la guerra incivil y la posguerra; de las fortunas adquiridas y destruidas con la especulación y la “vida alegre”; de las fobias y filias para varias generaciones y, finalmente, de su capacidad para escuchar y aprender.

Creo que me respetan, hasta el punto, de aguantar mis errores con el dominó, mis intentos de evangelización a mi manera y mis largas horas de conversación. Me preguntan por los niños del “biberódromo” y cada año me suministran leche o pañales para los mismos.

El domingo de Ramos aparecí por allí para dar una vuelta a los amigos. Hablamos de fútbol, de política, de lo divino y lo de humano y, finalmente, me mostraron con orgullo una mesa repleta de alimentos (cuya foto acompaño) que habían recogido para entregar a la Cruz Roja local.

Pienso que es la mejor manera de celebrar el día del Amor Fraterno; “misericordia quiero, no sacrificios”, nos dice la Palabra de Dios. Hoy por hoy, desgraciadamente, se están viviendo vía-crucis vivos entre nuestros hermanos cercanos, hay quien no tiene con que alimentarse, donde reposar su cabeza, un techo donde cobijarse, ni siquiera una sonrisa de complicidad. Los llevamos de Anás a Caifás (Junta de Andalucía- Gobierno central- Ayuntamiento); de Herodes a Pilato (bancos- sindicatos-corruptos) y finalmente nos jugamos sus vestidos en subastas vergonzosas. Yo, a mi nivel, dejo de pasar por delante de mí, los cristos de hoy cargados con la cruz del engaño (obligaciones preferentes, o sea las que prefieren los banqueros para estafar a los incautos), el abandono y la soledad. Vivo la Semana Santa como espectador que se fija en las imágenes encumbradas en maravillosos tronos y evito fijarme en el Jesús vivo vestido de hermano al que puedo, en mi medida servir de Cireneo.

Los “puretas” de Benagalbón estarán sentados con Él en el paraíso. Porque tenía hambre y le dieron de comer.

25-3-13 torre benagalbón

Punset

24 f, 13

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES
m.montescleries@telefonica.net
Málaga, 25 de marzo de 2013
“PUNSET”

Dice el refrán que “más sabe el diablo por viejo, que por diablo”. Este, como el resto de los adagios, resume una verdad incuestionable. Si al mismo tiempo se unen la ciencia, la inteligencia y la madurez mental se consiguen mentes tan claras y fructíferas como la del Sr. Punset.

El pasado miércoles pude presenciar una entrevista que le realizaba Pablo Motos en el hormiguero, un programa de Antena 3 en el que siempre se encuentra algo interesante. En dicha entrevista, el señor Eduard comentó que los científicos norteamericanos habían descubierto que “se alcanza más felicidad buscando la de los demás que intentando alcanzar la propia”. Concretamente Michael Norton, dice “la felicidad es buscar la felicidad de los otros”. A buenas horas… mangas verdes. Esto lo lleva proclamando el Evangelio desde hace más de dos mil años. Y nosotros, dale que dale, procurando establecer como valor el egoísmo y la búsqueda de la satisfacción personal a costa de quién o de lo que sea.

La interesante entrevista la pueden ver en el siguiente enlace:
http://www.antena3.com/programas/elhormiguero/invitados/eduard-punset-hormiguero_2013031400213.html

La buena noticia de hoy estriba en que dentro de una sociedad que confiesa que el 25% de la humanidad está angustiada, el Sr. Punset proclama que la empatía entre los seres humanos está aumentando; que en los tiempos difíciles, -y de eso somos testigos directos-, la solidaridad entre las personas está creciendo; y que, especialmente los “pescaitos fritos”, estamos dando los “diezmos y primicias” sin que el estado o las mandamientos de la Santa Madre Iglesia nos obliguen a ello.

Creo que empezaremos a entender el Evangelio cuando nos movamos en el campo del amor y no sea necesario el temor. El Sr. Punset, sin mencionarlo, creo que así lo ha entendido. La Semana santa, amén de que nos sirva para tomarnos unas vacaciones, ponernos nuestras mejores galas y “puos” de churros y demás bagatelas, nos puede ser útil para pararnos y pensar que esta rememoración es un recordatorio de una forma de ser más humana, con una mayor atención a los demás que desemboque en una resurrección de los valores que todos los humanos llevamos dentro y que no sacamos a flote por temor a no estar “a la altura” de los falsos profetas que todo lo basan en el catastrofismo y en la mala leche.

Padre Francisco

17 f, 13

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES
m.montescleries@telefonica.net
Málaga, 18 de marzo de 2013
“PADRE FRANCISCO”

Desde el pasado miércoles vivo entre el asombro y la esperanza. Estoy asombrado de la repercusión mediática que ha tenido el nombramiento del nuevo Papa Francisco; las televisiones, los periódicos, las radios y las redes sociales han reventado de noticias y de cánticos de alabanza al nuevo pontífice. Otros, por lo menos, le conceden el beneficio de la duda. Muchos desean que el flamante nuevo Papa va a llevar el catolicismo por el camino más políticamente correcto, o por los derroteros que le quieren marcar aquellos que les conviene instaurar un evangelio a su medida. He escuchado decir a un “pope” de los medios que da su opinión desde su perspectiva de “agnóstico no practicante”. Toma del frasco. Todos quieren meter baza. Y están en su derecho. Pronto se desmarcarán de cuanto dice y hace, en cuanto no coincida con los neo-valores de esta sociedad.

Por otra parte, he recibido su nombramiento con esperanza. Estoy esperanzado en que la Iglesia vuelva a sus raíces, lejos del dinero, el poder y el prestigio; cerca de los pobres y los marginados, e intentando que los cristianos estemos al servicio, especialmente, de los alejados, a los que principalmente tenemos que evangelizar, es decir: darles la Buena Noticia desde el ejemplo. He observado con estupor como un político de tertulia, de esos que saben de todo, pontifica diciendo que si se venden todos los oros que posee la Iglesia en las tiendas de “compro oro” (sic), y se reparte su importe, se acabaría la pobreza en el mundo. A ver quien vende los regalos que la gente ha hecho a la Esperanza o al Cautivo y lo reparte entre los pobres. Que le pregunten al Obispo de Las Palmas. Otra cosa es que los cristianos seamos más solidarios. Somos muchos millones y arreglaríamos muchos problemas. Tampoco veo el Vaticano como una gran superficie ni la Catedral como la sede de la Junta de Andalucía.

Bienvenido sea el Padre Francisco I, Papa de la Iglesia de Cristo en el siglo XXI. Su elección es La Buena Noticia de hoy. Tendremos que ayudarle mucho. Su primer discurso fue hermoso y convincente. Pidió nuestra oración y la compartió con nosotros. Habló desde la humildad, con sus zapatos viejos de andarín por el metro y los autobuses. Pagando religiosamente (nunca mejor dicho) su deuda en la residencia que ha utilizado en el último mes. Ya han intentado ensuciar su imagen con una foto trucada con el General Videla. Le caerán otras muchas trastadas. ¡Ay si publicaran las fotos de muchos de nosotros en otras etapas de nuestra vida! A mí me gusta su sencillez, que habla claro y que le gusta el fútbol. Me recuerda a mi buen amigo el Obispo emérito Ramón.

El Papa ha dicho en su primera intervención que tenemos que caminar, educar y confesar. Caminar junto a los pobres, edificar sobre los cimientos de los primeros apóstoles, rompiendo con la pompa, la parafernalia y los gorrillos. Confesar nuestra fe. Sin Dios nada podemos. Tenemos que manifestar esta idea sin ningún miedo. Hablar del Señor desde el Señor y con el Señor. En su aparición ante miles de periodistas en el aula Pablo VI, les ha dicho que habla para todos, creyentes y no creyentes, porque todos somos hijos de Dios. Y ha mandado a esparragar a algún Cardenal americano escaqueado por Roma hasta que pase la tormenta. Me gusta.

Menuda homilía os he largado. Pero esto es lo que pienso yo, desde mi humilde puesto de aspirante a cristiano sin “gorrillo”. Sin cuidarme de la sintaxis ni la ortodoxia periodística. Desde mi alegría ante lo que veo y lo que intuy

Ripalda

13 f, 13

“El segmento de plata” por Manuel Montes Cleries
m.montescleries@telefonica.net

El catecismo Ripalda 14-3-13

Nunca podría suponer que un documento del siglo XVII, que llegó a mis manos, y a mi conocimiento, en el ya –ay- lejana infancia, me podría de ser de tanta utilidad a lo largo de mi vida.

Aquel librito que nos aprendimos de memoria -que todavía puedo repetir de corrido- me ha permitido asumir mis intentos de vivir el cristianismo de una manera positiva, poniendo en práctica sus sabios consejos.

Sin ir más lejos, el pasado fin de semana me reunía con otros aspirantes a fundamentar nuestras vidas en el Evangelio de Jesús y a transmitírselo a los demás. En un momento concreto, apelamos a las obras de misericordia que se desprenden de Mateo 25, 31 y siguientes. Inmediatamente surgieron en mi mente las “siete espirituales y siete corporales”, que aprendí de niño y que son un catalogo a seguir para ser felices y hacer felices a los demás.

Nada que ver con la vergonzosa “procesión” que pusieron en marcha una serie de “damas” que no tenían una cosa mejor que hacer que pasear por calle Larios su “personalidad” amparándose en las que muchos consideramos nuestra Madre para ocultar su incapacidad de convencernos con argumentos. No tengo más remedio que sentir mas pena que rabia. Al final es como el que escupe hacia arriba.

Por otra parte he podido presenciar en ¡Telecinco! un programa extraordinario, lleno de valores y de mensajes positivos. Un canto a la vida y una defensa y puesta en valor de la mujer madre: soltera, casada o medio pensionista. Un canto a las matronas: esas heroínas que ejercen la profesión más hermosa del mundo; ayudar a nacer a nuevas criaturas y acompañar a las mujeres en el embarazo y el parto. Se trata de “Llama a la comadrona”; una serie de la BBC que se emite los domingos a las 16 horas. Se la recomiendo a todo el mundo. Una excelente obra de misericordia. Esta procesión si merece un canto al amor y la entrega de madres y matronas.

Denle una vueltecita al Ripalda. Se lo recomiendo. Lo pueden ver en http://www.vaticanocatolico.com/PDF/Catecismo_PRipalda.pdf. Solo tienen que pinchar en Internet y recordar. Y poner en práctica dentro de lo posible.

Desahucios

10 f, 13

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES
m.montescleries@telefonica.net
Málaga,11 de marzo de 2013

“DESAHUCIOS”

Hay situaciones en las que no profundizamos suficientemente porque no nos han tocado directamente. Me viene ahora a la mente la historia de aquel individuo que pasaba olímpicamente de todos los problemas y situaciones hasta que le tocó a él… y entonces se encontró solo.

El tema de los desahucios es totalmente sangrante. Muchos “pescaitos fritos” se han metido de lleno en la burbuja inmobiliaria, influenciados y asesorados por las entidades bancarias que con la única prerrogativa de una nómina medio decente -los mileuristas servían-, concedían unas hipotecas que inflaban el valor de la vivienda de forma que la cantidad recibida servía para la compra del piso, los muebles y un coche si era necesario.

Al producirse el pinchazo de la burbuja, una ley draconiana comenzó a desahuciar de sus viviendas a aquellos que se han visto imposibilitados de atender los pagos de la cuota. Ítem más: pierden la vivienda, el importe de lo pagado y, encima, se quedan con la deuda.

La buena noticia de hoy me la proporcionan la multitud de asociaciones y grupos que se solidarizan con los afectados, les ayudan, les acompañan y asesoran y sobre todo, mueven las conciencias de los políticos y los banqueros y, además, están obteniendo algunos resultados satisfactorios. Sin ir más lejos desde el Foro de Estudiantes de Derecho han organizado de forma conjunta con la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Málaga (PAH) unas jornadas que van a abordar el problema de los desahucios y el derecho a una vivienda justa.

Según recogemos de “tercera información” estas jornadas tendrán lugar la semana del 4 al 8 de marzo en la Facultad de Derecho y contarán con una exposición de fotografía, vídeo forum, coloquios, taller jurídico y muchas más actividades que pretenden sensibilizar y dar a conocer las propuestas que desde la PAH y otros colectivos se están planteando para combatir esta lacra social.

Creo que es una aportación magnífica de la Universidad de Málaga que ha hecho realidad la frase de Albert Guinon: “El procedimiento más seguro de hacernos más agradable la vida es hacerla agradable a los demás”. Pienso en aquello de “cuando las barbas…”

“El segmento de plata” por Manuel Montes Cleries
m.montescleries@telefonica.net

Educar en valores 7-3-13

Cada vez me siento más convencido de la importancia de educar a través del testimonio y del ejemplo. Uno, que es de lágrima fácil, acaba lagrimeando cuando observa que dicho ejemplo ha cuajado en alguien que ha recibido el mensaje de buen hacer de sus mayores.

El primer caso que les quiero comentar se produjo hace unos días en el funeral de un gran amigo fallecido prematuramente y casi por sorpresa. Ya, a la hora de su entierro, habíamos detectado que, además de nuestra percepción personal -la de aquellos que compartíamos trabajos de evangelización con él- Paco Castro, que de él se trata, había dejado una estela de amor y de hombre de bien. Al terminar el funeral en su parroquia, inopinadamente sube al micrófono una chiquilla de unos quince años que manifiesta, en las palabras más sentidas y bien hilvanadas que he escuchado en los últimos años, el amor y respeto que sentía por su abuelo fallecido. Nada que ver con la imagen que quieren transmitirnos los amantes de la familia moderna en la que los mayores son unos objetos sospechosos que molestan por la casa y a la primera de cambio se “envían” a una “lujosa residencia” y que, si posteriormente hace falta efectivo, se recuperan para volver a disponer de la pensión.

Aquella muchacha hablaba del abuelo que a mí me gustaría ser: cercano, amable, cómplice, cariñoso y, en una palabra, un hijo de Dios, un hermano de Cristo y un templo del Espíritu Santo. Todos cuantos asistimos al emocionante parlamento, descubrimos que había detrás de ella amor de padre, marido, abuelo y persona. Las sonrisas de felicidad y las lágrimas se mezclaban en sus palabras.

En segundo lugar quiero resaltar una noticia fresca –nunca mejor dicho-. Se trata de una noticia de la agencia EFE que reseño:
“También hoy Midió Orada, nipón de 53 años, falleció después de que él y su hija de 9 años, Natsune, quedaran atrapados en su furgoneta por la fuerte nevada en una zona agrícola de la localidad de Yubetsu, al norte de la isla de Hokkaido.
Okada falleció tras ser trasladado a un hospital cercano, mientras que la pequeña no registró ninguna herida de consideración y logró sobrevivir, informó la agencia Kyodo.
Ambos quedaron atrapados por la nieve cuando acudieron ayer sábado a visitar a un amigo y lograron refugiarse en una granja cercana donde hoy les encontró la policía después de ser alertados de su desaparición”.

Por otra parte he podido descubrir que la niña se salvó por que el padre la rodeo con sus brazos lo que le permitió seguir con vida.

Bueno, parece ser que los padres y los abuelos servimos para algo. Mientras, se pide la dimisión de un ministro por decir lo que piensa porque no es “modelnamente correcto”. Por eso yo no soy ministro.

MERCA-YA-DONA

3 f, 13

LA BUENA NOTICIA DE MANUEL MONTES CLERIES
m.montescleries@telefonica.net
Málaga, 4 de marzo de 2013

“MERCA-YA-DONA”

El pasado 5 de Noviembre de 2011 escribía un artículo en el que indicaba que, pese a los denodados esfuerzos de cuantos nos dedicamos a la captación y reparto de excedentes alimentarios, la cadena de supermercados MERCADONA, posiblemente la mayor de España, no repartía dichos sobrantes o productos próximos a su fecha de caducidad; siguiendo un criterio empresarial, los transformaba o destruía directamente.

La buena noticia de hoy, que recibo con satisfacción, es que dicha empresa: MERCADONA, ¡!ya dona!! Con esta decisión sus dirigentes han demostrado la inteligencia que les ha hecho crecer como la espuma y obtener la apreciación de todos los consumidores; han sabido “enmendalla y no mantenella”.

Ojalá todo el mundo –dirigentes políticos incluidos- supiéramos pararnos y pensar si estamos en lo cierto y no en criticar o mantener lo que hemos hecho –sea o no sea eficaz- y despreciar o ignorar lo que hacen los demás por el solo hecho de que no lo hemos puesto en marcha nosotros.

Quiero terminar esta reflexión con un par de citas que –supongo-
habrán iluminado a la gente de MERCADONA:

“Un hombre inteligente es aquél que sabe ser tan inteligente como para contratar gente más inteligente que él” (J.F.K.)
“La inteligencia está más allá que cualquier negación” (Erik Satie, pianista francés de principios del XIX).

Muchas gracias en nombre de cuantos padecen problemas económicos. Merca-sí-dona.